EditorialRN

Importan energia para cubrir la demanda

Importan energía para cubrir la demanda

El Gobierno ordenó compras a Brasil que no estaban previstas a principios de la semana.
Anteayer fue el día más crítico para el sistema eléctrico desde que el presidente Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada. Según los informes oficiales, el país importó unos 395 MW de Brasil para cubrir la demanda doméstica, algo que no había ocurrido, al menos en esa medida, desde que comenzó la ola de calor.
En cambio, se había acudido a las compras de energía a Uruguay, sin costo para la Argentina en esta época del año. Pero la factura eléctrica de Brasil es mucho más cara que la de origen local.
Más allá de lo onerosa, la situación requería una decisión de ese tipo, porque en el momento del cubrimiento del pico de consumo sólo quedaban reservas térmicas, las de más fácil puesta en marcha, por apenas 103 MW, menos de un 1% del total del consumo del país. En otros términos: a las 14.50, la hora más crítica del día, cualquier desperfecto técnico en alguna de las máquinas en marcha habría provocado un blackout, como se denomina mundialmente al apagón.
En parte, eso se debe a que una gran cantidad de usinas no funcionan, por distintos motivos.
Según números de Cammesa, la compañía que administra el mercado eléctrico mayorista, un 30% del parque térmico está en esa situación, que se profundizará esta semana, cuando salga de servicio la central nuclear Embalse, en Córdoba.
El consumo de anteayer excedió incluso las expectativas oficiales, según corroboran documentos públicos. El fin de semana, el organismo encargado del despacho de la electricidad había sostenido: "Se prevé una demanda máxima de pico de aproximadamente 23.500 MW, que se abastecerá con las reservas regulantes y operativas establecidas", por debajo de lo que finalmente ocurrió. Y previó importaciones de Uruguay a costo cero, pero no incluyó la alternativa brasileña.
Cuando declaró la crisis energética, a mediados de mes, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, sostuvo que su mayor preocupación pasaba por las redes de distribución, que en la zona metropolitana incluyen principalmente las prestaciones de Edenor y de Edesur. Sin embargo, el pico de consumo puso en jaque incluso al sector de generación. (La Nación, Buenos Aires)

Última actualización en Miércoles, 30 Diciembre 2015 11:13

Visitas: 247

Puja entre el Gobierno y las petroleras por el precio de la nafta

Puja entre el Gobierno y las petroleras por el precio de la nafta

(Pablo Fernández Blanco) Aranguren busca congelarlo por tres meses; las empresas lo rechazan
El macrismo puso en marcha su primera gran negociación de precios. Pese a su trascendencia, se desarrolla en encuentros herméticos que reúnen a pocos funcionarios y empresarios. De la conclusión que surja entre ellos depende cuánto pagarán los argentinos durante el próximo año por cargar naftas y gasoil, como también el nivel de actividad petrolera que se registrará en la Patagonia y los ingresos tributarios de los distritos hidrocarburíferos del país. Se trata de 10 provincias lideradas por Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Mendoza y Tierra del Fuego. Hasta ahora, no se pusieron de acuerdo.
Anteayer se reunieron funcionarios que responden al ministro de Energía, Juan José Aranguren, con un selecto grupo de empresarios petroleros. Participó de la conversación el secretario de Combustibles, José Luis Sureda, que a principios de este año dejó Pan American Energy (PAE), la compañía en la que son socios la británica BP, la china Cnooc y los hermanos Carlos y Alejandro Bulgheroni.
Carlos, de fuerte injerencia en las decisiones de la compañía y bien conocido en los despachos públicos, fue uno de los invitados al encuentro. La Nación no pudo corroborar su asistencia, si bien fuentes al tanto de las discusiones confirmaron que su empresa está en la mesa de discusión.
Otras dos compañías participaron del encuentro: Axion, compuesta también por los Bulgheroni y la empresa asiática, pero sin la participación de BP, y Shell, la petrolera que condujo el ahora ministro hasta junio de este año. En su representación estuvo Teófilo Lacroze, el nuevo presidente de la empresa en el país, es decir, el sucesor de Aranguren.
Por el lado de YPF participó Carlos Alfonsi, vicepresidente de Downstream de la petrolera estatal y el hombre encargado de negociar temas de precios por la empresa que maneja Miguel Galuccio.
Quedaron fuera de las primeras reuniones otras empresas importantes. Entre ellas, Petrobras y Oil, de Cristóbal López. Cada una suma alrededor de un 6% del mercado de combustibles. Por el lado de las productoras hubo varias ausencias importantes.
La devaluación trastocó la economía del sector. Las refinadoras pagan la materia prima, el petróleo, en pesos, pero con valores atados al tipo de cambio, por lo que ahora necesitan más billetes para hacer frente a la misma cantidad de producto que antes.
El equipo de Energía espera que la cadena del petróleo se reparta los costos de la devaluación en partes iguales, por dos motivos: por un lado, los valores locales del petróleo están muy por encima de las referencias internacionales, y el margen de refinación se encuentra en récords históricos.
Además, el Gobierno quiere que las petroleras no apliquen aumentos en el primer trimestre, según confirmó públicamente Aranguren. Es el primer dato curioso. El ahora ministro sufrió en carne propio el boicot de Néstor Kirchner en 2005 tras un aumento de precios que ordenó Shell. Es cierto también que las formas de Aranguren son distintas: lejos de una imposición, el funcionario reconoció que no puede obligar a las empresas a no aumentar los precios.
Es el primer punto de conflicto: Oil y Shell reclaman una remarcación de pizarras cuanto antes. Lo mismo quiere Alfonsi, aunque el mayor accionista de su compañía es el Estado, por lo que su margen de acción está acotado.
La propuesta oficial contempla llevar el barril denominado Medanito, propio de Neuquén y el que mejor rinde en las refinerías locales, a unos u$s 67,30, es decir, un 12% menos que su precio actual. Algo similar espera para el Escalante, de Chubut, y cuyo principal productor es PAE, para el cual se maneja un precio en torno a los u$s 54,90 por barril.
Todos se volverán a ver las caras en una nueva reunión. (La Nación, Buenos Aires)

Última actualización en Miércoles, 30 Diciembre 2015 11:13

Visitas: 170

Vamos a paralizar la produccion de petroleo y gas

Vamos a paralizar la producción de petróleo y gas


"Vamos a paralizar la producción de petróleo y gas en Chubut. No vamos a permitir que la provincia sea un barrio de Buenos Aires", fue la amenaza de Jorge Ávila, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, tras la masiva marcha que organizó el lunes en Comodoro Rivadavia. "Necesitamos tener garantías para que el 10 de enero los 46 equipos que están parados, vuelvan a la actividad de forma paulatina. Acá está Comodoro Rivadavia en movimiento, porque esos equipos parados significan 3000 trabajadores en un programa de vacaciones y toda la familia está preocupada".
En los gremios del sector se acrecienta la incertidumbre porque todavía el Gobierno de Mauricio Macri no confirmó si prorrogarán los subsidios al barril interno de crudo, que lo ubica en más de un 80% por sobre los precios internacionales de petróleo, que continúa en picada en el mundo. (El Cronista, Buenos Aires)

Última actualización en Miércoles, 30 Diciembre 2015 11:11

Visitas: 127

Aranguren busca contener los aumentos en los combustibles

Aranguren busca contener los aumentos en los combustibles

 

(Por Martín Bidegain) Mañana se vence el particular acuerdo vigente enla industria petrolera local, por el cual los productores vienen cobrando entre u$s 61 y u$s 75 por cada barril de petróleo crudo destinado al mercado interno.
El ministro Aranguren, mantuvo reuniones antes de ayer con las petroleras y está previsto que vuelva a verse tanto hoy como mañana. Todavía no hay acuerdo entre las partes. Pero habrá cambios con respecto a la situación actual.
Aunque coinciden en un precio “diferencial” al internacional para sostener la actividad, en el Poder Ejecutivo nacional creen que u$s 75 por barril de crudo (tipo Medanito, de mayor calidad) es excesivo. En el resto del mundo, el crudo se despacha a u$s 38 por barril, la mitad que en el país,
Las refinadoras (como YPF, Shell, Axion, Refinor, Petrobras, Oil) quieren recomponer los precios de los combustibles porque el petróleo crudo que compran (a productores como YPF) lo pagan en pesos, con la cotización atada al dólar. Tras la salida del cepo, el billete estadounidense saltó de $ 9,70 a $ 13,30. Es decir que sus costos subieron.
Aranguren acepta que las refinadoras suban los precios, pero planea que sea con un techo de 20%, aplicable desde abril de 2016. Y le propone al sector que el acuerdo que tienen se transforme en un convenio escrito, que sea renovado periódicamente.
En el Poder Ejecutivo creen que el precio “sostén” de u$sn75 por cada barril es elevado. Es el doble que el internacional.Enla industria aceptan que el mercado interno podría seguir funcionando con un crudo a u$s 66 o algo menos. “Las provincias cobrarían las mismas regalías en pesos con un barril de crudo a u$s 55 (mayor dinero por la depreciación del peso frente al dólar), los costos laborales están en pesos, lo único dolarizado es ciertos servicios de tercerizadas petroleras", razonan economistas del Gobierno. 2Tendríamos que empezar el año con todo más o menos ordenado sobre precio de crudo y valor de los combustibles”, es lo único que dicen las empresas. (Clarín, Buenos Aires)

Última actualización en Miércoles, 30 Diciembre 2015 11:12

Visitas: 142

Siguen los cortes de energia electrica, tan temidos

Siguen los cortes de energía eléctrica, tan temidos

Más de 200.000 afectados por los cortes de energía
La demanda de energía alcanzó un máximo de 23.727 megavatios a las 14,50 de ayer, sin superar el récord histórico (por lo menos hasta las 22 horas), y aumentaron fuertemente los cortes del servicio en Capital Federal y Gran Buenos Aires, estimándose que ceusuarios-sin-luzrraría el día con más de 200.000 usuarios afectados por minutos o por horas.
El domingo a las 22,33 se llegó a un récord de consumo para ese día de la semana con 21.973 megavatios, y las altas temperaturas en el centro del país, incluyendo Capital Federal y Gran Aires, habían llevado a prever que el consumo superaría ayer 24.600 megavatios durante la jornada, según había anticipado el ministro de Energía, Juan José Aranguren, a la mañana.
El funcionario anticipó temprano "un día complejo" por la ola de calor y previó que alrededor de las 15 habría un pico de 24.600 megavatios, que, según dijo, pondrá al sistema en un nivel muy ajustado en relación a la capacidad de generación. Ese dato para cada día es elaborado por Cammesa, la empresa controlada por el Estado que opera el despacho eléctrico, y permite conocer si la oferta será suficiente ante los requerimientos.
El funcionario afirmó que "el sistema está en este momento en 25 mil megavatios de capacidad, y en enero va a salir de servicio la central Embalse que aporta 700 megavatios". Añadió que "es probable que en estos días requiramos de la ayuda de la importación de países vecinos, por eso es bueno colaborar por parte de la población reduciendo la demanda".
En medio de las complicaciones por el calor, Aranguren oficializó la página del ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad), que permite conocer en cada hora del día, las interrupciones del suministro en Edenor y Edesur. A las 8, Aranguren informó que había 13.000 usuarios sin servicio. la cifra se elevó a 48.000 a las 16, y a 50.400 a las 21. Alrededor de las 15, además, Edesur alcanzó el récord de demanda en su área (3.952 megavatios).
Cuando termina la jornada, cada empresa informa la cantidad total de domicilios afectados, lo que implica una sumatoria de los que se fueron registrando durante las 24 horas. Así, el domingo, con escasa actividad y menor sensación térmica que ayer, el total de afectados en Edenor y Edesur, llegó a 110.219 usuarios, incluyendo residenciales, comercios e industrias, mientras actualmente las dos empresas suman más de 5,2 M e clientes.
Aranguren confirmó que los cortes son por problemas de distribución y que ninguno es programado, ya que este tipo de interrupción se realiza cuando falta generación y esto no está sucediendo. Lo que sí hubo ayer, fueron cortes preventivos practicados por las dos distribuidoras: son los que se ordenan cuando la demanda está por superar la capacidad de una instalación y es sacado de servicio antes de que se produzca la falla para evitar el tiempo y el costo de la reparación. (Ambito Financiero, Buenos Aires)

Por la ola de calor, siguen los cortes de luz en el área metropolitana
Más de 50.000 hogares fueron afectados en un día agobiante, que rozó los 35 grados; Edesur registró un nuevo récord de consumo en la zona.
Bastó que el termómetro marcara más de 33 grados para que, otra vez y como cada verano, miles de vecinos porteños y del conurbano se quedaran sin luz. Antes del mediodía, había poco más de 13.000 usuarios sin energía, pero la ola de calor y el consiguiente consumo récord del servicio, que se produjo a media tarde de ayer, afectaron a más de 50.000 hogares.
En algunos casos, los cortes fueron sorpresivos; en otros, debutó el plan anunciado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y las interrupciones fueron programadas e informadas a través de la página web del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).
A las 13.30, una llamada al teléfono celular sorprendió a María Elena. "Una grabación con voz femenina me informaba que había un corte de energía en mi domicilio. Se disculpaba por las «molestias ocasionadas» y prometía devolver el servicio «lo antes posible»", contó. María Elena era uno de los tantos usuarios de la compañía Edenor que se quedarían sin luz unas cuantas horas. La vecina de Florida, en el municipio de Vicente López, agregó: "No es la primera vez que en mi domicilio se corta la energía durante el verano. Es algo que sucede desde hace tres años y de manera sistemática. Por ejemplo, en 2013 estuve desde la mañana de la Nochebuena durante 48 horas sin servicio. Pero nunca antes me habían llamado de la empresa para avisarme". La comunicación la sorprendió.
Poco después de las 15, Elsa Vázquez se quedó sin luz en su casa de Avellaneda. Nadie le avisó que eso sucedería, pero apenas se enteró de que se trataba de un corte programado, porque un allegado se lo comunicó, opinó: "Ah, está bien. Si es por poco tiempo y eso ayuda?".
El pronóstico del tiempo ya anticipaba una jornada agobiante para ayer, con marcas que superarían los 35 grados de temperatura y una sensación térmica que rondaría los 40 grados. De hecho, el Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta naranja (ver aparte). Con este panorama, Edesur informó a través de un comunicado que se registró un nuevo récord de consumo de energía, con 3952 MW.
"Esperamos un día complejo. Ayer [por anteayer], que era un día no laborable, entre las 20.30 y las 22 tuvimos una demanda pico de potencia de casi 22.000 MW y hoy [por ayer] con el retorno a la actividad laboral esperamos un pico a las tres de la tarde del orden de 24.600 MW, lo cual va a dejar al sistema muy justo en cuanto a la capacidad de generación", señaló Aranguren en declaraciones a Radio Mitre. A las 15, Cammesa, la administradora estatal del mercado eléctrico, informó que se registraba un consumo total de 23.650 MW. Más tarde, a las 18, la demanda bajó a 22.143.
A medida que el termómetro reaccionaba ante el calor que azotaba a la ciudad y sus alrededores, las quejas se hacían sentir a través de las redes sociales. Los reclamos por la falta de energía llegaron desde todos los extremos: de Norte a Sur y de Este a Oeste. Usuarios de Lanús, Temperley, Avellaneda, Vicente López, Tigre, Villa del Parque y Parque Centenario, todos reaccionaron agobiados e indignados.
"¡Hay gente grande en Parque Avellaneda que está sin luz y sin agua!", se quejaban los damnificados. Entre ellos estaba Modesto Farías, un hombre de 75 años que vive en ese barrio porteño. Si bien él tenía energía en su departamento, una fase del edificio se había cortado en la noche de anteayer y, al quedarse sin ascensores, su mujer no podía movilizarse con la silla de ruedas. "¿Qué hago si tengo que salir de emergencia? Estoy preocupado, espero que vuelva pronto", dijo a La Nación. Ya le ocurrió el verano pasado que tuvo que pedir asistencia urgente para auxiliar a su mujer.
En Mataderos, los comerciantes de la avenida Alberdi al 5900 se preparaban para afrontar el corte de luz. Algunos de los locales ya estaban a oscuras y comenzaban a instalar los generadores, que aliviarían un poco, sólo un poco, el malhumor.
Todos los locales ubicados en el lado par de la cuadra de la avenida Córdoba al 6000 quedaron sumidos en la oscuridad desde las 10.30. "No avisaron nada. Se cortó y punto", decía Martín Garillo. El hombre contó, indignado, que la semana pasada le avisaron que le cortarían el servicio "a las 20, después de que todo el día estuve sin energía".
Deisy, una panadera de la misma cuadra, calculaba cuánto tiempo más aguantaría la comida recién hecha sin ser conservada en frío. Los sándwiches de miga y las tortas ya se habían echado a perder.
Guillermo, un empresario del distrito de San Martín, también se quedó sin luz. Un vecino le avisó ayer por la mañana que se incendiaban los cables entre los fusibles y el medidor de su empresa. El resultado: se quedó sin energía en su empresa dedicada a la producción de aderezos. "Es un peligro porque cualquier persona que pasa por la calle puede sufrir un grave accidente", sostuvo el hombre a La Nación.
A las 18, había 23.677 usuarios de Edenor sin luz y 32.561 pertenecientes a la compañía Edesur, según informó el ENRE a través de su página oficial. Desde Edesur indicaron a La Nación que a media tarde del domingo se cayó parte de una red de media tensión, que afectó desde entonces a vecinos de Parque Centenario y de la localidad bonaerense de Gerli. El resto de los cortes se desarrollaba de manera aleatoria. (La Nación, Buenos Aires)

A oscuras
El panorama de cortes en el interior tuvo focos aislados en Tucumán, La Pampa y Santa Fe. En Santa Rosa (capital pampeana), la subestación transformadora oeste salió de servicio y dejó a un sector de la ciudad a oscuras. En Rosario, vecinos de Seguí, San Martín, Ayolas y Ayacucho se quedaron sin luz desde el domingo por la inundación de una estación que otorga el servicio. (Ambito Financiero, Buenos Aires)
La sensación térmica llegó a los 45° en Santa Rosa y hubo ocho horas sin luz
A la agobiante jornada se sumó el corte de energía eléctrica entre las 13 y las 20 en casi toda la ciudad salvo algunos barrios y la zona céntrica.
A las 16 la temperatura en la capital pampeana fue de los 38 grados y la térmica a 45.9, mientras que en General Pico, 135 kilómetros al norte de Santa Rosa se registró una térmica de 46.1 grados tras lo cual hubo lluvia y, en algunos sectores, hasta granizo.
La Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) informó que debido a la salida de servicio de la Subestación Transformadora Oeste, que opera en el predio de la Laguna Don Tomás, una parte de la ciudad de Santa Rosa estuvo sin energía eléctrica.
Esta mañana se debió evacuar el Centro Judicial en Santa Rosa por las elevadas temperaturas y luego de que varias personas se descompensaran, el Superior Tribunal de Justicia decretó asueto desde las 10.
Las zonas alejadas de la ciudad, conocida como de quintas, se vieron colmadas de gente que acudió a piletas de familiares y amigos para poder morigerar la agobiante jornada. (TELAM)

Aconsejan cuidar el uso de dispositivos
Un consumo inteligente puede disminuir hasta 20 o 40 veces su impacto.
Un consumo inteligente puede hacer que una familia gaste entre 20 y 40 veces menos energía -explica el doctor Luis Juanicó, ingeniero nuclear, investigador del Conicet y docente del Instituto Balseiro-. Tenemos el parque generador para abastecer la demanda, pero el problema es que en el AMBA viven 15 M de personas y no se invirtió lo suficiente en el sistema de distribución. Sin embargo, si se desplaza el uso de electrodomésticos de alto consumo a momentos en los que la demanda es menor, es posible evitar los cortes de electricidad."
Es sabido que en los últimos años se multiplicaron los aparatos de aire acondicionado, las jarras eléctricas para calentar agua, y hasta un 10% de los edificios ya poseen cocinas y hornos eléctricos.
"Desde hace una década, el consumo de electricidad se multiplicó por cinco", subraya el científico.
Juanicó hizo un relevamiento de electrodomésticos y elaboró un ranking de su impacto. Los peores "villanos" a la hora de prevenir los cortes de energía son el lavarropas y el lavavajillas, que al trabajar con agua caliente consumen hasta 3000 W (vatios) cada uno. Están al tope de la lista junto con el termotanque eléctrico. Después vienen la freidora eléctrica, el horno eléctrico, la plancha, los equipos de aire acondicionado, la jarra eléctrica, la waflera.
Si se utilizan estos dispositivos en franjas que no estén dentro de las horas pico (que van de las 13 a las 17 aproximadamente, y de las 19 a las 22.30) se puede evitar la mayor parte de los cortes de luz. "Un «mal» usuario puede valer por casi 50 «buenos»", afirma Juanicó.
Para mantener el clima de las viviendas
Dejar las persianas bajas
Si no se cuenta con persianas, se aconseja tapar las ventanas con un foil de aluminio o con una esterilla por fuera
Ventilar a la mañana
Hasta las 10, los ambientes que miran al Norte, luego de las 14, los que miran al Este, y durante todo el día, los que miran al Sur
Mojar las terrazas
Puede hacer descender hasta 10°C esas superficies. (La Nación, Buenos Aires)

Última actualización en Martes, 29 Diciembre 2015 11:51

Visitas: 154