EditorialRN

Codelco analiza cambios en proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente

Codelco analiza cambios en proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente

Chile. La estatal estudia otros sectores de explotación para dar continuidad a la operación. La Vicepresidencia de Proyectos desvinculó a 10 trabajadores de esta iniciativa.
No sólo las dudas sobre la capitalización por parte del Estado generan preocupación en Codelco. El desarrollo de los proyectos estructurales de la cuprera, que permitirán mantener su producción de cobre y darle viabilidad en el tiempo, no han estado exentos de dificultades a lo largo de su construcción.
Es el caso del proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente, cuya planificación original agendaba su entrada en operación para fines de 2017, pero a la fecha suma evidentes retrasos.
Oscar Landerretche, presidente del directorio de la estatal, durante una presentación a la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados realizada en julio, señaló que el proyecto -que permitirá extender la operación de la División ubicada en la Sexta Región- se encuentra en etapa de mejoras en el diseño de túneles y métodos constructivos.
En la misma exposición, planteó que están evaluando nuevos sectores de explotación, que permitan darle continuidad a la operación, en caso de mayores retrasos.
Consultada la cuprera por eventuales nuevas demoras en la construcción de la iniciativa, señaló que el “proyecto actualmente se encuentra en proceso de reformulación, y esperamos ofrecer pronto una solución técnicamente factible y económicamente viable. Para ello, y entre otras medidas, se ha trabajado en la mecanización y automatización exhaustiva de los desarrollos mineros, que evita la exposición de las personas a condiciones de riesgo y una diversidad de otras tecnologías que garanticen una construcción segura”.
Pese a lo anterior, fuentes que conocen del tema sostienen que las obras han estado avanzando muy lentamente en el último tiempo, debido a las dificultades de roca existentes en el lugar. Frente al escenario antes descrito, Codelco estaría evaluando la construcción de nuevas galerías de acceso al yacimiento, lo que implicaría un ajuste mayor del proyecto estructural.
Incluso se estaría estudiando construir una mina más pequeña que lo contemplado en un inicio, lo que reduciría la inversión total requerida. Inicialmente este monto ascendía a u$s 3.424 M (a moneda de 2013).
En el primer trimestre de este año esta división lideró la producción, con 128 mil toneladas de cobre. La cifra representa un alza de 8,5% respecto de lo obtenido entre enero y marzo del año previo.
Ajustes en VP
En paralelo, la semana pasada 47 personas fueron despedidas de la Vicepresidencia de Proyectos (VP) de la estatal, equivalentes al 5,2% de la planta. Esta decisión se tomó en base a los ajustes que se han aplicado en los proyectos y por la compleja situación que vive la empresa, afectada por los precios bajos del cobre, un alto nivel de deuda y la falta de inversión histórica por parte del Estado.
De acuerdo a fuentes cercanas a la compañía, del total de despedidos, 10 trabajadores estaban relacionados con el proyecto Nuevo Nivel Mina. Los 37 restantes estaban distribuidos de la siguiente manera: 13 del proyecto Moly, de Mejillones; 10 a RT fase II; 8 con Andina; 4 en áreas de la Casa Matriz; y dos relacionados con Rajo Inca.
Las mismas fuentes relatan que la VP ha perdido alrededor de 150 puestos de trabajo desde noviembre del año pasado. Además, agregaron que en el caso del proyecto Nuevo Nivel Mina, los empleos relacionados con la VP podrían seguir ajustándose. “Lo más probable es que como proyecto tengamos que llegar a una dotación de 20 personas, no más”, afirma una fuente de un sindicato de la cuprera. (La Tercera, Chile, 09/08/16)

Última actualización en Martes, 09 Agosto 2016 10:53

Visitas: 181

Vale: poco tiempo y mucho por resolver

Vale: poco tiempo y mucho por resolver

De no mediar una reactivación de la mano de un socio antes de marzo, el Ejecutivo provincial debería exigir a Vale un plan de reactivación. Entre idas y vueltas, la fecha limite para que la empresa brasileña no pierda la concesión sería septiembre de 2017.
Si el mundo fuera ideal, Mendoza no estaría pasando por la actual situación financiera que atraviesa y, literalmente, viviendo de lo que consigue prValeestado. Si fuera ideal, estaría entrando en el tercer año de exportación de una producción de 2.400.000 toneladas de cloruro de potasio, con 12.000 trabajadores en funciones y una matriz productiva más diversa, gracias a Potasio Río Colorado (PRC) en Malargüe. Pero esa ilusión quedó atrás en marzo de 2013 y está, por ahora, muy lejos de convertirse siquiera en la mitad de la realidad que prometía el yacimiento en sus primeros años.
Considerando el accionar del Ejecutivo provincial que exige que se cumpla con lo que dice la ley en materia de concesiones, con el ejemplo reciente del Casino Cóndor y la anunciada quita de las áreas petroleras, cabe preguntarse cómo actuará el Gobierno en el caso que se cumplan los cuatros años de inactividad que señala la ley para quitar una concesión minera. Sin embargo, y dentro de los plazos, la intención de la administración de Cornejo es ayudar en todo lo que se pueda para que Vale, dueña del proyecto, pueda reactivar y así evitar un frente de conflicto. ¿Se logrará?
La situación actual es muy compleja y los plazos corren para la empresa brasileña Vale, la cual de no reactivar el proyecto antes de marzo de 2017, recibirá -según indica la legislación- una intimación de parte de la Secretaría de Minería de la provincia para poner en marcha el proyecto, bajo el riesgo de perder la concesión. A partir de ese momento tendrá seis meses para presentarlo, por lo que en términos reales, Vale tiene poco más de un año para encontrar un socio para explotar el potasio malargüino. En ese plazo la discusión pasará del ámbito técnico al político, y quizás al judicial.
Desde lo anunciado a lo realizado
Aunque en un momento algunos medios interpretaron en base a lo que prometió Vale al Gobierno, que el proyecto se reactivaría en 18 meses, pero eso es una cuestión incierta, y va de la mano con la inyección de dinero fresco de un socio, porque de lo contrario es muy complicado que se realice con los valores actuales del potasio a nivel internacional, el cual ronda los 250 dólares por tonelada, muy lejos de los 700 previos al cierre y los 1.000 de hace una década.
Fue a fines de 2011 que la empresa anunció que en 30 meses tendría listo el complejo con 11 mil metros cuadrados construidos en un predio de 80.000 hectáreas en el departamento de Malargüe.De ese modo a mediados de 2014 comenzaría a producir 2.400.000 toneladas anuales de cloruro de potasio durante los primeros cinco años, para luego duplicar la producción en un yacimiento con una vida útil de más de 50 años.
Sin embargo, el ideal no se dio y a menos de un año de iniciados los trabajos, en diciembre de 2012 se dio una licencia a los trabajadores y se inicio el cruce entre el Estado y la empresa por la paralización, la cual derivó en la posterior paralización.
Pero es en ese proceso donde se pudo identificar, casi en forma anticipada, cómo podría afrontar la firma brasileña una eventual quita de la concesión si es que la paralización se mantiene y si la administración Cornejo decide avanzar con la medida.
En enero de 2013 Vale recibió las primeras resoluciones de la autoridad minera para que informara del plan de avance de obras, el que la empresa se excusaba de entregar porque hasta el 21 de enero mantenían la suspensión. Antes de esa fecha, a través de un correo electrónico enviado el 18 de enero, Vale anunciaba que la suspensión se extendía hasta nuevo aviso.
En ese momento, la Secretaría de Minería intimó a la empresa para que presente su plan de obras hasta el 1 de marzo de ese año, bajo la posibilidad de que se avance con la quita de la concesión. Del mismo modo, se envió a la Policía Minera a inspeccionar el yacimiento, generando la primera de una serie de decenas de informes que confirman una sola cosa, la falta de actividad de Potasio Río Colorado desde diciembre de 2012.
Es que la frase "sin actividad" podría ser fundamental a la hora de tener que enfrentar a Vale y obligarla en marzo de 2017 a presentar un plan de reactivación, todo en el hipotético caso -y muy probable mirando los mercados- de que no encuentre un socio para explotar.
Es que, como si fuera un deja vú, la misma firma se refirió a los términos en que se le podía quitar la concesión y lo hizo en un recurso de apelación presentado ante la Secretaría de Minería el 19 de febrero de 2013, rechazando la exigencia de un plan de obras que le solicitaba el organismo estatal.
En el punto VII.4 de ese documento, referido a la inactividad en las tareas mineras, señala: "PRC ya aclaró en más de una oportunidad que no ha abandonado el proyecto. PRC simplemente -y únicamente- extendió el receso de fin de año de los trabajadores mientras analiza las variaciones en los fundamentos económicos del proyecto". Más abajo, pero dentro del mismo punto y respecto al artículo 225 del Código de Minería, indica: "La autoridad minera podrá exigir al titular de una concesión la presentación de un plan de activación o reactivación de una mina solamente cuando la concesión respectiva hubiera estado inactiva por más de cuatro años que -obviamente y a las claras- no es el caso del Proyecto de PRC".
En ese momento seguramente la empresa no pensaba que casi cuatro después estaría en una situación compleja y, según asegura, sin los recursos para explotar el yacimiento. Eso sí, ya veía venir que menos de un mes después de enviar ese documento, y específicamente el 13 de marzo de 2013, anunciarían la paralización del proyecto en el que Mendoza ponía grandes esperanzas.
Casi cuatro años y no se ha movido nada
Si el Ejecutivo provincial decidiera quitar la concesión de Vale, un factor fundamental será probar que la empresa en cuatro años tuvo suspendido el proyecto. En ese aspecto un rol fundamental es el que juega la Dirección de Minería, a cargo del ingeniero Carlos Molina.
En conversación con MDZ, el funcionario confirmó que en marzo de 2017, según indica la ley y de no mediar un anuncio de Vale, a él le corresponderá exigir la presentación de un plan de reactivación. Los argumentos están en las actas de inspección que elaboró la Policía Minera desde la suspensión de las actividades en Malargüe.
"La Policía Minera realiza inspecciones tres o cuatro veces al año", dijo Molina, quien expedientes en mano, confirma que en cada una de las ocasiones, con registro fotográficos incluidos, los informes tienen la misma cita, "sin actividad". Incluso, aclaró el director de Minería, si se quisiera hacer algún tipo de movimiento en el yacimiento, primero la empresa debe solicitarlo a la autoridad, pero en cuatro años no lo ha hecho.
Molina afirmó que la misión de las inspecciones es, además, verificar que no se retire ningún tipo de maquinaria o estructura del predio de PRC, además de confirmar que no se ha desmantelado nada. Incluso, señaló, también se han hecho inspecciones de la Secretaría de Minería de la Nación para verificar que sigan en el lugar los equipos que se compraron con regímenes de promoción especial.
Pero para la autoridad de la materia la situación es clara, PRC está sin actividad desde marzo de 2013 de manera oficial y las labores que se han hecho son de mantenimiento, pero no implican producción, ni actividad. Señaló, entre otras cosas, que han pedido que se hagan trabajos de protección catódica para cuidar las tuberías, entre otros trabajos.
Con el yacimiento paralizado, sólo con presencia de personal de vigilancia y mantenimiento, no hubo movimiento alguno de acuerdo al último informe de la Policía Minera que data de abril de 2016. Molina señaló que él actuará en la parte técnica y de acuerdo a lo que la ley indica y los plazos establecidos, quedando después de eso, todo en manos del Ejecutivo. Seguirán las inspecciones, pero -tal como dijo Vale- de no llegar un socio no es de extrañar que todo siga igual hasta marzo de 2017.
El riesgo de enfrentar a Vale
Aunque para el Gobierno lo mejor sería que la empresa brasileña encuentre un socio y comience a explotar, consideran que de cumplirse los plazos tendrían que avanzar con la quita en la concesión. En ese contexto, analizan los riesgos, como es la posibilidad de que Vale judicialice el caso para no perder su concesión, utilizando argumentos como los que usó para rechazar que se le solicitaran planes de obras y otras explicaciones en 2013.
En ese contexto, y según confirman fuentes de Casa de Gobierno, trabajan para tener todos los argumentos sobre la mesa, especialmente los referidos a los períodos de inactividad. Al mismo tiempo, escucharían algunas opciones para poder activar el yacimiento con nuevos inversores, pero para eso deberían lograr salir de la relación con Vale sin una cuestión judicial que podría extender la paralización durante muchos años.
Sin embargo, por ahora son sólo hipótesis, porque la primera opción (y la mejor) es que Vale encuentre un socio o que las condiciones del mercado cambien para que explote en soledad con el proyecto reacondicionado, ya sin la misma producción, sin el ferrocarril y con menos impacto, pero aún con un potencial importante para mejorar la situación provincial. Queda un año para definir, pero nadie llegar al último día y ser sorprendido sin una carta bajo la manga. (MDzol, Mendoza, 08/08/16)

Última actualización en Lunes, 08 Agosto 2016 11:16

Visitas: 222

ASIJEMIN crea obra social para los jerarquicos mineros

ASIJEMIN crea obra social para los jerárquicos mineros

Otro objetivo institucional pone en funcionamiento este sindicato. En esta oportunidad fundó “OSJEMIN”, la primera obra social para los trabajadores profesionales y técnicos que se desempeñan en la actividad minera metalífera, no metalífera, cemento, cal y piedra de toda la República Argentina.ASIJEMIN crea obra social para los jerárquicos mineros
Con la fiscalización correspondiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, a través de Claudia Casurro, ASIJEMIN desarrolló su asamblea extraordinaria con la presencia de integrantes de la Comisión Directiva Nacional, delegados y afiliados.
Entre los temas destacados se anunció la creación y fundación de la Obra Social del Personal Jerárquico, Profesional y Técnico de la Actividad Minera (OSJEMIN), que encuadrará a los trabajadores que presten servicio en la actividad minera directa e indirectamente, como así también adherentes.
Marcelo Mena, secretario general de ASIJEMIN explicó “estamos informando un gran proyecto, como es el de tener un servicio de salud propio y de calidad que beneficiará a los afiliados y a sus familias”. Además resaltó “es el puntapié para que todos trabajemos de a poco y construyamos una gran organización en tema de salud”. (ASIJEMIN)

Última actualización en Lunes, 08 Agosto 2016 11:12

Visitas: 312

Durante 2015 la economia de Mendoza crecio 4 por ciento

Durante 2015 la economía de Mendoza creció 4 por ciento

Mendoza. Contra todos los pronósticos, y en lo que algunos consideran un efecto rebote luego de un 2014 en el que tocó fondo, el PBG (Producto Bruto Geográfico, o el conjunto de bienes y servicios que genera la econ2015-la-economía-de-Mendozaomía) de Mendoza creció 3,99% durante el 2015.
Y los grandes responsables de ese repunte fueron el sector agropecuario, seguido por la industria manufacturera y la producción de petróleo.
Pero en el marco de una crisis que signó la marcha económica provincial al menos desde 2012, el último indicador dado a conocer por la Deie (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas) tiene un plus: es el más alto de la última década, que sigue al valor más bajo del período.
En términos de generación de riqueza, significa que la economía en su conjunto produjo casi $14 mil millones a valores constantes, pero creció mucho más (24%) al considerar la incidencia de la inflación: así, Mendoza en conjunto “facturó” más de $172,3 mil millones en los pasados doce meses.
El caso es que, según interpretaron desde el organismo estadístico, lo marcado de la evolución se explica en buena medida en que la provincia venía de una caída pronunciada. Según la serie estadística, había cerrado 2014 con un -3,6%.
Ese año, 7 de las 9 actividades económicas ponderadas en el cálculo del PBG sufrieron una retracción, exceptuados el rubro servicios públicos (luz, agua y gas) y los comunales y sociales.
“Veníamos de un año muy malo, por las pérdidas de cosechas en buena parte producto de las contingencias climáticas. Entendemos que la devaluación de comienzos de 2014, al igual que la de diciembre pasado, de alguna manera impactó en el Producto Bruto que, vale aclararlo, pondera la producción económica y no la rentabilidad”, explicó Eduardo Grossi, responsable del área de Estadísticas Económicas.
En sintonía con la curva del Producto Bruto total, la performance per cápita también mejoró. Concretamente, luego de los u$s 9.454 de hace dos años, en el último llegó a u$s 10.169, muy cerca del nivel registrado en 2013.
Los principales motores
A la hora de buscar explicaciones, la mirada especializada aporta otros factores.
El economista Pablo Salvador, de la Fundación Ideal, coincide en que la devaluación tuvo su efecto “pero un 4% es un valor alto, y cuando venís de un nivel muy inferior toda comparación queda sobreestimada. Hay que considerar que fue un año electoral, y hubo mucha plata del Estado volcada a la economía, algo que incluso se vio reflejado en el PBI; subió 1,5% cuando se esperaba una caída”.
Nada cambió en la composición del PBG mendocino: el sector primario conserva su histórico 10%, mientras el secundario concentra otro 25% y el terciario es el grueso (65%). Ni tampoco la incidencia en el PBI, que sigue entre el 3 y 4%.
En ese tren, los tres principales motores, agro, manufacturas y petróleo, representan 1/3 en importancia para la economía. El liderazgo fue de la actividad agropecuaria, tal vez la más castigada de los últimos años (de 7 períodos en 5 registró caídas), con un llamativo 8,3%, o más de $1.035 M a valores constantes.
El análisis de la Deie lo atribuye a una mejor producción frutícola (121%) y olivícola (109%), aunque con una merma del 6,7% en uvas un “contrapeso” importante.
En empuje para el Producto Bruto siguió el sector manufacturas, con el 5,6% interanual. Dentro de los $2.179 millones aportados sin inflación, hay que discriminar el peso histórico del petróleo (la refinación subió 11%), sin el cual baja a 1,5%; el resto lo explica la industria vitivinícola (4,4%) y alimenticia (3,3%).
El tercer motor más importante, con 4,6%, fue la producción petrolera ($1.057 M). El índice, en principio, había generado dudas en el seno del Ejecutivo, dado que mientras la extracción había aumentado 4%, la refinación crecía el doble: la explicación, de acuerdo a Grossi, fue un mayor ingreso de crudo desde la Cuenca Neuquina.
Sin embargo, los empresarios relativizan los números. “Compartimos eso de que 2015 fue mejor, pero no hubo incremento de nivel de actividad: la previsión de 2014 resultó mayor de lo que finalmente fue. Habíamos medido 62%, un año después era de 54% y hoy 51. La expectativa era que repuntara en este segundo semestre pero no se está dando; ahora esperamos que con la licitación de proyectos energéticos se logre”, sostuvo Julio Totero, directivo de la UIM (Unión Industrial de Mendoza), en representación de Asinmet.
Sostiene construcción
Lo que parece ralentizarse pero nunca detenerse es la construcción en 2015. Luego de involucionar un 0,3%, trepó 3,2% el año pasado.
Pese a un menor ritmo de ejecución, se destaca un dato: la Deie relevó más de 5.100 permisos otorgados para construir, con un alza de 7% en metros cuadrados aunque de menores superficies promedio, que se redujeron de 196 metros a 184.
“También se incrementaron los despachos de cemento, un producto que no puede stockearse durante mucho tiempo y por lo tanto indica consumo real”, analizó Grossi. Con todo, la construcción generó $239,2 millones, o más de $7.400 M considerada la variación de precios. (Los Andes, Mendoza, 08/08/16)

Última actualización en Lunes, 08 Agosto 2016 11:14

Visitas: 214

Minera Alumbrera Informe de Sostenibilidad 2015

Minera Alumbrera Informe de Sostenibilidad 2015

Minera Alumbrera presenta su 12º Informe de Sostenibilidad.
Asumimos el compromiso de impulsar una gestión sostenible de nuestro negocio, en el marco de una visión de minería responsable.
Buscamos fortalecer el desarrollo social y el crecimiento económico locales, con resultados permanentes que continúen más allá de la vida útil del yacimiento.
El 12º Informe de Sostenibilidad de Minera Alumbrera, presenta los programas e iniciativas relacionados con el desempeño económico, social y ambiental en Argentina.
A través de esta publicación buscamos informar anualmente a la sociedd sobre la manera en que trabajamos y responder así a las expectativas de nuestros grupos de interés.
Invitamos a la comunidad a leer y descargar el documento para conocer en detalle de nuestras actividades. (Info Alumbrera)

Última actualización en Lunes, 08 Agosto 2016 11:04

Visitas: 245