EditorialRN

El petroleo barato pone en peligro la revolucion mundial del ‘fracking’

El petróleo barato pone en peligro la revolución mundial del ‘fracking’

El crudo se ha mantenido en los últimos años de manera sostenida por encima de los 100 dólares, lo que ha hecho posible hacer comercialmente rentables la explotación de yacimientos con nuevas técnicas (fracking) y en nuevas áreas (aguas ultraprofundas). En las últimas semanas el crudo ha caído a cerca de los 80 dólares por barril, lo que pone en aprietos el futuro de los fenómenos que transformarán el sector global.
El petróleo ha perdido en apenas cuatro meses una cuarta parte de su valor. La cotización del petróleo se ha desplomado un 25% desde junio, hasta marcar mínimos de los últimos cuatro años: el barril Brent, el de referencia en Europa, ha llegado a caer este mes hasta los 83 dólares, mientras que el West Texas, de referencia en EEUU, llegó a perder intradía el soporte de los 80 dólares.
Los analistas coinciden, con carácter general, en que las causas del desplome de los precios del crudo son una demanda que ya no crece al ritmo esperado por el temor a una tercera recesión en Europa y del enfriamiento de la economía china; una escenario de sobreoferta por el aumento de la producción de petróleo no convencional en Estados Unidos (que a la vez le permite reducir sus importaciones), y por la constatación de que la inestabilidad tanto en Oriente Medio como en el Norte de África no se está traduciendo en una menor producción.
Más allá de las explicaciones más macroeconómicas, tras la subida parece estar la mano de Arabia Saudí, el mayor productor mundial de crudo. Riad ha reconocido en conversaciones con inversores no tener interés en que se recupere la cotización y que se siente cómodo con un contexto de petróleo barato que se alargue uno o dos años. Un escenario con el que Arabia podría castigar a sus rivales geopolíticos (Irán, Irak, Siria... y también Rusia, por su apoyo al régimen sirio) y también económicos (Estados Unidos y su creciente protagonismo en el mercado mundial petrolero por el boom de hidrocarburos no convencionales en que se ha instalado).
El propio presidente de la OPEP, Abdalla Salem el-Badri, reconoció ayer en una conferencia en Londres que el actual contexto no tiene por qué generar situaciones de pánico y que la producción del cártel se mantendrá más o menos en los niveles actuales también el próximo año. A pesar de que algunos países de la OPEP (con Venezuela a la cabeza) han reclamado rebajar la producción para conseguir que remonten los precios, Arabia no tiene ninguna prisa, con el objetivo de poner en jaque a sus rivales y así recuperar cuota de mercado -en especial en Asia-, aunque sea a costa de sacrificar parte de sus ingresos por exportaciones a corto plazo.
Jaque al 'fracking'
Este posible escenario de precios moderados durante uno o dos años que pone en serios aprietos a las que se habían convertido en dos revoluciones paralelas en el sector petrolero global. Todos los analistas prevén que Estados Unidos y Brasil hagan sombra durante unos años a las potencias de la OPEP. Las estimaciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) apuntaban a que Estados Unidos se convertirá en 2015 en el mayor productor mundial de crudo gracias al boom de los hidrocarburos no convencionales (shale oil) y que Brasil podría ser ya exportador también el próximo año gracias a la explotación de sus yacimientos en aguas ultraprofundas. Pero el petróleo barato pone en duda la rentabilidad de parte de los proyectos de petróleo de esquisto en EEUU y de las explotaciones presal de Brasil.
"Las consecuencias geopolíticas y geoeconómicas [de la caída del precio del petróleo] pueden ser importantes", sostiene Gonzalo Escribano, director del Programa de Energía del Real Instituto Elcano,en un artículo publicado en EXPANSIÓN en Orbyt. Un crudo barato puede "acotar la expansión del fenómeno del petróleo no convencional: aunque una parte importante de la producción estadounidense ya es viable por debajo de esos precios, en ocasiones hasta una franja discutida de 50-70 dólares, los campos menos rentables no", sentencia.
La extracción de un barril de petróleo convencional en Arabia Saudí tiene un coste de entre apenas cuatro y seis dólares, mientras que utilizando la fracturación hidráulica (el polémico fracking) en Estados Unidos cuesta de media entre 50 y 70 dólares, según estimaciones de diferentes consultoras. Según diferentes casas de análisis, algunos campos de petróleo no convencional norteamericanos pueden ser rentables si el precio del barril se encuentra apenas por encima de los 50 dólares, gran parte necesitan que esté por encima de los 75-80 dólares y algunos incluso requieren una cotización más allá de los 100 dólares para alcanzar el equilibrio financiero. En el actual contexto de caída de precios, parte de los proyectos de shale oil están en un serio riesgo y la posibilidad de captar inversiones para nuevos proyectos se reduce.
La utilización del fracking (una técnica que implica inyectar en la tierra a alta presión agua con una mezcla química para romper la roca y liberar petróleo o gas atrapado en ella) requiere que la perforación sea continua. Con esta tecnología se necesita abrir permanentemente nuevos pozos para mantener la producción, dado que un pozo de explotación no convencional reduce su producción entre un 50 y un 70% en su primer año, mientras que uno convencional pierde poco más del 50% en dos años. Y perforar de manera continua implica, claro, invertir permanentemente. Según reconoció ayer el presidente de la OPEP, con el petróleo "al precio actual, el 50% del petróleo no convencional estará fuera del mercado".
Incertidumbre sobre proyectos futuros
"Si la OPEP, ante la falta de acción, permite que el precio del petróleo vaya aún más a la baja, la atención podría girarse rápidamente hacia Estados Unidos, donde los productores de petróleo de esquisto podrían comenzar a sufrir", apunta Ole Hansen, estratega de materias primas de Saxo Bank. "Aunque muchos productores, de acuerdo con la AIE, mantienen la rentabilidad, incluso con los precios por debajo de 60 dólares por barril, la pregunta sigue siendo qué impacto tendrá la caída de los precios sobre la confianza de los inversores y los bancos que ofrecen préstamos para operar el negocio".
Y es que la incertidumbre puede suponer que se cierre el grifo de la financiación para algunos proyectos pendientes y, sobre todo, para proyectos futuros. "Está claro que la caída del petróleo desde los 100 a los 85 dólares por barril desincentiva la inversión en nuevos proyectos petrolíferos", explica Mariano Marzo, catedrático de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona.
"El suelo está en los 80 dólares por barril. Por debajo de ese precio puede empezar a caer la producción mundial, pueden empezarse a cancelar algunos proyectos y se va a frenar la inversión en otros nuevos", indica Marzo, que entiende que un contexto de caídas del precio "ralentizaría de la expansión de la explotación de hidrocarburos no convencionales fuera de Estados Unidos, en países como México, Argentina o también Rusia. Afectaría mucho a la rapidez con que se puede expandir elknow how tecnológico de Estados Unidos a otras regiones".
Las estimaciones de la AIE ya apuntaban desde hace tiempo que el boom actual de los hidrocarburos no convencionales tiene un recorrido relativamente limitado. Las estimaciones apuntan a que el actual pico de producción de crudo no convencional, protagonizado singularmente por EEUU, se moderará en la próxima década para mantener un crecimiento sostenido de en torno a un 6% anual. En apenas diez años, la centralidad de Oriente Medio en el sector energético mundial previsiblemente volverá a hacerse evidente en la década de 2020 y se mantendrá a largo plazo. "La visión general es que el boom delshale se mantendría hasta 2020, luego habría una meseta de producción y empezaría a declinar en 2030. Si los precios moderados de mantienen, quizá se abra un nuevo escenario en que se adelanta la caída de producción", argumenta el catedrático Mariano Marzo.
Las aguas ultraprofundas de Brasil
En paralelo, el petróleo barato podría matizar el esperado protagonismo que se le asigna a Brasil en el mercado mundial y podría posponer la exploración en el Ártico. El gigante sudamericano dispone de gigantescas reservas de crudo, pero la mayoría se encuentran en aguas ultraprofundas y bajo una densa capa de sal, lo que encarece mucho su extracción y sólo con precios del crudo altos se garantiza su rentabilidad.
Si los proyectos de shale oil ven cuestionada su viabilidad, "algo semejante pasa con los pozos marginales convencionales y los yacimientos en aguas ultra-profundas: los primeros simplemente dejarían de producir, los segundos verían ralentizado el ritmo inversor en nuevos proyectos y la rentabilidad de los que están en marcha", sotiene Gonzalo Escribano, del Real Instituto Elcano. Y "a la competencia geopolítica por los recursos energéticos del Ártico podría ocurrirle lo que a la rivalidad China-Estados Unidos en África: desvanecerse (por el momento)", augura.
Para Mariano Marzo, "da la impresión de que en el caso de Brasil se ha vendido la piel del oso antes de cazarlo. Y la política de gastos, junto a la política de fastos, que se ha ejecutado en el país puede que genere una situación complicada". En el actual contexto de precios moderados, se abre un nuevo escenario geopolítico en que un nuevo actor puede redoblar sus intereses en la región. "Si Brasil no puede afrontar las inversiones necesarias para extraer el crudo, va a necesitar capital extranjero para hacerlo. Y en esa tarea China puede acabar jugando un papel importante. Las petroleras estatales chinas tienen una concepción más geoestratégica y de captación de recursos, y no necesitan convencer a sus accionistas, como hacen las petroleras privadas, con garantías de retorno económico". (Expansión, España)

Última actualización en Jueves, 30 Octubre 2014 11:47

Visitas: 590

El oficialismo busca convertir en ley el proyecto de hidrocarburos en la Camara de Diputados

El oficialismo busca convertir en ley el proyecto de hidrocarburos en la Cámara de Diputados

La Cámara de Diputados sesionará hoy a partir de las 11.45 para aprobar el proyecto de una nueva Ley de Hidroley-petrolera-reformacarburos con menos aliados en el staff oficialista Frente para la Victoria. El proyecto apunta a concretar nuevas inversiones para la exploración y producción de petróleo, con la mirada puesta en lograr el autoabastecimiento y la soberanía energética.
La reforma petrolera es rechazada por todo el arco opositor, que sostiene que la iniciativa avasalla las autonomías provinciales y sólo beneficia a las empresas, además de “blanquear” las condiciones del polémico acuerdo firmado entre YPF y Chevron por Vaca Muerta.
Aliados clave
Para lograr su objetivo, el kirchnerismo deberá garantizar la presencia de todos sus legisladores y enhebrar acuerdos con sus aliados tradicionales, el frente Cívico de Santiago del Estero, Nuevo Encuentro y otras bancadas unipersonales, para asegurar contar con los 129 votos para votar esta iniciativa. El Frente para la Victoria, que conduce la bonaerense Juliana Di Tullio, tiene 119, pero el presidente del cuerpo Julián Domínguez no vota porque presidirá la sesión.
Para lograr su objetivo el bloque del Frente para la Victoria aseguró en los últimos días los 129 diputados necesarios para poder iniciar la sesión (prevista para las 11.45) y para asegurarse la mayoría en la votación que se realizará al término del debate.
En la bancada que conduce Juliana Di Tullio cuentan a 117 diputados propios (teniendo en cuenta que el presidente Julián Domínguez da quórum pero no vota) y los aliados del Frente Cívico de Santiago del Estero (7); de Nuevo Encuentro (3); PJ La Pampa (1); Frente por la Inclusión Social (1) y Frente Solidario Popular Fueguino (1).
Los tres diputados del Movimiento Popular Neuquino, que habitualmente acompañan las iniciativas del gobierno, llegan con diferentes posiciones al debate de un tema de interés fundamental para su provincia: Adrián San Martín votará a favor, María Villar Molina lo hará en contra y Alicia Comelli, con disidencias parciales al proyecto, aún no definió su voto.
Sin embargo, los tres estarían presentes para dar quórum, en una decisión similar a la que tomarían algunos diputados del peronismo opositor de provincias cuyos gobernadores responden a ese espacio político.
Rechazos
Las bancadas opositoras anticiparon su rechazo al proyecto con el argumento que no "respeta las autonomías provinciales" y que "no garantiza las inversiones", según lo plasmado en los seis dictámenes de minoría que se presentaron la semana pasada.
La oposición sostiene sus críticas para el proyecto ya que, por ejemplo, la Unión Cívica Radical (UCR) asegura a través del santacruceño Eduardo Costa que sólo "beneficiará a las empresas que ya explotan yacimientos", mientras que la Coalición Cívica, se queja de que con la iniciativa "ni siquiera se sabe la renta potencial que entrega".
El Frente Renovador también presentó un dictamen propio de minoría a cargo del diputado Alberto Roberti, titular de la Federación Argentina de trabajadores del Petróleo y Gas. "El proyecto de ley avanza indebidamente sobre las potestades de los municipios, porque los gobernadores que suscribieron el acuerdo no tienen las facultades como para fijarles límites, como cuando en el Anexo I establece que las provincias y las municipalidades no podrán gravar a los titulares de permisos y concesiones con nuevos tributos ni aumentar los existentes", se quejó también el massista Alberto Asseff (PNC Unir). El oficialismo, por su parte, argumenta que la nueva ley busca lograr la "soberanía hidrocarburífera, el verdadero autoabastecimiento, el ahorro de divisas y la generación de nuevas fuentes de trabajo".
También destaca que el proyecto incorpora nuevos beneficios e ingresos directos para las provincias e incrementa las exigencias a permisionarios y concesionarios.
El diputado y candidato presidencial del Frente Renovador, Sergio Massa, anticipó el voto en contra de su bloque y dijo que, mientras subsista el cepo cambiario y una inflación anual "del 40 %", el autoabastecimiento energético aún está lejos.
Por su parte, la diputada Margarita Stolbizer (GEN) enfatizó que las provincias petroleras fueron extorsionadas por el gobierno nacional que, a cambio de avalar la nueva ley de hidrocarburos, aceptó refinanciarles sus respectivas deudas. "Va en contra de las necesidades de nuestro país para recuperar el autoabastecimiento. La adjudicación directa profundizará la discrecionalidad de los funcionarios para otorgar concesiones", cuestionó el diputado Omar Duclós, del GEN.
En tanto, el diputado Claudio Lozano (Unidad Popular) convocó a los partidos de la oposición a firmar un compromiso público para derogar la nueva ley de hidrocarburos en 2015 si ese año resulta electo un presidente opositor.
Lozano envió una carta a todos los jefes de bloque no oficialistas con el objetivo de lograr un "compromiso público" en ese sentido. "En nombre de la preservación y salvaguarda de los vitales y estratégicos intereses del pueblo, hacemos un llamado al conjunto de la dirigencia política social, económica y cultural de nuestro país y, específicamente, a los legisladores nacionales, a los efectos de alcanzar un compromiso de orden público para impedir su sanción o, en su defecto, comprometernos con su inmediata derogación en 2015".
"No nos escuchan, no podemos plantear nuestras diferencias. Nos obligan a votar en contra", aseguró Pablo Tonelli, del PRO.
Los dictámenes opositores están firmados por la Unión Cívica Radical; el PRO; el Frente Renovador; el Frente Amplio Progresista; la Coalición Cívica y Unidad Popular.
Diferente postura expresaron los cordobeses de José de la Sota. "No damos quórum y votamos en contra", dijo Carlos Caserio al diario Clarín.
Sesionarían hasta después de la medianoche
La cantidad de dictámenes y la trascendencia del tema hacen prever que la sesión especial se extenderá hasta después de la medianoche, ya que se estima que el debate se extenderá por lo menos por doce horas, según anticiparon voceros del oficialismo.
El proyecto de reforma de la ley de hidrocarburos fija nuevos para plazos para las concesiones, diferenciados según el tipo de explotación: 25 años para los yacimientos convencionales, 35 para los no convencionales y 30 para los desarrollos off shore en la plataforma marítima argentina.
Además, establece que las emprendimientos off shore tengan un beneficio fiscal del 20 % siempre que la perforación se realice en una distancia menor a los 90 metros de la superficie, dado que cuando sea superior a esa distancia será del 60 %.
En tanto, los derechos de los actuales concesionarios no se verán afectadas por las reformas a la ley de hidrocarburos.
Por otro lado, el proyecto otorgo la potestad a las provincias para prorrogar por 10 años a aquellas firmas que cumplan con el plan estratégico de inversiones, las cuales deberán pagar regalías por un 12 %.
Además, dispone que "en cada extensión otorgada las provincias podrán incrementar en un tres por ciento las regalías con un tope del 18 por ciento".
Para las nuevas licitaciones, en tanto, se determina que "se suprimen las reservas de áreas", mientras que las empresas provinciales "podrán participar en la etapa de desarrollo de los proyectos de acuerdo a su inversión".
También se fija un plazo de seis meses una vez sancionada la nueva ley para elaborar un "pliego modelo" a ser aplicado en futuras licitaciones en todas las jurisdicciones.
La iniciativa también acorta los plazos de los permisos con el objetivo de incentivar las inversiones en la etapa de exploración, las cuales no podrán ser inferiores a u$s 250 M. (El Pregón Energético)

Última actualización en Miércoles, 29 Octubre 2014 12:01

Visitas: 441

La Casa Rosada activa gestion oficial para frenar paro petrolero

La Casa Rosada activa gestión oficial para frenar paro petrolero

El paro anunciado para la próxima semana por los gremios petroleros de la Patagonia en reclamo por la rebaja de Ganancias sobre los salarios puso ayer en alerta al gobierno nacional que inició una negociación para intentar desactivar la medida de fuerza que amenaza seriamente el abastecimiento de combustibles. Desde la administración kirchnerista admitieron ayer su profunda "preocupación" por los efectos de la eventual huelga que, según advirtieron desde los gremios, abarcará la paralización total de la extracción y producción de petróleo y gas de los yacimientos patagónicos. "Hay preocupación porque se trata de un sector con una capacidad de daño muy importante, mucho más a esta altura del año", indicó un portavoz oficial.
Por ese motivo, la Casa Rosada convocó a los representantes de los sindicatos del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro, La Pampa, Chubut y Santa Cruz para intentar algún acercamiento que permita desactivar la medida de fuerza. "Estamos analizado posibilidades para ver que hacemos y para saber bien que hay detrás del reclamo", apuntaron las fuentes de la administración kirchnerista.
Al lanzar el lunes la huelga, los gremios exigieron la urgente suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y la modificación de las escalas del tributo, aunque no plantearon propuestas para instrumentar los cambios.
La renovada presión por la baja del polémico impuesto llega en momentos complicados para las cuentas del Ejecutivo que, pese a los insistentes reclamos de la CGT oficial de Antonio Caló, había sepultado cualquier posibilidad de alivianar la carga del tributo. Incluso, dentro de la central obrera oficial hasta se mostraron poco optimistas sobre la alternativa de una excepción del medio aguinaldo del impuesto.
La presión de los petroleros podría forzar un cambio en esa decisión oficial. Sin embargo, difícilmente cualquier medida respecto de Ganancias pueda repetir el esquema que el Gobierno aplicó en 2006 cuando, ante otro durísimo conflicto con los sindicatos petroleros patagónicos, habilitó la excepción de los adicionales por viáticos y alimentos del pago del tributo, pero solo en el caso del convenio de ese sector.
Un nuevo beneficio unilateral para los trabajadores de esa actividad profundizaría el malestar del resto de los sindicatos que desde hace tiempo exigen la revisión del impuesto para reducir su carga salarial, un reclamo que abarca a los Camioneros de Hugo Moyano, a los gremios portuarios y de transporte de pasajeros, a los bancarios y a la mayoría de los sectores industriales. (El Cronista, Buenos Aires)

Última actualización en Miércoles, 29 Octubre 2014 11:56

Visitas: 535

Galuccio se mostro con Perez, tras el acuerdo por la ley de hidrocarburos

Galuccio se mostró con Pérez, tras el acuerdo por la ley de hidrocarburos

Miguel Galuccio, CEO de YPF, realizó una conferencia en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo. Bajo el lema "Vocación por la energía. Nuevos profesionales, nuevos desafíos", la cabeza de la petrolera estatal subrayó que: “desde el 2012 decidimos cambiar el rumbo que traía la Fundación YPF y pensamos en trabajar bajo el lema “Educar para la energía”. Estamos comprometidos en promover nuevos caminos para que la industria cuente con los mejores profesionales”.
Francisco Pérez acompañó en la visita que realizó el ejecutivo a la casa de altos estudios y fueron recibidos por el rector de la UNCuyo Daniel Pizzi en la sede del Rectorado.
Pizzi contó a Galuccio cuáles son las carreras que se dictan en la casa de estudios y cuáles son las perspectivas en el área específica de hidrocarburos.
En la reunión también participaron el Ministro de Legal y Técnica Francisco García Ibañez y decanos de algunas de las facultades de la UNCuyo.
Miguel Galuccio también se refirió en su exposición a la situación actual de YPF, luego de la recuperación de la mayoría accionaria de la empresa por parte del Estado nacional, y al desafío de lograr el desarrollo de los recursos del subsuelo argentino.
“Desde el 2012 decidimos cambiar el rumbo que traía la Fundación YPF y pensamos en trabajar bajo el lema “Educar para la energía”. Estamos comprometidos en promover nuevos caminos para que la industria cuente con los mejores profesionales”, señaló Galuccio. (Diario Uno, Mendoza)

Última actualización en Miércoles, 29 Octubre 2014 11:57

Visitas: 435

Pampa Energia invertira $750 M para ampliar Loma de La Lata

Pampa Energía invertirá $750 M para ampliar Loma de La Lata

Neuquén. La empresa Pampa Energía SA, dirigida por Marcelo Mindlin, anunció ayer que invertirá $ 750 M para ampliar la capacidad instalada de la Central Térmica Loma de la Lata.
Montará dos motores (15MW) y una turbina a gas de alta eficiencia (100MW). Concretada la ampliación la potencia total nominal instalada de la central será de 652MW.
La empresa anunció ayer a la Bolsa de Comercio la firma del acuerdo con la Secretaría de Energía de la Nación para llevar a cabo la ampliación.
“La financiación de la operación se realizará mediante la utilización de acreencias devengadas por la operación de estas generadoras en el Mercado Eléctrico Mayorista y con capital propio”, indicó la compañía.
A fines de 2010, Pampa Energía puso en marcha el ciclo combinado de la usina, una obra que demandó unos mil millones de dólares y que tuvo varios problemas. Antes, la Central Loma de la Lata operaba con tres turbinas de gas a ciclo abierto de 125MW cada una, es decir, una potencia de 375 MW. Con la puesta en marcha de las tres calderas de recuperación y la turbina a vapor, la potencia total de la central se elevó a 537 MW.
La turbina a vapor tuvo desperfectos técnicos y también fue afectada por un rayo. Recién volvió a ponerse en funcionamiento a mediados del año pasado. (La Mañana, Neuquén)

Última actualización en Miércoles, 29 Octubre 2014 11:56

Visitas: 486