EditorialRN

Das Neves vinculo la central nuclear en Sierra Grande con el uranio de Cerro Solo

Das Neves vinculó la central nuclear en Sierra Grande con el uranio de Cerro Solo

Chubut. Esta semana sorprendió un dirigente del Pro de Río Negro afirmando tener información confidencial vinculada a un proyecto para instalar una central nuclear en la localidad de Sierra Grande. Nadie del gobierno nacional salió públicamente a descalificar esas declaraciones. Sin embargo, el gobernador Mario Das Neves prefirió subrayar que «no está cofirmado, pero necesitan uranio». A lo que agregó en una entrevista otorgada ayer a Radio 3: «¿Dónde está el uranio? (en alusión al yacimiento de Cerro Solo, cercano a Paso de Indios). Tenemos que estar muy atentos. Hay cosas que nos quieren imponer que no se corresponden con ese discurso del país federal. Hay soberbia y desconocimiento de la realidad del interior del país».
«La mineria es la que mas despidio»
Durante una conferencia de prensa ayer en Casa de Gobierno, Das Neves volvió a cargar contra la actividad minera y reafirmando que, al menos durante su gestión, no se abrirá esa explotación en Chubut.
«El sector minero es el que ha despedido más gente en el país», afirmó ayer el Gobernador, quien agregó que «fue al que le dieron más plata pero fue el que echó más gente en el país».
Insistió en su postura y marcó que «uno no es loquito. Uno pide de acuerdo a lo que es la realidad de su provincia». (Diario El Chubut, Chubut, 12/05/17)

Última actualización en Viernes, 12 Mayo 2017 11:13

Visitas: 141

Aclararon los terminos de explotacion minera en Rio Negro

Aclararon los términos de explotación minera en Río Negro

Río Negro. Desde la Secretaría de Minería de Río Negro explicaron que una firma de origen canadiense está realizando tareas de exploración a partir de la existencia de uranio entre el noroeste de Valcheta y el Bajo de Santa Rosa.
Se trata de la firma Minera Cielo Azul (MCA), una sociedad argentina subsidiaria de Grosso Group, empresa de exploración canadiense que trabaja en la Argentina desde hace 25 años en forma ininterrumpida.
“Es un área que tiene una extensión de unos 20 kilómetros, donde se han hecho perforaciones de unos 10 centímetros de diámetro y hasta 40 o 50 metros de profundidad”, explicó el titular de Minería, Juan Pablo Espínola.
A su vez, indicó que “el mineral que se ha encontrado tiene las características de ser diseminado-sedimentario y no por veta. Ello significa que en el caso que el proyecto avance, la extracción sería análoga a cualquier explotación de áridos ya que el mismo está en partículas entremezcladas en los suelos”.
Espínola reseñó que “las tareas exploratorias no son una novedad en la zona”. “La empresa hizo una campaña de prospección entre el 2006 y 2007 descubriendo uranio, más exploración temprana hasta 2013, interrumpiéndola por falta de resultados atractivos para su ex-socia AREVA. En esta nueva campaña, con enfoque y metodología diferente, la expectativa es muy positiva”, refirió.
También contó que al momento de reiniciarse la actividad el año pasado “visitamos el proyecto y hemos verificado las buenas prácticas de MCA para con las cuestiones ambientales, paleontológicas, humanas y comunitarias, amén del apoyo y la ayuda en las necesidades de los superficiarios y sus familias”.
El funcionario confirmó que la empresa cuenta con los derechos mineros correspondientes y han realizado el estudio de impacto ambiental. “A pesar que el lugar donde se desarrollan las tareas no se trata de un Área Natural Protegida, posee un real potencial arqueológico y paleontológico. A partir de lo cual, a requerimiento de la Secretaría de Cultura de la Provincia, en la primera campaña se le dio intervención al Museo Patagónico de Ciencias Naturales, a efectos de evaluar, diseñar y monitorear un plan de manejo y cuidado”, añadió.
Para la presente campaña de exploración, consistente en relevamientos geofísicos y muestreo con perforaciones, MCA presentó un plan de trabajo y la correspondiente Declaración Jurada Ambiental, que incluye el capítulo paleontológico pertinente, aprobada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable sin objeción alguna. (ADN, Río Negro, 12/05/17)

Última actualización en Viernes, 12 Mayo 2017 11:13

Visitas: 130

"Propuesta para una politica de estado para el desarrollo de la mineria en Mendoza"

"Propuesta para una política de estado para el desarrollo de la minería en Mendoza"


El sector minero se encuentra totalmente paralizado en la Provincia de Mendoza a consecuencia de un conflicto entre posiciones sociales y económicas encontradas que ya lleva casi 10 años sin solución. Por un lado, parte de la sociedad cercana a los sectores tradicionales de la economía, percibe la minería como una amenaza al ambiente y a su forma de vida y, por otro lado, otra parte relacionada con la industria y con el comercio, ve en la minería una posible respuesta a una economía estancada que busca nuevas oportunidades de crecimiento. Muchos años de ausencia y, en algunos casos, de especulación en la administración del conflicto por parte del Estado han generado una situación de parálisis que continúa dividiendo a los mendocinos en posiciones injustificadamente enfrentadas y hace perder oportunidades de crecimiento a la Provincia. La estrategia del Gobierno para resolver esta situación fue la decrear un Espacio de Diálogo en el cual las diferentes posiciones sobre los temas más importantes relacionados con la minería pudieran ser expuestos y evaluados, para servir de base para la generación de una Política de Estado para el sector. La propuesta tuvo aceptación por parte de gran mayoría de la comunidad y críticas por los sectores más radicalizados en ambos extremos del espectro de posiciones. Se realizaron más de 70 exposiciones sobre aspectos sociales, legales, económicos, ambientales, institucionales y técnicos, cubriéndose un amplio espectro de temas desde diversos puntos de vista. Dichas exposiciones totalizaron más de 100 hs. y fueron seguidas por más de 500 hs. de diálogo respetuoso aunque no libre de debate. Participaron más de 1500 personas, incluyendo representantes del poder ejecutivo y legislativo, la Dirección General de Irrigación, Universidades, Institutos Técnicos, ONGs, cámaras empresariales, colegios profesionales, profesionales independientes, estudiantes y público en general.
En forma complementaria, se participó en diversos foros y asambleas con el objetivo de completar la información faltante y se consultó con diversos especialistas sobre los temas que, aún después de este trabajo, quedaron incompletos o acerca de los que aparecieron dudas conceptuales. Sobre la base de este estudio, se realizó un mapa estratégico en el que se analizaron los diferentes subsectores que integran el universo minero, considerando tipos de minería, etapas de desarrollo, magnitud de los emprendimientos y localización de los mismos. Para cada uno de estos subsectores se hizo un análisis de los aspectos positivos y negativos desde cada una de las dimensiones analizadas, las oportunidades que generan para Mendoza así como los potenciales riesgos
Luego, el mapa estratégico se completó con un set de políticas públicas destinadas a potenciar los aspectos positivos y eliminar los aspectos negativos que deben aplicarse en una secuencia que garantice maximizar los beneficios de la actividad, minimizando los riesgos de la misma.
1 -¬¬ Políticas para reducir el riesgo de la actividad minera en la Provincia.
2 -¬¬ Políticas para reducir las barreras que limitan el desarrollo del sector minero en la Provincia.
3 -¬¬ Políticas para potenciar las oportunidades que brinda el sector minero en la Provincia.
4 -¬¬ Políticas para potenciar las oportunidades que brinda la Provincia al sector minero.
Entre los puntos más destacables, se incluyen planes de apoyo y capacitación para los pequeños emprendimientos mineros, planes de desarrollo de infraestructura, planes de fortalecimiento institucional y de participación comunitaria y una política que permitirá que el desarrollo de la actividad sea acompañado de un balance neto positivo en términos de disponibilidad de agua y energía. Otro aspecto especialmente considerado es la promoción de las tareas de prospección y exploración y los factores que hoy impiden el desarrollo de estas actividades que son fundamentales para cumplir con el objetivo de la política: tener un sector armónicamente integrado a la economía provincial, que la dinamice y que tenga sustentabilidad en el tiempo.
También se proponen mecanismos para que parte de la renta minera, que se lleva la Nación a través de los impuestos nacionales, vuelva hacia las regiones donde se ejecutan los proyectos mineros en forma de planes de desarrollo social e infraestructura. Atendiendo una de las principales preocupaciones manifestadas durante las sesiones del Espacio de Diálogo, uno de los temas a ser considerados prioritariamente es el referido al fortalecimiento institucional de la Dirección de Minería de la Provincia. Se han tenido en cuenta aspectos legales, procedimentales y financieros. Se pondrá especial foco en la profesionalización de sus cuadros, capacitación de sus órganos de control, búsqueda de soportes técnicos y profesionales y modernización y búsqueda de transparencia en todos sus procedimientos.
La dimensión territorial también se tuvo en cuenta y los trabajos se concentrarán, en una primera etapa, en aquellas regiones donde exista potencial y haya soporte de la comunidad hacia la actividad, como es el caso de Malargüe, dejando para etapas de mayor maduración de la industria a regiones en las que la comunidad prefiera orientar sus capacidades productivas hacia otras actividades, como es el caso del Valle de Uco.
La política propuesta se enmarca en el cumplimiento de las leyes nacionales y provinciales vigentes especialmente la ley 7722. (El Pregón Minero) 

Última actualización en Viernes, 12 Mayo 2017 11:07

Visitas: 108

Infraestructura, agroindustria y mineria, las propuestas argentinas que llegan a China

Infraestructura, agroindustria y minería, las propuestas argentinas que llegan a China

(Telam) En su primera visita oficial, el presidente Mauricio Macri llegará a China para ser parte -el próximo domingo- del I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional con dos propuestas clave, una de infraestructura con una hidrovía que vinculará Argentina, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay y otra de triangulación comercial para venderle alimentos a África.
El embajador argentino en China, Diego Guelar, quien recibirá el próximo 14 al presidente y a su comitiva en Beijing, luego de su gira por Emiratos Árabes que se extenderá hasta Japón, adelantó las propuestas de cooperación y comerciales que se plantearán.
En la capital china, el presidente argentino participará entre el 14 y el 15 del “I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional”, que reunirá a 28 mandatarios de distintos países del mundo y que es la primera cumbre mundial sobre la nueva ruta de comercio y conectividad que enlaza Asia, Europa y Medio Oriente. Nueva ruta que está cambiando el mapa económico mundial.
Durante el inicio del foro, Macri estará al lado del presidente chino Xi Jinping, artífice de este ambicioso proyecto que tendrá seis corredores, en el que Argentina se convertirá en un socio clave en “Infraestructura, agroindustria y minería”, según sostuvo Guelar en Beijing.
El miércoles 17, Macri será recibido por su par chino en el Gran Salón del Pueblo de Beijing, en inmediaciones de la histórica plaza de Tiananmen, para firmar acuerdos por unos u$s 30 mil millones en las áreas de agroindustria, energía, transporte y minería.
Pero antes, estará en el Foro, conocido también como OBOR, por sus siglas en inglés “One Belt, one road”, un proyecto lanzado por Xi en 2013 que, para Guelar, es “la expansión del China como un poder que va más allá de la región” y donde la Argentina hará pie con dos propuestas.
“Una es una obra pendiente pero que ya hay inversiones chinas que es la hidrovía, un hecho de vinculación regional entre Argentina, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay y Argentina. Hay un interés chino y es una gran obra de infraestructura, que va a tener crédito del nuevo banco de inversión asiático al que Argentina se está incorporando en este viaje”, contó el embajador.
La otra propuesta, dijo el diplomático desde su embajada en el barrio pekinés de San Li Tun, es una “triangulación con los chinos en sus programas de cooperación con África en dos áreas: aprovisionamiento de alimentos y asistencia tecnológica. Ellos tienen los recursos, nosotros, la comida y Argentina es un país de gran tecnología agropecuaria”.
La agenda china de Macri es intensa. Mientras las primeras damas recorrerán la milenaria historia escondida en la ciudad prohibida, ubicada en el centro de Beijing, el día martes 16 se realizará un foro en el Hotel Summit Wing con 600 empresarios chinos y un centenar de argentinos.
Ese mismo día por la tarde, Macri dará una conferencia a puertas cerradas en la Academia de Ciencias Sociales China y, más tarde, a las 19, celebrará el Día Nacional de la Argentina –el 25 de mayo- con y el 45° Aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas con China.
“Nosotros estamos estratégicamente en la agenda china como proveedores. No estamos ni en la norteamericana, ni en la europea, pero sí en la china por los ejes de infraestructura, agroindustria y minería”, remarcó Guelar.
“Argentina más Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile somos el 25% de todo el sumistro de China; segundo está Estados Unidos con el 20%. Esto es un abastecimiento para un país de 1.400 millones de personas”, detalló.
En cuanto a infraestructura, el diplomático dijo: “Argentina y toda nuestra región tiene una necesidad de ferrocarriles, puertos y los chinos tienen grandes empresas y crédito, somos un destino de inversiones en infraestructuras muy grande”.
Y, por último, subrayó que ahora, en este viaje, “estamos lanzando el acuerdo con Shandong Gold Group en Veladero, San Juan. El 75% de la minería que está identificada no está explotada, es un eje de millones de dólares”.
En esta gira también se va a oficializar el acuerdo por 30 mil millones de plan integrado de obra pública a cinco años que “marcan los objetivos elegidos por ambos países como toda la rehabilitación ferroviaria, el sistema de incorporación de energía eólica, grandes obras hidroeléctricas y nucleares”, enumeró.
Entre ellos, está la renovación y puesta en valor del ramal San Martín que va de Mendoza a Buenos Aires, una planta fotovoltaica en Jujuy y la cuarta adenda que suma mil millones al programa de 2.500 M del tren Belgrano Cargas. También, se oficializarán acuerdos de extensión de visas a diez años con entrada múltiple “que le da la bienvenida a un flujo de turismo chino importante”, dijo el embajador, y se firmará otro acuerdo vinculado a la instalación del organismo de control chino de seguridad alimentaria en Argentina para garantizar las condiciones y poder vender a este gran mercado.
Para Guelar, el gran desafío argentino está vinculado a la industria agroalimentaria y es “agregar valor y vender productos de alta calidad. China no lo impide, el impedimento es que no tenemos empresarios que se lo planteen”. Para Guelar estos acuerdos son parte de “un sistema de señales” porque “el Estado no produce alimentos, pero genera las condiciones para que una nueva generación de empresarios entienda que es posible. Las puertas están abiertas. Mucho más el Estado no puede hacer, la posta ahora es de la sociedad civil, en este caso de los empresarios”, concluyó. (El Pregón Minero, 12/05/17)

Última actualización en Viernes, 12 Mayo 2017 11:12

Visitas: 81

La minería y su delicado equilibrio entre desarrollo y sustentabilidad

La minería y su delicado equilibrio entre desarrollo y sustentabilidad

(Maggie Videla, La autora es ingeniera química (UNSJ), especialista en Higiene, Seguridad y Protección Ambiental (UCA), y en Desarrollo Sustentable Minero (Japón). Integrante de Fundación Generación del Sur) En la actualidad, el concepto de desarrollo sustentable forma parte del debate público y su masificación se traslada a procesos, actividades o productos sin la profundidad que se merece.
Si bien inicialmente se restringió al análisis del consumo de los recursos naturales en detrimento del ambiente, en la actualidad la visión de sustentabilidad responde a una mirada sistémica donde confluyen, en torno al estudio de una actividad determinada, cuestiones que tienen que ver tanto con lo social, lo económico, lo político, el marco regulatorio y, por supuesto, todo lo referido al impacto ambiental.

Al repasar brevemente los orígenes y el avance de esta concepción podemos ir hacia atrás casi 150 años, momento en el que surge en algunos países la idea de preservar grandes espacios en su estado original, como paisajes y santuarios para la vida vegetal y animal, dejando fuera la presencia humana. Ejemplo de ello es la creación, en 1872, del primer parque nacional del mundo, el de Yellowstone, en Estados Unidos.
Luego de las Primera y Segunda Guerra Mundial, y con la creación de la ONU en 1945, reaparecen estas ideas y reflexiones, que se van encauzando concretamente a plantear que el crecimiento en el planeta se ve limitado por los siguientes cinco factores: población, agricultura, recursos naturales, industrias y contaminación.
A partir de allí, siguieron años de declaraciones, estudios, documentos y adhesiones por doquier, hasta que, finalmente, veinte años después, el concepto de desarrollo sustentable empezó a integrarse en la política de países desarrollados y en vías de desarrollo, principalmente, debido a la publicación y la difusión del informe presentado por la Comisión Brundtland de la ONU.
Go Brundtland, primera ministra noruega, presidió por aquellos días la Comisión de Ambiente y Desarrollo y sostuvo que muchas de las actividades económicas necesarias para el progreso provocaban un desgaste acelerado de los escasos recursos naturales, lo que otorgaba bienestar en esta generación pero dejaba para las generaciones futuras un mundo con pocas posibilidades.
Advirtió que para lograr el desarrollo sustentable era indispensable introducir cambios fundamentales en la forma en que producían y consumían las sociedades. Recomendaba aumentar las inversiones en métodos de producción limpias y medidas de eficiencia ambiental, mediante incentivos, planes y políticas de apoyo destinadas a establecer marcos normativos, financieros y jurídicos adecuados.
Nos quedamos entonces con estos conceptos que, a nuestro juicio, son los indicados para nuestra realidad. Coincidimos en que el desarrollo sustentable no consiste en dejar sin tocar los recursos del planeta, sino en mantener el desarrollo económico para satisfacer las demandas de las generaciones actuales, pero sin imposibilitar que las generaciones futuras puedan satisfacer las suyas. Y esto debe hacerse generando calidad de vida, bienes e ingresos crecientes para una población mundial en aumento y sin destruir la base ecológica de la sociedad.
Ello, por supuesto, no significa prohibir, sino hacer y brindar soluciones de la mano de la tecnología como proveedora de métodos y de formas de actuar sabiendo que, utilizando el conocimiento científico, es factible diseñar sistemas de aprovechamiento, de uso, de protección y de conservación.
Existen en la actualidad cerca de 80 definiciones diferentes sobre qué entender por sustentabilidad: todas ellas coinciden en que el sintagma desarrollo sustentable reúne dos líneas de pensamiento en torno a la gestión de las actividades humanas: una de ellas concentrada en las metas de desarrollo y la otra, en el control de los impactos dañinos de las actividades humanas sobre el ambiente. Ninguna de ellas prohíbe.
¿Y los minerales?
Al margen de las valoraciones que puedan tenerse de la actividad, la minería no es una industria de la que se pueda prescindir.
Los recursos minerales constituyen un elemento indispensable para las actividades económicas de cualquier país. Fueron, son y seguirán siendo vitales para satisfacer las necesidades básicas del ser humano y el desarrollo de las sociedades y las economías. Forman parte esencial e importante de las fuentes energéticas actuales, de los productos manufacturados, de la obra pública, de la construcción, del abastecimiento de alimentos, de la salud, etcétera. Están presentes en nuestra vida cotidiana y los productos (cualquiera sea su origen) no podrían fabricarse sin la necesaria contribución de instrumentos y herramientas fabricados con productos minerales.
Los cimientos del crecimiento económico del mundo desarrollado, así como los medios para alcanzar adelantos en los estándares de vida en cualquier lugar del planeta, descansan en los minerales, los metales, las rocas y los combustibles fósiles.
No existe la posibilidad de pensar en calidad de vida ni en desarrollo económico sin la amplia utilización de recursos minerales, y por tanto, sin minería. Cualquier elevación de los actuales patrones de nivel de vida exigirá, a su vez, un mayor consumo de recursos naturales y, entre ellos, de minerales.
En ese marco, no parece factible considerar la opción de prohibir la actividad, pero surge la necesidad de revisar las facetas de la industria y de asumir el reto de operar de otra manera.
La minería se ha desarrollado sin tener en cuenta el carácter irreversible de muchas de las alteraciones producidas por un uso con poca visión de futuro. Es por ello que la actividad sigue siendo percibida y asociada a la degradación ambiental y a la depredación de recursos naturales. Aun con la modificación de muchos comportamientos, es frecuente ver cómo se la vincula con una imagen totalmente negativa por razones históricas. La minería alrededor del mundo explotó yacimientos, creó montañas de estériles y dejó cicatrices en los paisajes naturales.
Desde los inicios de la década de los noventa, tanto a nivel de empresas como de los gobiernos, ha cambiado la forma de abordar la minería. Los Estados y la industria son conscientes de que la minería no puede sobrevivir sin encontrarse fuertemente comprometida con la preservación y la protección ambiental. A ello se ha sumado la introducción de tecnologías limpias, de la mano de una gestión integral en los procesos productivos en compromiso con el ambiente, análogamente como ha sucedido en otros sectores industriales. Pero a la demanda ambiental se ha sumado una demanda social, que se centra en compatibilizar crecimiento y desarrollo de proyectos con calidad de vida in situ.
Se reconoce que el crecimiento económico es esencial para satisfacer las necesidades humanas y para mejorar la calidad de vida; sin embargo, se exige que ese desarrollo deba basarse en el uso eficiente, equitativo y ambientalmente responsable del recurso, ampliando las exigencias y, con ello, dando respuesta a los desafíos del desarrollo sustentable.
Buscar el equilibrio
A la luz de lo expuesto, se plantea el desafío de derribar o intentar modificar los paradigmas de la percepción pública que sostienen que la minería es una industria sucia, con una reputación derivada de eventos poco frecuentes, pero muy publicitados.
Esta tarea deberá ser abordada de manera interdisciplinaria, con un fuerte trabajo en equipo y con un lenguaje común.
La actividad minera debe encontrar el camino que le permita mantener el necesario suministro de minerales y materias primas, satisfaciendo al mismo tiempo la demanda de la sociedad de un ambiente limpio y estéticamente agradable.
Nuestro país se encuentra hoy con una oportunidad única de alcanzar y mantener el delicado equilibrio entre desarrollo y sustentabilidad en materia minera.
Más aún, la minería como factor de crecimiento de la matriz productiva en economías regionales debe mostrar que es totalmente compatible con las energías renovables que se pretenden impulsar en provincias como Jujuy, Salta, San Juan y la Patagonia.
De cara al futuro, tenemos una posibilidad única de conseguir la madurez de nuestras instituciones, nuestros profesionales y nuestra sociedad que no conduzcan a una prohibición sino a un mejoramiento de los procesos productivos por parte de las empresas, combinado con óptimos niveles de fiscalización por parte de las autoridades concedentes. (InfoBAE, Buenos Aires, 11/05/17)

Última actualización en Viernes, 12 Mayo 2017 11:05

Visitas: 88