EditorialRN

Subastaron el gas del invierno y surgen dudas sobre alza en tarifas

Subastaron el gas del invierno y surgen dudas sobre alza en tarifas

El Gobierno cerró ayer la primera subasta del gas que comprarán las distribuidoras para suministrar a los usuarios entre el 1 de abril y el 31 de marzo de 2020. Al término del proceso, en fuentes oficiales medidodes-de-gasy empresariales se indicó que el aumento en la tarifa final a los consumidores podrá mantenerse en torno al 35% anunciado a fines de diciembre, pero quedan dudas pendientes y habrá que ver cómo cierran finalmente los números que las distribuidoras deben presentar la semana próxima al Enargas para que se discutan en audiencia pública el 26 de este mes. El procedimiento de subasta, que es la primera vez que se aplica, tuvo como resultado un precio promedio ponderado por volumen de u$s4,62 por millón de btu, mayor que el esperado por la Secretaría de Energía, pero inferior al de la importación que se ubica en promedio entre u$s6,50 para el de Bolivia y más de u$s9 para el GNL que se importa en barco. Fuentes empresariales coincidieron ayer en que el precio de la subasta pudo haber sido un 10% menor todavía, pero que las petroleras se cubrieron de una devaluación, considerando que cobrarán el producto al tipo de cambio promedio del Banco Nación entre el 1 y 15 de marzo, durante el período abril-septiembre, y al tipo de cambio vigente entre el 1 y el 15 de septiembre, entre octubre y marzo de 2020. Las ofertas que resultaron adjudicadas oscilan entre u$s3,90 y u$s7, lo que también significa que las petroleras lograron asegurarse un precio para primavera-verano sustancialmente más alto del que logran con la exportación a Chile, hoy bastante por debajo de u$s4 considerando retenciones.
Un dato interesante es que las productoras ofertaron por el producto en el período estival y luego al asignarse éste, quedaron obligadas a entregar 2,5 metros cúbicos en el invierno por cada uno de primavera verano. Habían ofertado 20.520.000 metros cúbicos para la temporada estival, y se les asignaron 14.435.000 metros cúbicos, por lo que entre abril y septiembre deberán entregar 36.087.000 metros cúbicos. Ese volumen es sensiblemente inferior al de la demanda prioritaria del invierno que suele ubicarse entre 75 y 83 millones de metros cúbicos. Por eso, las distribuidoras firmaron, o tienen que hacerlo todavía, contratos particulares con las petroleras para asegurarse más volumen. Según algunas fuentes, esos contratos tendrían un precio levemente inferior al promedio de la subasta. Además, falta que hoy se realice la segunda ronda de la compulsa, para el gas de la cuenca noroeste que es principalmente el que importa la ex Enarsa desde Bolivia a alrededor de u$s6,50 por millón de btu. En principio, por las restricciones fiscales, la empresa estatal debería trasladar casi todo el precio de importación, incluyendo el del GNL que se regasifica en Escobar, para evitar que aumenten los subsidios, pero como también hay una necesidad creciente de contener la inflación, habrá qué ver cómo se define mañana esa dicotomía. En principio, si el precio del gas que se traslada a las tarifas es de u$s4,62 por millón de btu, el aumento con relación al valor que está en las tarifas actuales sería del 15,5%. Y como el precio del gas equivale al 40% de una factura con impuestos, el aumento por el producto en boca de pozo tendría una incidencia de alrededor del 6% en tarifa final. Pero como se confirma un alza del 35% por lo menos, se supone que el precio a trasladar a los usuarios será mayor que el que surgió de la primera subasta. Por otra parte, el 38% de la factura (el 22% aproximadamente son impuestos en Capital Federal) corresponde a los ingresos que perciben transportistas y distribuidoras y tendrá un ajuste según la evolución de los precios mayoristas (IPIM) del semestre septiembre 2018-febrero 2019. Hasta enero, el ajuste por ese índice arroja un aumento de alrededor del 21%, y también falta ver si el Gobierno reconoce todo lo que dé el IPIM o si lo limita como en octubre pasado. (Ámbito financiero, Buenos Aires)

Última actualización en Viernes, 15 Febrero 2019 12:52

Visitas: 14

Para cubrirse de una corrida, petroleras inflaron el gas mayorista y el tarifazo superaria el 35%

Para cubrirse de una corrida, petroleras inflaron el gas mayorista y el tarifazo superaría el 35%

La primera subasta del gas mayorista para usuarios residenciales, que el Gobierno impulsó en aras de crear un mercado competitivo entre las firmas petroleras para reducir los precios, trajo el resultado contrario. El precio promedio en dólares alcanzado ayer fue 18,5% superior al esperado por el mercado. Así, todo indica que el tarifazo que regirá a partir de abril será superior al 35% anunciado por Javier Iguacel en diciembre, antes de ser eyectado del Ejecutivo.
Ayer se realizó la primera de las dos jornadas pautadas para la compulsa. En la sede de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, se asignaron 14,3 millones de metros cúbicos (m3) diarios para el próximo verano y 35,75 millones de m3 para el invierno en las cuencas Neuquina, del Golfo San Jorge, de Santa Cruz Sur y de Tierra del Fuego. Ese volumen logró cubrir el 96% de lo solicitado por las distribuidoras.
Hoy, a las 9.00, se completará el procedimiento con la subasta de la cuenca del Noroeste, que se realiza aparte porque incluye un componente de gas importado. En ese marco, el Gobierno renegoció el acuerdo de importación con Bolivia y firmó un convenio que, según Hacienda, permite comprar menos en los meses de bajo consumo y así ahorrar u$s460M en dos años.
Tal como informó BAE Negocios, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, confiaba en que el aumento de las tarifas residenciales de abril podría ser menor al que dejó trascender Iguacel. Los actuales funcionarios barajaban un alza del 30%. Para eso, esperaban que el precio en dólares vigente en el semestre de verano se mantuviera para el próximo período. El sondeo que habían realizado entre las empresas del sector daba motivos para sostener esa expectativa.
De hecho, hasta el miércoles a la noche en el mercado preveían que los precios subastados se ubicarían entre u$s3,90 y u$s4 por millón de BTU (en línea con el valor actual). Pero finalmente el precio promedio del gas adjudicado ayer para el período abril-septiembre fue u$s4,62, es decir, 18,5% más en dólares.
La explicación del fuerte aumento se encuentra en el congelamiento semestral del tipo de cambio que estableció el Enargas esta semana para evitar que se produzcan desfases en caso de devaluaciones, como ocurrió en 2018, cuando las productoras reclamaron una deuda de alrededor de $20.000M de las distribuidoras que el Ejecutivo buscó trasladar a los usuarios en 24 cuotas retroactivas pero, ante el repudio generalizado, terminó cubriendo con las arcas públicas. Con el cambio normativo, las petroleras deberán absorber el costo de una eventual suba del dólar que ocurra entre abril y octubre, cuando se fijará el tipo de cambio para el semestre de verano.
"Todo pareciera indicar que las productoras se quisieron cubrir de una posible devaluación. Por eso, al precio esperado le agregaron un poco más para estar cubiertos", aseguraron las fuentes del sector consultadas por este diario.
Con este panorama, el tarifazo de gas de abril se encamina a un aumento superior al 35% anunciado, que se sumará al 1.752% acumulado desde 2016, según la Undav.
Habrá que esperar el resultado de la subasta de hoy que, por su componente importado, podría arrojar precios algo mayores. También parece difícil que el Gobierno pueda engrosar los subsidios para compensar el aumento del precio mayorista, que representa alrededor del 60% del valor final, en tiempos de fuerte vigilancia del FMI sobre el plan de déficit cero.
Todo comenzará a dilucidarse en la primera de las dos audiencias públicas que se realizará el próximo 26 de febrero. Allí, se convalidará el traspaso a las facturas del precio mayorista subastado y se discutirán los aumentos de los otros costos, los de transporte y distribución.
El dato final se conocerá el 15 de marzo, cuando se fije el tipo de cambio para el semestre de invierno. Lo que pase con el dólar de acá a ese día será clave para conocer monto final que se aplicará en las facturas. (BAE Negocios, Buenos Aires)

Última actualización en Viernes, 15 Febrero 2019 12:38

Visitas: 12

La Argentina le dara un avion a Bolivia si le vende mas gas en invierno


La Argentina le dará un avión a Bolivia si le vende más gas en invierno

Por la mayor producción local de gas, en verano el país tiene un excedente de oferta. Sin embargo, por un contrato histórico con Bolivia, todavía el país debe importar el hidrocarburo aunque no lo necesite. Hoy, el Gobierno anunció que se llegó a una renegociación que le permitirá al Estado ahorrar u$s460M, según indicaron en el Ministerio de Hacienda.
Pero lo curioso de la renegociación es que el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui , le ofreció a su par boliviano un avión Pampa 3 hecho en la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) ante una mayor venta de gas en invierno.
"El avión Pampa 3 será entregado por la Argentina a Bolivia si la oferta de gas se ve sobrecumplida en 45 millones de metros cúbicos (m3) por los cinco meses del periodo invernal de mayor demanda (de mayo a septiembre)", dijo en un comunicado el Ministerio de Hacienda, de quien depende la cartera de Energía
l acuerdo fue firmado hoy por las empresas Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la empresa estatal Integración Energética Argentina (Ieasa) -ex Enarsa-, en presencia de Lopetegui, y del ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, en la casa ejecutiva de YPFB, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.
El acuerdo se hizo efectivo con la firma de la cuarta adenda al contrato original entre Ieasa e YPFB, que data de octubre de 2006 y tiene vigencia hasta 2026.
"La Argentina suscribió una adenda al contrato de provisión de gas vigente con Bolivia hasta 2026, que establece un esquema diferente de precios y cantidades contractuales, con mayor estacionalidad en las entregas para el período 2019-2020. De esta manera, el país ahorrará u$s460M en dos años", dice el comunicado.
El contrato entre ambos países por la provisión de gas representará este año un monto de aproximadamente u$s1200M. La adenda contractual le permitirá a la Argentina recibir menor cantidad de gas en los meses de menor consumo, en verano, y así evitar el pago de penalidades.
En concreto, se estableció una nueva definición de los meses correspondientes a invierno, con una distinción entre los meses de "pico" y "resto". Los meses de "pico" serán los de invierno: junio, julio y agosto, atendiendo a la mayor demanda en nuestro país; mientras que en mayo y septiembre serán considerados en la categoría "resto".
Bajo el nuevo esquema de precios y cantidades se estableció que en los meses de "verano" (enero a abril y octubre a diciembre), YPBF entregará 11 millones de m3 de gas por día. En los meses de mayo y septiembre el volumen ascenderá a 16 millones de m3 por día, y en los meses pico del invierno, entre junio y agosto, el volumen será de 18 millones de m3 al día.
"En estos últimos años, la Argentina tuvo la fortuna de descubrir y desarrollar importantes recursos y reservas de gas natural, en particular, en la formación de Vaca Muerta, que han permitido incrementar la producción local en forma muy significativa. En la actualidad, tenemos excedentes exportables de gas en verano, pero aún seguimos requiriendo importaciones en invierno", dijo Lopetegui.
"Ese cambio de contexto derivó en la necesidad de renegociar, en principio, por un período de dos años, el contrato de compra y venta de gas vigente entre YPFB e Ieasa. A fin de encontrar una solución satisfactoria para ambas partes, hemos adecuado las cantidades contractuales a los requerimientos de Argentina durante el verano y hemos establecido precios diferenciales en función de señales de mercado, en especial durante el período invernal", agregó. (La Nación, Buenos Aires)

Última actualización en Viernes, 15 Febrero 2019 12:37

Visitas: 10

El Gobierno renegocio el contrato con Bolivia

El Gobierno renegoció el contrato con Bolivia

Tras varios meses de negociaciones, el Gobierno acordó con Bolivia una adenda al contrato de provisión de gas firmado en 2006 y vigente hasta 2026, limitando el volumen a importar en el período octubre-marzo para este año y el próximo. Esta decisión oficial fue cuestionada por varios expertos, entre ellos el exsecretario Jorge Lapeña, quien criticó que se desistiera de continuar con la construcción del gasoducto del nordeste y sostuvo que el producto boliviano podría abastecer a las zonas del país que no cuentan con gas natural. Según el comunicado de la Secretaría de Energía, la adenda establece un esquema diferente de precios y cantidades contractuales, con mayor estacionalidad en las entregas para 2019 y 2020, y evita el pago de las penalidades que estaban previstas en el contrato original por comprar menos volumen. De acuerdo con la información oficial, la Argentina ahorrará u$s460 millones en dos años. En el acuerdo, se estableció una nueva definición de los meses correspondientes a la temporada otoño-invierno, con una distinción entre meses pico (junio, julio, agosto) y los meses resto (mayo y septiembre). Bajo el nuevo esquema de precios y cantidades se estableció que entre enero y abril, y octubre a diciembre, YPBF entregará 11 millones de metros cúbicos de gas por día. En los meses de mayo y septiembre el volumen ascenderá a 16 millones de metros cúbicos por día, y en los meses pico del invierno, entre junio y agosto, el volumen será de 18 millones de metros cúbicos al día. El acuerdo fue firmado ayer por YPFB y IEASA (ex Enarsa), con la presencia del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y del ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, en Santa Cruz de la Sierra. Lopetegui ofreció al ministro Sánchez un avión Pampa 3 fabricado en FADEA ante un sobrecumplimiento del contrato por parte de Bolivia. El avión será entregado por la Argentina a Bolivia si la oferta de gas se ve sobrecumplida en 45 millones de metros cúbicos durante los cinco meses de mayor demanda (mayo a septiembre), lo que significa una entrega promedio diaria de 300.000 metros cúbicos adicionales. El contrato por el suministro de gas entre ambos países representará este año un monto de aproximadamente u$s1.200M. (Ámbito financiero, Buenos Aires)

Última actualización en Viernes, 15 Febrero 2019 12:37

Visitas: 9

Se encarecio el precio del gas y la tarifa podria subir mas de un 35%

Se encareció el precio del gas y la tarifa podría subir más de un 35%

La primera subasta para el abastecimiento de gas natural a los usuarios residenciales resultó en un encarecimiento en los precios promedio, lo que llevará presión para que las tarifas aumenten un poco más que lo planeado. De acuerdo con los precios que arrojó la primera ronda de negociaciones, que se realizó ayer en el recinto de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en el microcentro porteño, el pro- medio ponderado quedó en u$s 4,62 por millón de BTU (/ MMBTU), según informaron desde la organización. Se espera que por su componente de importación, los precios puedan estar apenas por encima de los obtenidos hoy. De ser así, será casi imposible para el Gobierno contener en un 35% la suba de tarifas que corresponde aplicar en abril, tal la cifra que anunció el ex secreta- rio de Energía, Javier Iguacel, a fines del año pasado. Es que el precio mayorista del gas representa en torno a un 50% de la boleta final a usuarios. Este valor corre en el rango de los u$s 3,90 y los u$s 4,10 / MMBTU en el período estacional vigente (octubre 2018 - marzo 2019). Con un precio promedio obtenido en la primera su- basta de u$s 4,62 / MMBTU, el gas se encarecerá en dólares cerca de un 15 por ciento. A la vez, el Gobierno esperaba que el precio promedio estuviera por debajo de los u$s 4 / MMBTU para que el próximo aumento de tarifas ronde el 30% o incluso estuviera por debajo. No obstante, fuentes de la Secretaría de Energía sostuvieron su posición y avisaron que mantienen la previsión de que las tarifas de gas no aumentarán más de un 35%en abril. Ayer se asignaron 14,3 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) para el verano y otros 35,7 MMm3/d para el invierno, un 96% de la demanda solicitada. El precio es un promedio para todo el año, que refleja la abundancia en verano (gas barato y sobrante para exportar) y la escasez en invierno (gas caro, con componente importado). Hoy a las 9 se realizará la segunda ronda de negociaciones, en donde se subastará el gas de la Cuenca Noroeste. Allí no hay suficiente producción local, por lo que Integración Energética Argentina (IEASA, ex Enarsa) oficiará como vendedor del gas importado de Bolivia. Otro componente a tener en cuenta es el tipo de cambio a aplicar. Los contratos para el semestre en curso toman una conversión de $ 37,69 por dólar. El nuevo tipo de cambio que se aplicará a partir de abril es el promedio que surja de las cotizaciones entre el 1° y el 15 de marzo. Con el dólar ahora en $ 39,10 y una tendencia a la suba en los últimos días, la estabilidad de la divisa también será clave para evitar un incremento superior en las tarifas. Para ilustrar, Naturgy -ex Gas Natural BAN-, cerró sus contra- tos para el semestre en curso a u$s 4,08 / MMBTU con un tipo de cambio de $ 37,69 por dólar, lo que es igual a $ 153,77 / MMBTU y a $ 5,53 el metro cúbico (m3, hecha la conversión). Comprar el gas más caro en dólares, con un tipo de cambio que a la vez es más alto que el fijado como referencia, lo llevará a elevar sus tarifas más de la cuenta, al igual que el resto de las distribuidoras. “Pensábamos que el precio iba a estar un 10% abajo de lo que se consiguió hoy. Estimábamos que el promedio estaría en u$s 4,20 / MMBTU aproximadamente”, contó a El Cronista un ejecutivo de una distribuidora.
Las nuevas tarifas se empezarán a definir desde el martes 26, cuando el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) convocó a la primera de las dos audiencias públicas en las que se habilitará el traslado a los usuarios de los precios mayoristas y se discutirá cómo recomponer los ingresos de transportistas y distribuidoras, en base a la inflación pasada. Para la segunda actualización de tarifas, que corresponde hacer en octubre, todavía hay du- das. Dada la cercanía de las elecciones presidenciales (el 27 de octubre serán los comicios generales), se especula que el Gobierno podría demorar la mala noticia de un nuevo aumento. Para eso, al igual que en 2017 en la previa a las elecciones legislativas, las tarifas de gas podrían subir recién en diciembre. En ese caso y por norma, el organismo regulador deberá reconocer la inflación extra en octubre y noviembre para recompensar por el atraso a las dos transportistas y las nueve distribuidoras que supervisa. (El Cronista, Buenos Aires)

Última actualización en Viernes, 15 Febrero 2019 12:36

Visitas: 9