EditorialRN

Petrobras recibirá u$s 1.100 M por fusión de filial en Estados Unidos

Petrobras recibirá u$s 1.100 M por fusión de filial en Estados Unidos

La compañía brasileña Petrobras anunció que su subsidiaria en Estados Unidos (Petrobras America) y la estadounidense Murphy unirán sus operaciones en el Golfo de México en una asociación de riesgo compartido que dará una entrada de u$s 1.100 M a través del aporte de todos los activos en producción de ambas empresas situados en el Golfo de México, principal región productora de petróleo en el mar de Estados Unidos, en la que Murphy Oil Corporation será la operadora con un 80% de participación y la PAI tendrá un 20%, según una nota divulgada por Petrobras.
La nueva empresa tendrá una producción promedio estimada de unos 75.000 b/d de petróleo equivalente.
La transacción implicará un valor total de hasta u$s 1.100 N que serán recibidos por la PAI y que ayudarán a la estatal petrolera en su programa de venta de activos, presupuestado en u$s 21.000M.
Del valor total del negocio, Petrobras recibirá inicialmente u$s 900 M que corresponden a la diferencia de valor entre los activos aportados por ambas empresas al cierre de la operación. Otros u$s 150 M serán pagos en 2025.
A eso se suma que Murphy va a invertir hasta u$s50 millones en valores que pueden ser aplicados por Petrobras en el desarrollo de la producción de uno de los campos. Sin embargo, este valor solo se pagará si determinados proyectos de recuperación de petróleo del campo tienen éxito.
En Brasil, la petrolera Murphy tiene una participación del 20% en cuatro bloques en aguas profundas en la cuenca de Sergipe-Alagoas. (BAE, Buenos Aires)

Última actualización en Martes, 16 Octubre 2018 12:09

Visitas: 10

El gas, una pifiada más y ya van...

El gas, una pifiada más y ya van...

Se sabe que el Gobierno anda muy escaso de buenas noticias económicas, hace rato y por un tiempo previsiblemente prolongado. Y si el dólar a $ 37 puede ser considerado una excepción lo es sólo porque, en un raid impresionante, el billete había llegado a perforar los 40 y porque el Banco Central jugó a fondo empinando las tasas de interés por arriba del costoso 70%.
Estos días tocaron los coletazos de un aumento extra en las tarifas del gas, sorpresivo para los usuarios y desgastante para el macrismo que lo impulsó aunque el traspié estaba poco menos que cantado desde septiembre de 2016. Un mes después de que la Corte Suprema tumbara el tarifazo previo, el entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, puso en marcha un cronograma que dolariza el precio del gas y lo ajusta, de salto en salto, hasta octubre del año próximo.
Vigente y programado para multiplicar por cuatro o por cinco el valor del gas, el modelo salió con una falla de origen: no contempló un riesgo previsible llamado retraso cambiario ni una secuela que, por eso mismo, nadie podía descartar. Sin demasiadas vueltas, se desatendió la posibilidad de que una devaluación grande hiciera saltar el esquema y le crease un problema serio al Gobierno.
Error de gestión evidente, el tiempo fue pasando y como a ningún funcionario se le ocurrió armar una vía de escape, el problema terminó por saltar y por saltar de la peor manera. Ocurrió estos días, empujado efectivamente por una maxidevaluación.
Hacia marzo pasado las distribuidoras compraron gas a las productoras con un dólar que en octubre, al final del período fijado para el reajuste, se había encarecido un 88%. Ese diferencial equivale a una deuda con las petroleras calculada en $ 20.000 M, que el Gobierno pretendió trasladar, parcialmente, a los usuarios valiéndose de lo que figura en la letra de la normativa vigente.
Con aval del Presidente, Javier Iguacel, el secretario de Energía que hoy cumple las funciones de Aranguren, llegó a imaginar un plan de pagos en 24 meses. Otro fallido: el Enargas le advirtió que, a menos que se corrijan las reglas básicas que rigen el sistema, el plazo debe limitarse a seis meses. Así se cayeron las facilidades; en el fondo, una fórmula pensada para sacar la pelota del área oficial.
Reglas más, reglas menos, lo cierto es que sonaba a despropósito querer cargar la suba del dólar, o la imprevisión del Gobierno, a la cuenta de los consumidores. Que venían de un aumento del gas del 40%, acumulan alrededor de 800% desde que empezó la escalada y ahora tienen delante otro del 34,7% promedio que eleva el cómputo total bien por encima del 1.000%.
Aún atendibles, no lucieron oportunas entonces las apelaciones de Mauricio Macri a pagar por las cosas lo que las cosas valen, ni varias de Iguacel, bastante seguidistas por decir poco, en el sentido de que “la energía tiene un costo y si no lo pagamos ahora lo vamos a pagar en el futuro mucho más caro”.
Un detalle surge ya visible en los movimientos del macrismo alrededor del ajuste económico: dado que resulta inocultable, la idea es revestirlo con cierto tono épico.
Aunque conocido, el final de la película también habla de desaciertos y descordinaciones. Apretado desde todas partes y ante el riesgo de una ruidosa derrota en el Congreso, el Gobierno metió la marcha atrás y decidió que el Estado afronte el diferencial cambiario. Un subsidio a la cuenta de todo el mundo al fin, que vendrá pasado 2019 y que, por lo tanto, no comprometerá el déficit cero ni los compromisos con el Fondo Monetario.
El batifondo aterrizó en medio del debate por el Presupuesto Nacional, o sea, cuando está dirimiéndose una partida clave del acuerdo con el FMI. Fue además un regalo servido en bandeja a Cristina Kirchner y una carga pesada para el peronismo dialoguista, que debió hacer malabares para no aparecer defendiendo posiciones de Cambiemos. Otra vez, los bomberos políticos del Gobierno tuvieron que salir de apuro a apagar el fuego.
Es un juego extraño, este del macrismo. Que necesita del PJ negociador y lo acosa con las artimañas de la polarización, aunque la tarea de limpiar su propio territorio es finalmente del peronismo no kirchnerista.
De vuelta al gas, hay cuentas asociadas al estímulo que significan la recomposición y el aumento de los precios que no terminan de cerrar. O que cierran de una manera que llama la atención a los especialistas.
Se trata concretamente de los números de la producción, que tras caer 0,9% el año pasado en lo que va de 2018 rebotan un modesto 3,5%. Y todo, con el cronograma de subas de Aranguren ya lanzado a fondo.
El campanazo está pegándolo la producción de gas no convencional -es decir Vaca Muerta-, que gracias a un fuerte sistema de subsidios crece vertiginosamente y más que compensa el repliegue del convencional. Sus números cantan incremento del 20,2% el año pasado y del 27,9% durante los primeros ocho meses de 2018.
Pero el dato potente es que la suma del shale y del tight gas ya representa 31,6% de la producción total. En 2013, hace cinco años, la proporción era de apenas el 5%. Esto se llama inversiones y un horizonte alentador.
Vistos los efectos del último saque cambiario y ante el riesgo de que se repitan episodios similares, Iguacel ha comenzado a explorar ahora sí vías de escape que eviten sacudores como el de estos días. Algunos expertos alientan, además, la alternativa de negociar con las petroleras el precio de un “dólar intermedio” por fuera del que marque el mercado y de fomentar la competencia entre las compañías, cosa que ante los excedentes que ellas acumulaban ya ha ocurrido en el pasado reciente y ha derivado en un dólar más bajo que el establecido por el plan de Aranguren.
En el mientras tanto, a un lado y al otro de la economía mandan las tasas de interés y los costos que impone una política monetaria contractiva que, al compás de las recetas acordadas con el FMI, el Banco Central se propone seguir reforzando.
Verdad y consecuencia, empresas de primera línea deben pagar 75% por el descuento de cheques y grandes, muy conocidos centros comerciales, afrontar recortes en el financiamiento bancario. Obviamente, con tasas 20 puntos porcentuales mayores a la inflación proyectada crujen las cadenas de pago y afloran los pedidos de aplicar los denominados procedimientos de crisis.
El cimbronazo del aumento extra y retroactivo del gas podrá darse por superado, así como fue superado, a los tumbos. Solo que la recesión continuará viva y coleando por un tiempo que algunos consultores estiman hasta bien entrado el año próximo, esto es, hasta las cercanías de los comicios donde el PRO jugará su porvenir. Será para ver, entonces, qué hace el Gobierno para cambiarle el semblante a la economía y a los electores. (Clarín, Buenos Aires)

Última actualización en Martes, 16 Octubre 2018 12:09

Visitas: 11

Tras la nueva concesión, se recupera en un 60% la producción en pozos petroleros

Tras la nueva concesión, se recupera en un 60% la producción en pozos petroleros

Mendoza. Tras quitarle la concesión a la petrolera Chañares Herrados y otorgársela a la empresa Aconcagua Energía, la producción en el yacimiento Puesto Pozo Cercado Oriental (Tupungato) se incrementó en un 62% desde el inicio de la operación en agosto.
Durante octubre la firma continuará con la campaña de reparación de cinco pozos productores, que permitirán duplicar los niveles de producción en los primeros 60 días de concesión en un 103% más.
La Provincia recibirá ingresos anuales por $50 M en concepto de regalías hidrocarburíferas.
Cabe recordar que el gobierno de Cornejo le quitó la concesión del área Puesto Pozo Cercado a la petrolera Chañares Herrados por incumplimientos contractuales.
El nuevo concesionario, Aconcagua Energía, también presentó avances en el área Atuel Norte Explotación, que se encontraba paralizada por la salida del operador provisorio que estaba explotando el área, y que, del mismo modo, le fue adjudicada en agosto a la firma. En ambos casos, las áreas se licitaron por 25 años, con un pliego modelo enfocado en el seguimiento y control de los contratos.
Puesto Pozo Cercado Oriental
En relación con la generación de energía y cuidado del medioambiente, la firma realizó los mantenimientos requeridos para la puesta en marcha de la generación de 0,5 KVA. Redujo de esta manera la demanda de energía del sistema eléctrico nacional como también el uso eficiente del gas producido en el área.
En cuanto a las obras de infraestructura, se encuentran en ejecución las destinadas a las telecomunicaciones y telemetría, orientadas a la modernización y conectividad del yacimiento. Según las estimaciones, finalizarán en noviembre de 2018.
En septiembre, Aconcagua Energía realizó un pago inicial (Bono de Explotación) por un monto de $ 82.924.750.
Atuel Norte Explotación
El plan de reactivación del área Atuel Norte consistió, en primer lugar, en la ejecución de mantenimientos mayores (overhaul) sobre todos los equipos, motogenerador, instalaciones eléctricas, sistemas de extracción y líneas de conducción.
Al igual que en el caso anterior, las obras de infraestructura realizadas corresponden al montaje de torres destinadas a telecomunicaciones y telemetría. En relación con la puesta en producción del yacimiento, se evacuaron los fluidos almacenados existentes y se comenzó con la explotación normal del área.
A finales de agosto, Aconcagua Energía realizó el pago inicial correspondiente al Bono de Explotación por $ 7 M. (Mdzol, Mendoza)

Última actualización en Martes, 16 Octubre 2018 12:08

Visitas: 11

Gutiérrez no quiere instituciones foráneas cerca de Vaca Muerta

Gutiérrez no quiere instituciones foráneas cerca de Vaca Muerta

El gobernador Omar Gutiérrez se sumó a la polémica por el lanzamiento de la Unión Industrial de la Patagonia Argentina, que tiene sede en Bahía Blanca y que persigue como objetivo prestar asesoracimiento económico y social en el desarrollo de la actividad hidrocarburífera.
Luego de que Acipan repudiara a la nueva entidad y la tildara de “pretender sacar rétido de Vaca Muerta sin ser patagónicos”, el gobernador no se quedó afuera y se sumó a los cuestionamientos.
Gutiérrez ratificó que es positivo que el modelo desarrollista de Neuquén como polo industrial haya captado la atención del mundo y haya colocado a la provincia en el centro de la escena. “Sin embargo, vemos con preocupación y no compartimos la reciente creación de una institución que pretende arrogarse externamente la representatividad industrial patagónica desde Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires”, aseguró en su cuenta de Twitter.
El gobernador dio su apoyo a la cámara empresaria neuquina Acipan “que representa genuinamente el sector industrial, comercial, productivo y afín local, que ha trabajado y aportado desde el inicio para que hoy Vaca Muerta sea el motor energético de Latinoamérica. Ratificamos la defensa de Neuquén para los neuquinos y nuestro firme acompañamiento a empresarios locales para profundizar su participación activa en el desarrollo de Vaca Muerta”, concluyó. (Río Negro, Río Negro)

Última actualización en Martes, 16 Octubre 2018 12:09

Visitas: 12

Gas: el Gobierno aceptó pagar el retroactivo, pero sigue la polemica por la legalidad

Gas: el Gobierno aceptó pagar el retroactivo, pero sigue la polémica por la legalidad

La polémica por las "compensaciones" a las productoras de gas empezó a saldarse, con la decisión del Gobierno de hacerse cargo de la cuota extra que le había impuesto a los usuarios. Pero persiste la duda sobre la legalidad de la medida. Y las posturas están divididas.
Según el secretario de Energía, Javier Iguacel, la decisión respeta la ley del gas. En Enargas, el ente de control, aseguran que actuaron con la neutralidad que requiere el caso. En tanto que entre los especialistas hay posturas que aprueban y otras que desaprueban la medida.
Según Iguacel, el inciso 5 del artículo 37 de la ley expresa que "las variaciones del precio de adquisición del gas serán trasladados a la tarifa final al usuario de tal manera que no produzcan beneficios ni pérdidas al distribuidor ni al transportista bajo el mecanismo, en los plazos y con la periodicidad que se establezca en la correspondiente habilitación".
El organismo regulador alega que fue observando que había un conflicto entre los productores y los distribuidores por las diferencias en el tipo de cambio. "Las distribuidoras hicieron presentaciones reclamando ajustes de tarifas anticipadas, una vez que las diferencias del tipo de cambio habían superado el 20%", destacan."El Enargas ha rechazado los argumentos planteados en tanto toda la argumentación de las licenciatarias resultaba hipotética y meramente conjetural (...), no habilitando los aspectos invocados del ajuste del gas comprado previstos en el reglamento de distribución", dice una nota del 3 de octubre, dos días antes de la resolución de la secretaría de Energía.
En esa comunicación, Enargas advierte: “Las propias distribuidoras han propuesto, en relación con las diferencias de cambio, su recupero mediante un plan de 24 cuotas, que no surge de los reglamentos”. Aclaran en Enargas que "es una cuestión de la licencia, el que puede modificar o intervenir al respecto es el poder con- cedente, en este caso la Secretaría de Energía. El traslado por tipo de cambio no estaba regulado, era una situación que no se preveía".
Daniel Gerold es consultor de empresas energéticas y opina: "Los productores entregaron ese gas. Los consumidores lo consumieron sin saber que estaba en dólares. El Gobierno tiene que difundir eso. La ley establece que las distribuidoras esos excesos de costos que tuvieron tienen derecho a recuperarlo en los 6 meses siguientes. Va a haber una licuación en sus ingresos, porque ya entregaron ese producto”. Y sigue: “Si no les pagan lo que esperaba, las empresas no van a seguir invirtiendo”.
Charles Massano, ex funcionario de Energía y Enargas, cree que el Gobierno tomó una decisión final errónea. "Desde 1992, las licencias de distribución de gas prevén que el precio se negocie libremente. El primer "pass through" de precios negociados ocurrió en octubre de 1994. Desde 2002, la Ley de Emergencia pesificó las tarifas. Desde mayo de 2002, en que el Enargas impidió el ' pass through' de precios de gas, y hasta ahora, no había habido un proceso completo de reconocimiento de nuevos precios de gas en las tarifas reguladas", sostiene. "Las devaluaciones impactaron de manera discrecional. Pero a pesar de la pesificación se siguió hablando en dólares. Que haya contratos de gas en dólares no está prohibido. Pero a tarifas reguladas, en mi opinión, la Ley 25.561 impide hablar de precios en dólares". (Clarín, Buenos Aires)

Última actualización en Martes, 16 Octubre 2018 12:08

Visitas: 10