EditorialRN

“Los trabajadores de Mina Pirquitas se tomaron el tema con mucha valentia”

“Los trabajadores de Mina Pirquitas se tomaron el tema con mucha valentía”

Jujuy. El inminente cierre de Mina Pirquitas trae preocupación a los habitantes del lugar sobre su futuro, aunque muchos de ellos ya se encuentran moviéndose y viendo las posibilidades de un emprendimiento futuro que les sirva para su sustento diario.
Son más de 800 trabajadores que quedarán a su suerte cuando en marzo de 2017 cierre la empresa que explotaba esta mina y que generaba trabajo entre los habitantes de cinco localidades aledañas a la mina.
Ayer los representantes de esas comunidades se reunieron con el Gobernador Gerardo Morales para plantear posibles soluciones a esta situación, ya que el Gobierno piensa conseguir posibles inversores que estén interesados en explotar la mina y de esta manera generar trabajo genuino a los habitantes del lugar y revertir esta “herencia” del fellnerismo.
En este sentido, el Ministro de Trabajo de la provincia, Jorge Cabana Fusz, se refirió a esta situación explicando a Radio 2 que “nosotros estuvimos ayer durante toda la jornada hasta las 22 horas en Pirquitas, se extendió la jornada porque la gente estaba entusiasmada como siempre, nosotros estamos yendo desde el 23, esta es la tercera vez que fuimos”.
“Fuimos a armar el tema de las cooperativas y ver cómo las instrumentamos para lo que se necesite, es decir para ganadería, para agricultura, para cooperativas mineras, de turismo y todo lo que la gente viene marcando sobre las necesidades que tienen”, destacó.
Además, Cabana Fusz aseveró que “lo que me sorprende particularmente a mí es cómo la gente ha tomado este problema gravísimo, que es un problema social y laboral, ellos lo han tomado con una valentía terrible, afrontando la cuestión y no esperando nada de acá sino que ellos mismos están movilizándose para tener una matriz productiva allá en estos confines de Jujuy, donde es realmente muy difícil vivir, donde no hay nada hecho como para tener un sueldo, solamente está la mina y la mina cierra”.
“En estos avances, nosotros también hemos estado hablando con la compañía minera, con el representante y con el gremio también, viendo cómo va a ser el tema del desenlace, cuando se produzca el cierre de la mina, qué es lo que va a suceder, estamos viendo el tema de los convenios que tenían desde el primer momento, las inversiones, qué es lo que va a quedar, cómo vamos a avanzar sobre el tema del post-ocupacional, que ese es uno de los temas gravísimos porque por ahí se habla del tema de la contaminación. Nosotros sabemos porque hemos hecho varias inspecciones del Ministerio de Trabajo en el tema de seguridad, salubridad, higiene. Hemos podido constatar que la explotación se hace a cielo abierto, o sea que hay un 90 por ciento de porcentaje de probabilidades de que haya contaminación”, indicó.
Contaminación
El Ministro de Trabajo se refirió también al tema de la contaminación del lugar y de las personas que viven allí debido a la actividad minera, señalando que “se han tomado muestras tanto de agua, como de suelo por el tema del grado de contaminación y seguramente eso influye mucho en los empleados, seguramente el cuerpo de esta gente estará minado de plomo en la sangre y esto tiene que ver mucho para el futuro de lo que se pretenda ir ahí”.
“Nosotros estamos avanzando con el Ministerio de Salud para hacer un control de salud a la gente, no tan solo a los empleados, sino también a los habitantes del pueblo, porque esto no viene de ahora, viene de los ’90 cuando estaba la gestión de los otros dueños que estaban explotando antes esta compañía y (entonces) ya había un grado de contaminación tanto en el agua como en el suelo”, dijo.
Y añadió que “yo de esto me acuerdo porque fue un tema que lo habíamos tratado en la Cámara de diputados allá por 1990, por lo que es una historia larga que no termina, sino que empieza ahora el problema, va a ser grave la si la contaminación existe, si existe un grado de avance sobre los habitantes del lugar. También estamos hablando con gente que tenga la posibilidad de invertir”.
“Se ha trabajado en toda la región, en los cinco lugares que involucra directa o indirectamente a gente que trabaja en la mina, estamos hablando de 800 personas que trabajan en relación de dependencia, por lo que es un problema grave para nosotros que estamos en la función”, finalizó. (Jujuy al Momento, Jujuy, 04/04/16)

Última actualización en Martes, 05 Abril 2016 11:36

Visitas: 370

La nueva ofensiva de Copec y Ultramar para salvar Mina Invierno

La nueva ofensiva de Copec y Ultramar para salvar Mina Invierno

Chile. Uno de los subsectores de la minería que más se ha visto perjudicado por la abrupta caída de los precios de los commodities, que comenzó a ocurrir a inicios de 2015, es la explotación del carbón.
En el ámbito local, la compañía más impactada por esta situación es Mina Invierno, controlada en partes iguales por los grupos Copec (Angelini) y Ultramar (Von Appen), y que se ubica en la localidad Isla Riesco, en la Región de Magallanes.
Copec informó, a fines de enero, que hizo un test de deterioro que arrojó una pérdida financiera por u$s 290 M para su filial. Esto implicó un impacto negativo de u$s 145 M en los resultados de Copec de 2015.
Ante este escenario, la compañía está aplicando varias medidas para salvar la operación. De hecho, comunicó que “como consecuencia del prolongado escenario de bajos precios que enfrenta el mercado del carbón, Mina Invierno se ha visto en la necesidad de reducir su nivel de producción de carbón a 2,3 millones de toneladas durante 2016, cifra que representa una disminución de 25% respecto a 2015”.
Esta reducción de producción se da en el marco de una serie de esfuerzos y medidas de optimización para enfrentar el complejo escenario actual. La minera precisó que, además, de detener parte de la flota de equipos mineros, implementará “un ajuste transversal a la estructura organizacional, con lo que la dotación propia de Mina Invierno pasará de 530 a 480 personas a fines de marzo”.
Los 50 trabajadores propios despedidos representan el 9,4% del total de 530 personas que componen la dotación propia de la firma. Según dirigentes sindicales, si se consideran las desvinculaciones de contratistas, es posible que la cifra llegue al menos a 90.
Guillermo Hernández, gerente regional de Mina Invierno, afirmó que “sin lugar a dudas, esta es una decisión dolorosa y difícil, pero absolutamente indispensable para la viabilidad de nuestra operación”.
Adenda
El 30 de marzo pasado, Mina Invierno ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) su adenda al Informe Consolidado de Solicitudes de Aclaraciones, Rectificaciones y Ampliaciones (Icsara), que ingresó el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Magallanes a fines del año pasado.
En el documento, firmado por el representante legal de Mina Invierno, Sebastián Gil Clasen, la empresa se refiere a la forma en que incorporará tronaduras a su proceso de extracción de mineral. Esta es otra de las medidas que impulsa para optimizar el yacimiento.
En su adenda la firma desestimó el impacto de las tronaduras en la fauna cercana a la operación, principalmente el delfín austral, pues el ruido será “inferior” a lo recomendado, lo que “permite descartar cualquier efecto negativo en especies de la fauna que habiten el borde costero”.
“Los resultados obtenidos y presentados en el estudio de impacto acústico y vibratorio permiten verificar la no generación de riesgo para la salud de la población e individuos de fauna”, señaló.
Respecto de la Estrategia Regional de Desarrollo de Magallanes, que apela en uno de sus puntos por un modelo productivo sustentable para la minería del carbón, dijo que tiene contemplado efectuar “cuatro tronaduras semanales, con un volumen de material a extraer aproximado no superior a 100.000 metros cúbicos en cada tronadura”.
Una fuente cercana a la operación señaló que “corresponde que los servicios públicos emitan su opinión respecto del adenda 1, para lo cual el SEA Regional ha establecido como plazo hasta el 13 de abril”.
Otras medidas
Pero las medidas que se están aplicando van más allá. La firma está concentrada, además, en realizar esfuerzos ligados a mejorar la eficiencia, productividad y reducir costos. Lo anterior permitiría a la compañía soportar los bajos precios del carbón.
Dentro de las medidas adoptadas por la empresa, dijeron fuentes, destacan la internalización de servicios, y la toma de medidas estructurales, como son la maximización del relleno interior mina, el control de las infiltraciones de agua y la incorporación de la tronadura, que le permitirá a la empresa enfrentar de mejor manera las zonas de materiales duros (areniscas) y con ello evitar el deterioro prematuro de los equipos de extracción de estéril. (La Tercera, Chile, 05/04/16)

Última actualización en Martes, 05 Abril 2016 11:33

Visitas: 282

El auge de la energia nuclear pondria en escena el uranio de Chubut

El auge de la energía nuclear pondría en escena el uranio de Chubut

Chubut. Juan José Aranguren hizo la gestión previa con la cúpula de China National Nuclear Corp (CNNC) y Mauricio Macri con Xi Jinpin sonrieron para la foto nuclear. Comprador y vendedor revisarán los acuerdos atómicos urdidos en las postrimerías del kirchnerismo “de aquí a octubre”. Una señal para Beijing, que venía preocupada.
Y para el frente doméstico, en un contexto de frenos de obras, preocupación de contratistas, despidos, fricciones sindicales. Sin embargo también genera nuevas preocupaciones sobre todo ambientales vinculadas a los territorios que poseen uranio.
Un proceso
La producción de combustibles nucleares es un proceso que abarca la extracción del mineral de uranio, su purificación, concentración y envainado en varillas usadas en los reactores nucleares. La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) domina todas las etapas de la fabricación de combustibles nucleares.
El objetivo que se ha planteado la CNEA respecto de la minería del uranio ha sido históricamente el autoabastecimiento de las centrales nucleares argentinas, tanto las que están funcionando en la actualidad, como las que pueden construirse.
El yacimiento de Sierra Pintada (Provincia de Mendoza), cubriría el 50El-auge-de-la-energía-nucle% de la necesidad de los reactores Atucha I, Atucha II, la central de Embalse y dos centrales más a construir. Con esto estaríamos llegando hasta el año 2090. Para cubrir los insumos faltantes la CNEA inició hace tiempo, activas tareas de cateo y exploración en otros territorios que poseen el mineral.
Ya en noviembre de 2010 se estaba estudiando el potencial productivo de uranio de 54 yacimientos ubicados a lo largo de casi toda la Cordillera de los Andes. De este número, 47 son áreas de cateo distribuidas en las provincias de Chubut, Catamarca, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Salta, y Santa Cruz. Otros 7 están en etapa de evaluación, a los que se proyectaba sumar zonas ya estudiadas por la CNEA, en la década de 1970, en San Juan y en Neuquén.
Chubut en la mira
Según la Enciclopedia de Ciencias y Tecnologías en Argentina (ENCyTAr), nuestra provincia concentra gran parte de la posible provisión de uranio.
Entre los proyectos mineros ya identificados aparecen:
1) Proyecto “Cerro Solo”. Es una exploración de uranio y molibdeno en una zona de 708 hectáreas en el departamento Paso de Indios, en El Escorial, cerca de la localidad Paso de Indios. Está a cargo de la Comisión Nacional de Energía Atómica. Es el segundo yacimiento de uranio en importancia del país, después de Sierra Pintada (Mendoza). Su explotación está suspendida por la Ley Provincial 5001.
2) Proyecto “El Regalo”. Explotación de uranio en una zona de 10.550 ha a apenas 500 km de Trelew. A cargo de Pacific Bay Minerals, a través de su subsidiaria argentina Bahía Atlántica.
3) Proyecto “El Tropezón”. Extracción de uranio en una zona de 200 hectáreas en la cuenca de San Jorge. Actualmente se han realizado toma de muestras por medio de trincheras de una extensión de 1850 m. A cargo de empresa canadiense Portal Resources Ltd.
4) Proyecto “La Bombilla”. En etapa de estudio de impacto ambiental. Calypso Uranium informó que la cuenca del Golfo San Jorge es el mayor yacimiento de uranio de Argentina.
5) Proyecto “La Pampa”. Para extracción de uranio en una zona que incluye nueve concesiones y que abarca 54.000 hectáreas. Una de las concesiones abarca la zona de Los Adobes y Cerro Barcino. Portal Resources Ltd.
6) Proyecto “Laguna Colorada”. Para extracción de uranio en una zona de 120 hectáreas en el departamento Paso de Indios, en El Escorial, cerca de la localidad Paso de Indios. A cargo de la Comisión Nacional de Energía Atómica.
7) Proyecto “Los Adobes”. Para extracción de uranio en una zona de 72 hectáreas en el departamento Paso de Indios. Propiedad de la Comisión Nacional de Energía Atómica.
8) Proyecto “Guanaco”, de exploración de uranio en zona Mártires, a cargo de Maple Minerals.
9) Proyecto “Patagonia”. Proyecto muy avanzado para extracción de uranio a cielo abierto.
10) Proyecto “Regalo”. Probable explotación de uranio. En mayo de 2011 se informó la detección de valores significativos de uranio (hasta 0,14%) en un área de casi 1 km². A cargo de Consolidated Pacific Bay Minerals Ltd y Aquiline Resources Inc.
11) Proyecto “Bororo Nuevo”. De extracción de uranio, son 10.000 ha en el departamento Mártires), a cargo de Wealth Minerals, a través de su subsidiaria Maderero Minerales.
12) La empresa inglesa UrAmerica SA está buscando uranio en una región de 10.000 hectáreas en las mesetas centrales de Chubut. También lo están haciendo United Energy Minerales y Mega Uranium Ltd.
El tema pasará ahora por el “si” o “no” a la explotación de uranio en Chubut.
Con dinero fresco
China, al igual que Rusia, hicieron pie en Argentina entre 2014 y 2015 con sus propuestas de financiar y ejecutar obras energéticas, en momentos en que el país no podía acceder a los mercados occidentales de crédito. La gestión anterior apuntó a la hidroeléctrica y fundamentalmente en Santa Cruz. Pero todo cambió con el acuerdo con los fondos buitre, y eso preocupó a los chinos que quieren que no se caiga la provisión de dos reactores Hualong 1, una operación por u$s 2.000 M, comprometida por Axel Kicillof y Julio de Vido en octubre 2014.
El otro festejante de los negocios nucleares con Argentina ha sido Rusia, ausente en la Cumbre de Washington, como consecuencia en la remake de la Guerra Fría que devino tras su incursión en Crimea. Rosatom recordó recientemente en un foro de Montevideo que los rusos tienen 52 reactores de investigación (EE.UU. suma 40 reactores y Francia y Alemania tienen 10 reactores de investigación cada uno).
“Los temas importantes son las energías renovables, ahorro y eficiencia energética, hidrocarburos no convencionales y energía nuclear”, dijo Aranguren a Télam, sin olvidar a Vaca Muerta, el shale y el tight, que en la reciente agenda de Barack Obama en Buenos Aires, lucieron en segundo plano. “Vaca Muerta produce 45.000 bpd y requiere seguir siendo eficientes en reducción de costos y mejora de productividad”, señaló.
Viejos nuevos negocios
Las cumbres presidenciales son un tiempo escaso para solucionar diferencias, pero sirven para abrir canales. El meeting Macri-Xi fue la ocasión para poner sobre la mesa bilateral el incierto futuro de los reactores que Argentina se comprometió a comprarle a China en 2015, en el marco de un plan del dragón para exportar equipos atómicos por u$s 15.000 M. Oportunamente, los dos Haulong 1 que las nucleares asiáticas deben proveer a la argentina NASA eran, al momento de la rúbrica mencionada, sólo prototipos. Hace pocos días, las estatales China General Nuclear (CGN) y China National Nuclear Corp (CNNC) anunciaron su sinergia para avanzar en el desarrollo del Haulong 1.
El Hualong 1 fue desarrollado aprovechando tecnologías de empresas extranjeras. CGN ha mejorado la tecnología de la francesa Areva 3G, mientras que CNNC ha realizado mejoras en la tecnología 3G de Westinghouse.
Ambos han reivindicado los derechos de propiedad intelectual sobre las mejoras. CGN y CNNCh ambos llegaron con sus propias versiones de los productos 3G a finales de 2011, pero la Administración Nacional de Energía, que regula el sector, les ordenó fusionar sus diseños en en el Hualong Uno, para reunir recursos y evitar la competencia directa en mercados externos como Argentina y Pakistán.
El costo de la construcción de Hualong 1 alcanza de u$s 2.500.000 / MW de potencia instalada y según el vicepresidente de CGN, Zheng Dongshan “es competitivo en el mercado global de reactores 3G”.
Cuando comenzaron a hablar los dos países, en 2013, la energía nuclear argentina sólo representaba el 4,4% de la generación de electricidad, en momentos en que el déficit de hidrocarburos disparó la factura de compras de GNL y gas boliviano para solventar el parque térmico. “La construcción de dos nuevas plantas de energía nuclear asegurará nuestro suministro de energía en el futuro”, dijo entonces Kicillof. Una frase que ahora empieza a poner en práctica Macri. (Diario de Madryn, Chubut)

Última actualización en Lunes, 04 Abril 2016 11:30

Visitas: 410

Las presas de desechos de las mineras crecen en tamaño y en riesgos

Las presas de desechos de las mineras crecen en tamaño y en riesgos

Brasil. (Por Paul Kiernam) Ingenieros dicen que el desastre de Brasil muestra el peligro de estructuras colosales que contienen desechos de minas.
Los relaves son diseñados para almacenar los residuos que quedan luego de que se separa el mineral de los metales.
A media hora en auto de este poblado colonial en el sureste de Brasil, los árboles de repente dan paso a lo que parece un llano de sal desértico. Es un valle de más de tres kilómetros de ancho repleto de desechos mineros.
El 5 de noviembre, una represa de tierra que contenía este mar de lodo colapsó, provocando una inundación que cobró la vida de 19 personas, destruyó poblaciones y recorrió más de 640 kilómetros camino al océano Atlántico, donde dejó una mancha café rojiza visible desde el espacio. La represa, de casi 30 pisos de altura y con capacidad para 55 millones de metros cúbicos de desechos mineros, fue la estructura más grande de su tipo en quebrarse.
No será la última. Desde Chile hasta Australia, la búsqueda de economías de escala ha llevado a las empresas mineras a excavar canteras más grandes y profundas, lo que ha creado volúmenes récord de desechos. Para almacenar estos residuos, han construido algunas de las estructuras más colosales que el hombre haya hecho en el planeta. Conocidas como presas de relaves, estos terraplenes contienen depósitos de lodo, roca finamente molida y agua que queda después de separar los metales de los minerales.
En teoría, estos relaves apuntan a ser eternos. En la práctica, fallan con la suficiente frecuencia como para que los mismos ingenieros suenen las alarmas. Quince meses antes del desastre de Brasil, Canadá sufrió el mayor quiebre de una represa de relave en una mina de cobre que cumplía cabalmente las normas locales. Los expertos estiman que cada año se registran entre una y cuatro fallas en las presas de relave alrededor del mundo, casi 10 veces más que en las represas de agua.
Los relaves más altos, en minas de cobre en los Andes peruanos, ya están a la par de la imponente Represa Hoover, ubicada entre los estados de Nevada y Arizona en Estados Unidos, y tienen permiso para seguir escalando.
“Nuestras represas y basureros son una de las estructuras de más alto riesgo en la Tierra”, dice Andrew Robertson, un consultor de Vancouver que ha diseñado varias represas de relave de gran tamaño para empresas mineras. El experto recalca que las minas más grandes aumentan 10 veces su producción de desechos cada tercio de siglo.
Los accidentes ocurridos en países gobernados por regímenes autocráticos a menudo no se reportan, particularmente en China, dicen expertos. Las regulaciones y la aplicación de las normas varían ampliamente entre las diferentes jurisdicciones, lo que a menudo deja que las propias mineras asuman la tarea de autosupervisarse.
“Alrededor del mundo es una mezcolanza”, dice Harvey McLeod, ingeniero canadiense que preside la Comisión Internacional de Grandes Represas (Icold, por sus siglas en inglés). “Estas estructuras son tan complejas que redactar una regulación preplaneada es prácticamente imposible”.
Algunas presas cerradas se mantienen estables y hasta cierto punto armonizan con el entorno. Antofagasta Minerals PLC, por ejemplo, está reforestando con plantas nativas su descomunal presa de relaves de Quillayes en Chile, que cerró en la década pasada, para absorber toxinas y restaurar la zona con el fin de que se parezca a su estado natural. La presa de la cerrada mina de oro Cannon, en Wenatchee, estado de Washington, ha sido convertida en un área de cabalgatas llamada Dry Gulch.
No ha sido el caso de Fundão, la represa brasileña que falló y que pertenecía a Samarco Mineração SA, una empresa conjunta de dos de las mayores mineras del mundo: la anglo-australiana BHP Billiton Ltd. y la brasileña Vale SA.
Samarco, que está bajo investigación por posible delito en Brasil en relación con el desastre, dice que Fundão cumplía con todos los requerimientos legales y regulatorios, y que no mostraba signos de problemas estructurales antes de que colapsara, una posición que uno de sus consultores cuestiona. Vale y BHP Billiton han dicho que la represa era responsabilidad de Samarco, no de esas empresas. Las tres compañías han cooperado en los esfuerzos de alivio a la población afectada y han prometido reconstruir las viviendas perdidas.
En marzo, las empresas acordaron gastar un mínimo de 9.460 M de reales (alrededor de u$s 2.600M) en la limpieza, principalmente para constituir una fundación independiente que gestione los esfuerzos de recuperación.
El desastre de Samarco ha dado lugar a una ola de introspección en la minería. Durante la asamblea anual de accionistas de BHP Billiton en noviembre, el presidente ejecutivo, Andrew Mackenzie, pareció contener las lágrimas mientras describía la escena “desgarradora” de la que fue testigo en Brasil.
El Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM, por sus siglas en inglés), que incluye a las mayores mineras del mundo, dijo en diciembre que “convocaría a una revisión global de los estándares y controles de los relaves”.
A diferencia de las represas que almacenan agua o generan energía hidroeléctrica, las presas de relave no son construidas por completo de una sola vez, sino que son edificadas por las empresas mineras a medida que explotan los yacimientos. Mientras que muchas represas de agua pueden ser drenadas y desmanteladas al final de su vida útil, las mineras diseñan sus relaves con una meta diferente: marcharse cuando ya no quede mineral para extraer.
El diseño más común, conocido como “aguas arriba” (upstream), deja que los residuos más cercanos a la presa se sequen. Estos relaves secos son luego usados como la base para los nuevos niveles, que son elevados al poner tierra o residuos en terraplenes sucesivos. Puesto que demanda la menor cantidad de nivelación, este método es la forma menos costosa de construir relaves y fue el empleado por Samarco.
Muchos ingenieros, sin embargo, dicen que este tipo de represas son las que tienen mayor probabilidad de fallar. Chile, un país donde abundan los terremotos, prohibió este diseño.
Un estudio realizado en 2009 examinó 42 años de datos de accidentes y descubrió que la frecuencia de los accidentes en las represas de relave aumenta cuando los precios de las materias primas caen, “en la forma de una resaca después de una buena fiesta”.
Esto podría reflejar las presiones para reducir costos “una vez que las minas que fueron construidas sobre la base de precios de los commodities en alza son obligadas a operar con la realidad de precios más bajos”, dijo la investigación de los ingenieros Todd Martin y Michael Davies.
Martin trabaja ahora para la británica Anglo American PLC, mientras que Davies lo hace para la minera canadiense Teck Resources Ltd. Ninguna de las compañías puso a disposición a los ingenieros para que comentaran.
Cuando suceden los accidentes, no sólo traen inundaciones, sino lodo arenoso y pesado que destruye todo en su camino. En 1985, un derrame de apenas 200.0000 m3 arrasó con una población alpina en Italia y cobró la vida de 268 personas.
La presa de Samarco, en cambio, tenía 55 M3 de relave. Los socorristas notaron en aquel entonces que el número de muertos probablemente habría sido mucho más alto si la presa no hubiera colapsado durante el día, cuando muchos de los residentes del pueblo más cercano, Bento Rodrigues, estaban trabajando o al menos despiertos.
“Si hubiera demorado dos minutos más, estaría muerta”, dice Maria Irene de Deus, una residente del pueblo que escapó a pie luego del colapso de la presa.
Davies, el ingeniero, remarcó en un estudio de 2002 que la tasa de falla de las presas de relaves era aproximadamente 10 veces más alta que la de las presas de retención. En aquel entonces, calculó que había más de 3.500 presas de relaves en el mundo.
Nadie conoce la cifra a ciencia cierta. Icold no incluye las estructuras en su Registro Mundial de Presas, que tiene 58.402 entradas, debido a la preocupación interna de que las altas tasas de fallas de las presas de relave enloden la reputación de todas las represas, dijo el portavoz Emmanuel Greiner.
The Wall Street Journal les pidió a las cinco principales empresas mineras por ingresos anuales que cotizan en bolsa que indicaran cuántas instalaciones de relave gestionan en todo el mundo, cuál es la más alta y cuál tiene el mayor volumen. Sólo una, Anglo American, respondió las tres preguntas, indicando que tiene 109 instalaciones de almacenamiento de relave, 38 de las cuales están inactivas. La más alta es Pérez Caldera No. 2, con una altura de 110 metros, y la más grande es Las Tórtolas, que posee una capacidad de 448 M de toneladas. Ambas se encuentran en Chile.
Vale respondió sólo la primera pregunta, informando que cuenta con 143 presas de relave en sus minas de hierro en Brasil. La anglo-australiana Rio Tinto PLC dio una respuesta parcial a la primera pregunta, asegurando que tiene 35 instalaciones de relave en operación “y muchas más cerradas y de legado”. BHP Billiton identificó su represa más grande y más alta, pero no dijo cuántas posee. La anglo-suiza Glencore PLC se abstuvo de responder las preguntas.
La falta de una información completa motivó a David Chambers, un geofísico del Centro para la Ciencia en la Participación del Público, de Montana, y Lindsay Newland Bowker, una gestora de riesgo ambiental en Maine, a compilar una base de datos de todos los accidentes de presas de relave que pudieron encontrar entre 1915 y 2010. Su total: 226.
Basados en los hallazgos, proyectaron que 11 fallas de relaves “muy serias” —definidas como el derrame de al menos 1 millón de metros cúbicos de residuos, que recorren más de 20 kilómetros o causan múltiples muertes— se registrarían entre 2011 y 2020. Hasta ahora han ocurrido cinco.
“Es una de esas cosas en las que quisiera estar equivocado”, dice Chambers, que aboga por presas de relave más seguras.
De todos modos, las represas de relave peligrosas no son sólo un problema de los países en desarrollo. Canadá, una potencia mundial de la minería, registró su mayor accidente de este tipo en 2014, cuando colapsó la represa Mount Polley de Imperial Metals Corp. Cerca de 8 millones de metros cúbicos de derivados de oro y cobre se vertieron en un par de lagos glaciales en la región de Columbia Británica, lo que interrumpió temporalmente los suministros locales de agua potable.
Un arroyo donde el salmón rojo solía desovar es actualmente utilizado como un depósito de residuos para drenar el agua de la mina, mientras que Imperial Metals reconstruye su presa de relave, dice Richard Holmes, un biólogo pesquero que vive a una corta distancia. Holmes agrega que la mayor parte de los residuos todavía están en el fondo de los lagos, lo que genera preocupación de que los metales pesados se acumulen en los peces.
La empresa no quiso comentar.
Científicos dicen que el principal factor en los accidentes de relave es un exceso de agua, que puede causar que las presas de tierra se vuelvan líquidas. Un comité de revisión después del accidente de Mount Polley recomendó que las mineras adoptaran tecnología para remover agua de sus residuos antes de almacenarlos.
Otra forma de hacer que la presa sea más segura es expandirla hacia afuera durante la construcción, en lugar de en niveles sobre relaves secos. Este diseño, llamado “aguas abajo” (downstream), resulta en estructuras más voluminosas que se asemejan a una represa de agua.
No obstante, cualquier técnica es más costosa que las presas aguas arriba.
“Lo que necesitamos hacer para frenar la alta frecuencia de fallas en presas de relave es poner la seguridad en primer lugar”, dice Chambers, del Centro para la Ciencia en la Participación del Público, una organización sin ánimo de lucro que se enfoca en la minería. “Y hoy en día las empresas no hacen eso, francamente. Ponen la economía primero”.
Las grandes mineras niegan que ese sea el caso. Los ingenieros de alto rango dicen que no diseñan una presa de relave si las limitaciones de presupuesto pueden afectar la seguridad. Algunos, como McLeod, de Icold, dicen que evitan por completo la construcción de relaves aguas arriba.
“Creemos que estas instalaciones pueden ser seguras con la aplicación de diseños y estándares de gestión apropiados”, insiste el presidente de ICMM, Tom Butler. “Mis miembros, que son empresas globales, están muy preocupados por sus reputaciones. Tienen un gran incentivo para hacer lo correcto”.
En el caso de Brasil, los funcionarios reconocen que la supervisión de los reguladores es escasa. Los fiscales dicen que el Departamento Nacional de Producción Mineral (DNPM) tenía apenas dos especialistas en seguridad de presas responsables de monitorear más de 300 relaves en el estado de Minas Gerais antes del accidente. La agencia también fue golpeada por recortes de fondos en medio de la actual crisis fiscal de Brasil. “No tenemos un presupuesto o recursos humanos”, reconoce Paulo Santana, vocero del DNPM.
Según muchos testimonios, Samarco estaba activamente involucrada con las comunidades cercanas antes del accidente y era vista como una empresa responsable. A comienzos de 2015, había acordado gastar 500.000 reales (unos u$s 122.000) para instalar un sistema de abastecimiento de agua en Bento Rodrigues. Ejecutivos de la minera a menudo participaban en las reuniones entre el municipio y los residentes.
“Samarco siempre fue a las reuniones en Bento Rodrigues diciendo: ‘No se preocupen, duerman bien’”, cuenta Gilberto Pereira da Silva, de 33 años y padre de tres hijos que fue desplazado junto con buena parte de la población luego de la ruptura de la represa. “Vivíamos con temor, pero confiábamos en Samarco”. (The Wall Street Journal, 04/04/16)

Última actualización en Martes, 05 Abril 2016 11:32

Visitas: 561

“Nosotros tenemos que producir carbon”


“Nosotros tenemos que producir carbón”

Santa Cruz. El interventor de YCRT, Omar Zeidán, afirmó a TiempoSur que no existe ningún proyecto para hacer funcionar la usina térmica a gas, tal como había manifestado el secretario general de ATE Río Turbio, Cristian Oliva. El funcionario sostuvo que están trabajando para solucionar “los problemas estructurales heredados”.Omar-Zeidán-interventor-de
“Hemos recibido un yacimiento en condiciones que no esperábamos recibir. Hay problemas estructurales con la ventilación, tuvimos que trabajar para levantar los 3 kilómetros de derrumbe. Si ponemos a trabajar los frentes para extraer carbón, hay que frenar la construcción de la usina. Esas dificultades. Acá se dijeron muchas cosas, como que el yacimiento estaba en condiciones de sacar 8 millones de toneladas por año. Sino podemos producir a fondo, no podremos contar con la energía para la usina”, sostuvo Zeidán.
Nunca existió una proyección de producir 8 millones de toneladas anuales. El funcionamiento normal de la planta, para abastecer los 240 MV que generarán las usinas, requerirá 1,2 millón de toneladas del mineral por año. Actualmente, se producen 400.000 toneladas.
“Con las inversiones necesarias dentro de la mina frenadas por el Gobierno, más las horas hombre de trabajo para acondicionar las galerías, montar las cintas transportadoras que ya están en el yacimiento y poner a punto los equipos, en 8 meses tendríamos la mina produciendo el carbón necesario para las usinas”, explicó a TiempoSur el diputado provincial Matías Mazú.
Las reservas probadas de la mina de Río Turbio equivalen a 427 millones de toneladas, mientras que las reservas estimadas ascienden a 700 millones, lo que lleva a más de 300 años de explotación del mineral.
La idea de hacer producir la usina a gas surgió, según narró Oliva, luego de un encuentro entre representantes gremiales con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. En diálogo con TiempoSur, Zeidán desmintió que se vaya en ese sentido.
Detrás de la idea de hacer producir a Gas, Oliva sostuvo que el objetivo era achicar el proyecto. ¿Es así?
No, no es así. ¿Saben qué?, YCRT no puede estar en cuestiones políticas, es una empresa del Estado que tiene la obligación de generar energía para los 40 millones de argentinos. Se dijo que echamos gente y no echamos a nadie, respondió el Interventor.
La figura jurídica entorno a YCRT todavía está en discusión. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había enviado un proyecto para crear YCF SE. La iniciativa obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados pero quedó trunca en el Senado. El actual titular del bloque del FpV, Miguel Pichetto, sostuvo que dentro de las prioridades del bloque “sigue estando la megausina”. La semana pasada, el proyecto estuvo a punto de ingresar en la sesión donde se aprobó el pago a los fondos buitre. Sin embargo, YCF SE sigue esperando.
El proyecto contempla que el 45% de las acciones esté en manos del Estado nacional, otro porcentaje similar en manos de la provincia de Santa Cruz y un diez por ciento en manos de los trabajadores. De esta manera, el Estado destinaría el 10 por ciento del capital para que los empleados de la sociedad puedan integrarse bajo el régimen del Programa de Propiedad Participada (PPP) de la Ley 23.696. A su vez, los trabajadores también tendrían un asiento en el directorio.
Según el Artículo 7, la dirección y administración de la sociedad estará a cargo de un directorio compuesto por cinco miembros: Presidente, Vicepresidente y tres Directores Ejecutivos. Dos directores en representación del Estado nacional, dos directores en representación de la provincia y uno en representación de los trabajadores. Esta composición es la que pretende modificar el actual Gobierno nacional.
La idea de pensar una empresa que funcione siempre dentro del Estado, sin tercerizaciones y que sea el mismo Gobierno el garantice los recursos económicos y su desarrollo fue adoptada para evitar cualquier tipo de embargo de los llamados “Fondos Buitre”. (Tiempo Sur, Santa Cruz, 03/04/16)

Última actualización en Lunes, 04 Abril 2016 11:29

Visitas: 333