EditorialRN

Mitos del litio

Mitos del litio

(Por Bruno Fornillo y Julián Zicari . UBA-Conicet. Integrantes del Grupo de Estudios en Geopolítica y Bienes Naturales (Iealc-UBA). Existe un entorno económico, científico y político para el despegue de la producción de acumuladores de litio en el país, y para cimentar un área de conocimiento técnico-industrial de baterías.
El litio se ha convertido en un mineral estrella porque es indispensable para la confección de las baterías que permiten la movilidad de los dispositivos eléctricos en todo el mundo. A futuro, de consolidarse esta tecnología, será central en los autos eléctricos o en los reservorios de energía que precisan las fuentes renovables. Ilusiones que aquí se potencian porque en el “Triángulo del litio” compuesto por los salares de Argentina, Bolivia y Chile se halla el 65 % de las reservas del planeta. Sin embargo, frente al extendido “mito del litio”, es relevante realizar una serie de consideraciones para pensar el carácter estratégico del mineral de modo integral.
El litio no es escaso: es el 27º mineral más abundante del planeta y se encuentra adosado a otros 150 minerales. Tampoco está distribuido de manera desigual en el planeta: hay en China, Rusia, Estados Unidos, Australia, Portugal, entre muchos otros, e incluso Corea ya experimenta extraerlo del mar. En este sentido, el litio no es el petróleo ni las “tierras raras” –sólo controladas por China–, razón básica por la cual la Unión Europea quitó al mineral de la lista que cataloga “críticos”, es decir, sobre los que debe “asegurarse” su abastecimiento.
Esta dimensión geopolítica debe vincularse con el lugar que ocupa el litio en las baterías: el costo total del litio dentro de una batería es muy menor: está en torno del 0,5 %. De aquí que a las grandes empresas que fabrican acumuladores no les importa el precio que deban pagar por él sino sólo asegurarse su aprovisionamiento. Además, ellas contienen una proporción muy pequeña del recurso, por eso la Argentina podría considerarse abastecida por los próximos 30 años sólo con el 8,5 % de litio que le corresponderá a la empresa provincial jujeña Jemse del Salar de Olaroz. Por último, dentro de los acumuladores es un elemento importante pero para nada el único, mucho menos difícil de obtener que los componentes “físicos” de las baterías.
El salar encandila
En el muy hipotético caso de que los tres países del Cono Sur nacionalizaran su producción y realizasen políticas coordinadas (imposible para el Chile neoliberal y minero), de modo que el precio de la materia prima aumentara sustancialmente gracias a un casi monopolio, inmediatamente se harían rentables otras reservas litíferas alrededor del globo, por lo tanto las ganancias nunca serían superlativas. En la Argentina, país que se ha convertido en el segundo productor mundial, ocupó tan solo el 1,14 % de la producción minera nacional en el 2011. En los tres escenarios proyectados a futuro (conservador, tendencia base, optimista), el consumo de litio oscilará entre las 400 y las 600 mil toneladas para el 2025, es decir, el doble o el triple de lo que se demanda hoy, sin que represente un mercado de ganancias exorbitantes. Así, es fácil darse cuenta de lo acotado que es el mercado de la materia prima y, a pesar de que crezca, también lo seguirá siendo. En el fondo, a los países dominantes no les inquieta que Argentina se concentre en la extracción de la riqueza litífera –y de todos los recursos naturales–, porque así ellos agregan valor, detentan el conocimiento, diseñan estrategias de mercado, y gozan de las rentas de innovación que les ofrece la fisonomía del capitalismo contemporáneo.
Aunque es preciso atemperar la imagen idílica según la cual la simple tenencia del litio garantizaría apalancar el desarrollo, obviamente todo lo que contribuya a una mayor articulación regional y a una presencia determinante del Estado en el área de la minería litífera –y de la minería en general– siempre será positivo, más aún contando los problemas ambientales que despierta, ligados al consumo de agua. Por caso, en el esquema de propiedad actual sobresale la actividad de grandes multinacionales que participan en buena parte de la cadena de valor (Toyota es una de ella), que “se venden” el litio “argentino” a “sí mismas”, forzando el precio a la baja. Vale agregar un hecho central: los salares de litio se encuentran en territorio habitados por comunidades asentadas desde tiempos prehispánicos, entonces deberían proteger su entorno y participar de las decisiones y ganancias. Las poblaciones andinas suelen asumir una cosmovisión que traza un lazo indisoluble entre la sociedad, el hombre y la naturaleza; y si la energía del litio tiene un sentido esencial es porque también responde a la crisis ecológica global.
Industria y tecnología
La fuente de riqueza del litio está en la oportunidad que ofrece para avanzar en su cadena de valor, especialmente en la realización de baterías en el país. Por eso es necesario enfocarnos fuerte en el área científico-técnico-industrial. La clave reside en el conocimiento y en la capacidad económico-mercantil para fabricar y comercializar baterías. En el mercado internacional, una tonelada de carbonato de litio cuesta alrededor de 6000 dólares, mientras que una batería de celular –que utiliza entre 2 y 3 gramos–, gira en torno a los 15 dólares. Haciendo la cuenta, con sólo una tonelada de litio se pueden confeccionar medio millón de baterías, que costarían u$s 7,5 M (y el doble en el mercado argentino).
Más sencillo: el litio es como el aceite del auto, se rompe sin él, pero nadie diría que el valor de un auto está en el aceite. La ganancia no está en el control del “ingrediente” litio, sino en lograr baterías más flexibles, livianas, seguras, pequeñas, potentes, duraderas, posibles. Argentina no debería ver en el litio la opción de consagrarse como un país extractivo o de producción primaria, sino de todo lo que viene tras él: la posibilidad para no quedar relegada productiva ni tecnológicamente.
En Argentina se han hecho intentos por contar con la batería de litio. Desde el Estado, la participación del Ministerio de Industria ha sido un tanto errática, la del Ministerio de Ciencia constante, y la provincia de Jujuy supo declarar al litio “Recurso Natural Estratégico”. El país cuenta con empresas de experiencia en el rubro del ensamblaje de baterías; “producción” de artefactos eléctricos demandantes de acumuladores; rubros promisorios –baterías de litio para la industria electrónica, para bicicletas, motos, autos, movilidad pública–; un entramado científico en funcionamiento (la mayoría del cual se desempeña en YTEC, una empresa de propiedad mixta de YPF y Conicet). En suma, existe un entorno económico, científico y político capaz de alojar la oportunidad de apostar por el despegue de la producción de acumuladores en el país, incluso para cimentar un área de conocimiento técnico-industrial de baterías que a futuro serán de litio o de otro componente inesperado.
Una estrategia rigurosa para conseguir la producción de baterías en la Argentina debería recrear una fina planificación a corto, mediano y largo plazo que articule ciencia, industria y política. Ello requiere consolidar una coordinación política de Estado ininterrumpida, interdisciplinaria, consensuada y que aglutine a los actores del área. En esta dirección es necesario robustecer el lugar de YTEC para que cuente con una planta piloto por ejemplo, pero sobre todo para que la producción de baterías la encare la misma YTEC antes de que comercialice su capacidad científica en beneficio del sector privado. Sin ello, que reclama más voluntad política que recursos desmedidos, los anuncios prometedores quedarán truncos. A largo plazo, interactuar industrialmente con los países de la Unasur será el único modo de hacer frente a la competencia internacional.
Gracias a las baterías de litio se abre la posibilidad de participar del patrón tecnológico naciente, del vector energético sustentable próximo, y de un mercado potencial muy significativo, y vale la pena si es sostenido por la producción local de una empresa semipública. La oportunidad no es menor: se trata de combatir el cambio climático, contribuir a modelos creativos de desarrollo y ganar en soberanía económica y política (Página 12, Buenos Aires, 09/11/15)

Última actualización en Lunes, 09 Noviembre 2015 11:15

Visitas: 438

Famatina: la historia de un pueblo que en nueve años expulso a cuatro mineras

Famatina: la historia de un pueblo que en nueve años expulsó a cuatro mineras

La Rioja. Al principio fue el agua. Hace nueve años, los vecinos del departamento riojano de Famatina escucharon que la compañía Barrick Gold necesitaba unos 1000 metros cúbicos de agua por día para explotar oro en la mina La Mejicana. El caudal diario para la zona era de 750 metros cúbicos. "¿Qué vamos a hacer nosotros, entonces?", fue la duda que atrapó a los pobladores.
Ese resultó el disparador para que los vecinos empezaran a informarse sobre los riesgos de la minería a cielo abierto. Y decidieron que no querían allí esa industria. Desde entonces, lograron frenar cuatro proyectos mineros bajo un mismo lema: "El Famatina no se toca".
Con acampes, marchas, encadenamientos, reparto de panfletos, videos, pintadas, murales y cortes de ruta para impedirle el paso a la mina a funcionarios del Gobierno y representantes de las empresas, lograron lo impensado: impedir los proyectos de compañías como Barrick Gold, Osisko Mining Corporation, Shandong Gold y, días atrás, el de la salteña Midais.
En la Cámara Argentina de Empresarios Mineros aseguraron, días atrás, que "el cierre o suspensión de cualquier proyecto en producción es para preocuparse". La entidad también planteó que la minería sólo puede llevarse adelante en aquellos lugares donde tiene licencia social. Y que, donde no la tiene, se tiene que trabajar de manera activa para conseguirla. Para ello, sostuvo que propician e integran mesas de diálogo sectoriales, como el Foro Social Argentino de Minería, que cuenta con la participación de distintos actores sociales del ámbito académico, científico, gremial, ambiental y empresarial coordinados por la Comisión Nacional de Justicia y Paz. (La Nación, Buenos Aires, 08/11/15)

Última actualización en Lunes, 09 Noviembre 2015 11:14

Visitas: 243

Veladero: cuatro laboratorios analizaran nuevas muestras de agua

Veladero: cuatro laboratorios analizarán nuevas muestras de agua

San Juan. Por una resolución del juez Pablo Oritja, de la Segunda Circunscripción Judicial, y a raíz del incidente que tuvo lugar en la mina Veladero, se conformó el Comité Evaluador el cual tiene como función la toma y control en el agua de los afluentes a Jáchal e Iglesia. De la reunión participaron representantes tanto de la Asamblea Jáchal No se Toca, el municipio de Jáchal, la empresa BVeladero-cuatro-laboratorioarrick, la UNCuyo, OSSE y la Secretaría de Gestión Ambiental y Control Minero.
Este pasado miércoles 4 se consensuó entre todas las partes que conforman el Comité, la toma de un total de 19 nuevas muestras de agua de diferentes puntos como son la Cuenca alta en la mina Veladero y otros más abajo, como en la cuenta del Río Jáchal, Colangüil, Angualasto, río La Palca, el río Blanco (a la altura del puente Nueva Esperanza), en San Roque en lo que es la vertiente de Agua Negra y también en la plaza de Jáchal.
Lo novedoso de esto, es que todos estos muestreos de agua serán analizados por cuatro laboratorios distintos. Las muestras de los 19 puntos elegidos a consenso serán analizados por igual en los laboratorios de la Universidad Nacional de San Juan y la UNCuyo. La Policía Minera se encargar de analizar las muestras en otro laboratorio y por último Barrick hará lo mismo en un centro que elijan.
“Esto se ha consensuado con todas las partes. Por parte de la Policía Minería estuvo Marcelo Ghiglione, de la Universidad Nacional de San Juan estuvo Alejandra Pitaluga, también participó la gente de Barrick, con sus abogados y personal técnico. Esto se consensuó entre las comunidades, la UNSJ, la UNCuyo, Barrick y la Policía Minera“, afirmó el asambleísta Saúl Zeballos a DiarioHuarpe.com. (Diario Huarpe, San Juan, 06/11/15)

Para la Justicia, los análisis de Barrick indican contaminación
San Juan. El juez de la Segunda Circunscripción Judicial de San Juan, Pablo Oritja, dictó una resolución sobre dos amparos presentados por un particular, Enrique Alfredo Marín Acosta, y otro de carácter colectivo presentado por el municipio de Jáchal. En la resolución, se insta a la empresa Barrick Gold a que en el plazo de 10 días, a partir del 29 pasado, normalice su situación en cuanto al exceso de agua utilizada en el proceso de separación del mineral de la roca, conocido como lixiviación. En caso de no hacerlo, se le exige que deje de usar el cianuro en este proceso.
Pero no es el único eje del fallo judicial, sino que revela que efectivamente hubo daño ambiental, contrariamente a lo que había sostenido la empresa. Ese daño se registra en los porcentajes de cianuro detectados en análisis hechos sobre muestras de agua tomada de los ríos cordilleranos. Es decir, a partir del derrame de un millón de litros de solución cianurada el 12 de septiembre pasado en la mina Veladero.
Los análisis presentados por la empresa fueron realizados por la firma SGS y detectaron que a partir del 13 de septiembre había altos porcentajes concentrados de cianuro y mercurio. Según el juez, "evidentemente fueron consecuencia del derrame ocasionado en la explotación minera". El magistrado se basa en que en el resumen de los análisis realizados por la empresa se mide la presencia de cianuro y mercurio y los porcentajes detectados están muy por encima de lo permitido por el Código Alimentario Argentino. Estos datos fueron aportados por la propia demandada.
Según la resolución, Barrick Gold queda en evidencia porque todo lo que negaba en una parte del descargo se transforma en letra muerta una vez que se procede a la lectura de los resultados de los análisis de laboratorio. Sin embargo, el juez también cita informes de las universidades Nacional de San Juan y Nacional de Cuyo, los que "no detectaron la presencia de cianuro ni de mercurio en el agua potable, y solo algo de mercurio en una bajísima concentración en el agua del río", y recordó además que históricamente las aguas del río Jáchal fueron malas en calidad con niveles altos de metales pesados, independientemente de este derrame.
Dentro de la resolución judicial hay un párrafo concluyente, en el que se lee que "es la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias sólidas, líquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren desfavorablemente las condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar del público y desde este punto de vista debo concluir que el accionar propio de los responsables de la empresa minera en las operaciones del valle de lixiviación, que permitieron que la fuga de la sustancia cianurada llegara al río Potrerillos, ha lesionado el bien jurídico protegido por la normativa constitucional (art. 41 CN) por cuanto se ha vulnerado el deber de preservación del patrimonio natural de la región donde impacta indefectiblemente el proyecto minero".
También Oritja asegura que "es importante destacar que aún no es posible determinar la existencia y el alcance de los daños que ese derrame ha ocasionado, esto porque en estricto rigor el daño ambiental es por sus particularidades incierto en ocasiones, futuro, difuso y determinable; pero dicha indeterminación actual no puede ser argumento suficiente para negar el reconocimiento y la protección, a través de medidas concretas, del derecho colectivo cuya vulneración resulta innegable".
Otro de los puntos que deja mal parada a la minera es que en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) se dispone que la solución lixiviante en valle no debe superar los 3926 metros sobre el nivel del mar; sin embargo, el informe que entregó la policía minera determinó que el nivel actual de líquido lixiviante se encuentra en la cota de los 3934,36 metros sobre el nivel del mar, pasando a ser un "alerta amarillo", según se desprende de la DIA.
En el análisis de los motivos que originaron el derrame, el juez apuntó a dos cuestiones importantes, una compuerta abierta en el sector del llamado canal del norte y la rotura de una válvula. Para arribar a esta conclusión se basó en la aplicación de un llamado "código rojo", previsto para ocasiones como cuando hay demasiada solución circulante, lo que en este caso venía ocurriendo desde el 17 de agosto pasado. La empresa mantuvo en el tiempo estas condiciones de operatividad y por lo tanto se podría haber tornado en una anomalía peligrosa.
En un comunicado, la empresa expresó: "Los niveles altos de agua detectados en el valle de lixiviación corresponden al proceso natural del derretimiento de nieve típico de la primavera. No se debe a que en el proceso la compañía haya incorporado agua sino que es agua que se incorpora naturalmente. Esto sucede todos los años en esta época porque el proceso es a la intemperie. Esto no implica ningún tipo de compromiso medioambiental. Lo que el juez nos solicita es no incorporar cianuro al proceso, cosa que hemos hecho, hasta tanto resolvamos bajar los niveles de agua a pedido del juez".

Cronología de un accidente ambiental

12 de septiembre
El derrame
A las 20, en la mina de Veladero, descubrieron una fuga de solución cianurada. El mensaje de un obrero se refirió a 15.000 litros
23 de septiembre
Muchos más litros
Luego de informar que habían sido 224.000 los litros vertidos, Barrick Gold reconoció que el derrame era de un millón
25 de septiembre
Imputados
El juez Pablo Oritja, que investiga el derrame, confirmó que nueve empleados de Barrick Gold fueron imputados en la causa
23 de octubre
Represión en Jáchal
Efectivos de Infantería reprimieron y detuvieron a 23 vecinos de Jáchal, que mantenían cortado el ingreso a la mina
4 de noviembre
Para Gioja, un accidente
El gobernador sanjuanino José Luis Gioja dijo que la fuga no produjo ningún tipo de daño ambiental. (La Nación, Info Bae, Buenos Aires, Jornada on line, 06/11/15)

Última actualización en Viernes, 06 Noviembre 2015 11:12

Visitas: 421

Entrevista al gerente general y presidente de la empresa Minera Santa Cruz, Roberto Cacciola

Entrevista al gerente general y presidente de la empresa Minera Santa Cruz, Roberto Cacciola

El Pregón Minero entrevistó al gerente general y presidente de la empresa Minera Santa Cruz, Roberto Cacciola quien habló de la actualidad de la empresa y del país.
(Minera Santa Cruz, pertenece en un 51% a Hochschild Mining y 49% a Mc Ewen Mining)
¿Cómo está hoy la situación en Minera Santa Cruz?Roberto-Cacciola
Desde el punto de vista de la producción estamos cumpliendo con el presupuesto y estimamos terminar el año cumpliendo con las pautas que nos habíamos impuesto para este año.
Desde el punto de vista de precios y costos se da una situación mucho más compleja de lo que preveíamos cuando iniciamos este año, porque los precios continuaron en caída y los costos internos aumentaron por encima de la devaluación del peso. Hubo que trabajar muy duro para mantener la operación equilibrada.
Tenemos expectativas de un mejor 2016.
¿Minera Santa Cruz está haciendo exploración?
Estamos haciendo, pero mucho menos de la que deseamos porque hay que priorizar los recursos. Si bien no se deja de hacer exploración, lo que estamos haciendo es escaso.
La continuidad y fundamentalmente el futuro de cualquier mina está basada en lo que invierta en exploración y en estos años hubo que privilegiar la operación.
¿Con la producción pueden mantener la operación?
Sí, estamos manteniendo muy ajustadamente la actividad, un equilibrio muy frágil, hemos priorizado mantener la solidez patrimonial, evitar el incremento de endeudamiento y gestionar en todas las áreas para ubicar y ejecutar oportunidades de mejoras de eficiencia.
En este contexto, los primeros afectados son los accionistas porque no reciben ningún dividendo ya que hay que privilegiar la operación.
No vamos a hablar a nivel nacional porque no sabemos qué va a pasar con el balotaje, pero ¿cómo ves el tema minero en la provincia de Santa Cruz?
Yo creo que hay una posibilidad interesante respecto de ir adelante con exploraciones y atraer nuevas inversiones.
¿De qué manera?
Primero, si el contexto macroeconómico resulta más favorable, sobre todo a partir de lo que se pueda hacer a nivel interno de país, tenemos todos las expectativas puestas en que cualquiera de los dos candidatos que van a competir en la segunda vuelta, tengan a la minería como prioridad y política de Estado y eso va a tener efecto derrame en las provincias.
En Santa Cruz están dadas las condiciones para que con un cambio en las condiciones macroeconómicas que se establezcan haya interesados en explorar más en la provincia y nosotros mismos , en la medida que tengamos más recursos, destinaremos más metros a la exploración.
El derrame de San Juan afectó en varias provincias potenciando al sector antiminero. ¿En Santa Cruz se notó esto?
No, la verdad que en la provincia de Santa Cruz no ha habido efectos, por lo menos de magnitud. Es un factor distintivo para la provincia que ha sido siempre receptiva para la inversión minera. No es casualidad que sea la provincia que más operaciones mineras metalíferas tiene, independientemente del tamaño de las mismas.
Creo que cada una de las empresas está trabajando de la mejor manera con sus comunidades, para que se entienda que internamente hay muchos controles y que se trabaja muy fuerte sobre las cuestiones ambientales y de seguridad.
Que se entienda también que somos empresas formadas por personas y que no estamos exentos de tener alguna contingencia, como en cualquier otra actividad, pero que, en la minería se trabaja muy fuerte para evitarlas.
Es cierto que es una actividad riesgosa y por eso hay que tener muchos cuidados en todos los aspectos. Seguridad y medio ambiente son prioridad en cualquier proyecto minero, y creo que en Santa Cruz la gente lo ha entendido de esa forma.
¿Cómo está la relación con la comunidad de Perito Moreno?
Muy bien. Siempre hemos tenido muy buen diálogo. En esta época compleja y de crisis, hemos participado y colaborado en base a nuestras posibilidades y la recepción de las autoridades del municipio han sido muy razonables y coherentes, y nosotros nos sentimos muy cómodos y orgullosos de colaborar.
Después del 10/12 habrá ciertos cambios en la Secretaría de Minería de la Nación. ¿Cómo ves las posibilidades de cambios, dependiendo de quién gane?
Lo que creo es que es necesario trabajar a un nivel por encima de la Secretaría de Minería, porque son los cambios macroeconómicos los que necesita hoy el país para que vuelva a ser atractivo para la inversión minera en particular y para la inversión en general.
La Secretaría de Minería es uno de los vehículos para conectar al inversor con el país, pero creo que hay que tener condiciones generales y éstas no las establece la Secretaría. Las condiciones las establece el más alto nivel del gobierno. Esperemos que las mismas cambien.
Cambios pensados y articulados de forma tal que los impactos sean atenuados, pero que se genere una situación de estímulo a la inversión en minería que, lamentablemente, en los últimos años ha decaído.
La crisis de la minería es mundial. Las empresas mineras en su conjunto han perdido más del 70% de su valor en comparación con el valor que tenían a fines del 2012. Esto determina una fuerte selectividad en la inversión.
Competimos fundamentalmente con Chile y Perú a la hora de ser elegibles para la inversión. Argentina sigue ofreciendo ventajas significativas en materia de territorio virgen y condiciones medioambientales. La macroeconomía y un sistema impositivo progresivo harán la diferencia.
En breve hay elecciones en la CAEM. Se hablaba de tres candidatos, uno se bajó, Diego Bauret. Queda Manuel Benítez y De Pablo… ¿qué opinión tenés?
Siempre uno está pensando cuáles son las mejores alternativas.
Creo que en este momento hay que consolidar un equipo de trabajo que esté dirigido a tres aspectos esenciales que tienen que ver:
Primero con la efectiva comunicación. Los magros presupuestos de los últimos años destinados a la comunicación, nos han hecho perder parte de la buena instalación que logramos de la actividad entre 2010/2013.
Este retroceso en la instalación de la minería como una actividad esencial para la vida cotidiana, ha hecho que la gente se olvide de su importancia. Por ello hay que profundizar la comunicación con los recursos con que se cuenta, con mucha creatividad y compromiso. En los ejes comunicacionales tienen vital importancia los técnicos en temas sensibles (seguridad y medio ambiente), las instituciones independientes (universidades, ONG imparciales), los proveedores y los líderes de empresas que tenemos que hablar de gestión y compromisos.
Segundo, hay que trabajar en la concientización de todos los actores de la minería, proveedores, trabajadores, stakeholders etc, sobre los ciclos de la actividad. Hoy cuesta mucho hacer entender que no estamos pasando un período de bonanza sino que es un período muy ajustado y que tenemos que ser responsables, austeros y comprometidos para mantener lo que con mucho esfuerzo hemos logrado. Una actividad totalmente formal, con buenas condiciones laborales.
Por último, tener una cohesión a nivel de sector empresario que es indispensable. El sector minero se debe una mayor colaboración.
Creo que los tres aspectos son fundamentales, para el futuro de la minería.
En este momento que hay reuniones y negociaciones, sería muy inoportuno de mi parte referirme a candidatos porque hay una cuestión de resolución dentro del seno del Comité Ejecutivo y ojalá se pueda llegar a las elecciones con una lista de consenso.
Muy bueno lo que hizo la CAEM de llamar a una licitación abierta para la realización de ARMINERA…¿Estás de acuerdo?
Sí, yo creo que se cumplen ciclos. Fueron muchas exposiciones y fueron buenas. Ahora, hay que pensar en tiempos más cortos y esos nuevos desafíos se están encarando.
Vos seguís sin pretender ser presidente de la CAEM…
Yo siempre digo lo mismo. Si uno tiene un puesto con responsabilidad operativa y que abarca todos los sectores de una compañía, sería hasta irresponsable querer dividir el tiempo entre presidencia de la CAEM y la presidencia de una Compañía. Más aún, en un momento en que las asociaciones empresarias requieren de muchísimo tiempo de trabajo por parte de los gerencias internas y la presidencia.
Por eso, siempre pensamos en candidatos que puedan disponer de los tiempos necesarios de dedicación, y gestionar en un marco de consenso con las decisiones del Comité Ejecutivo y de la Comisión Directiva de CAEM.
Mi opinión es que, quien está en la línea y en posiciones de elevada responsabilidad no puede dividirse en estas dos funciones. (El Pregón Minero)

Última actualización en Viernes, 06 Noviembre 2015 11:15

Visitas: 799

El consumo interno de cemento, con nuevo record en octubre

El consumo interno de cemento, con nuevo récord en octubre

El consumo de cemento en el mercado interno volvió a ubicarse en su máximo nivel y experimentó durante octubre un fuerte salto interanual, al crecer 8,4%, informó la asociación de fabricantes del producto.
La demanda local de más de 1,1 millón de toneladas de cemeEl-consumo-interno-de-cemennto, ligada al repunte del sector de la construcción, alentó una suba de 0,4% por encima del récord registrado el mes anterior.
El mercado interno había batido su máximo mensual durante septiembre, al alcanzar las 1.123.491 toneladas, y en octubre esa cifra fue sobrepasada en casi 4.400 toneladas.
La estadística de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (Afcp) suma los volúmenes de producción local más las importaciones, todo ello destinado tanto a soluciones habitacionales (viviendas terminadas y reparaciones) como al desarrollo de obras públicas.
En el acumulado de los primeros diez meses del año el consumo interno del insumo superó las 10,1 millones de toneladas, 12,5% más que en enero-octubre de 2014.
La evolución del sector refleja el importante avance en las obras de infraestructura, energéticas y viales impulsadas con inversión y financiamiento público, coinciden en señalar fuentes de la actividad.
Del mismo modo, incide en el dinamismo de la demanda de cemento el ritmo sostenido de las construcciones privadas (básicamente viviendas), y las financiadas con recursos públicos a través del plan Procrear.
El total de despachos de la industria (incluidas las exportaciones) fue el mes pasado también récord, de 1,1 millón de toneladas.
El repunte en las ventas marcó un avance mensual de 0,5%, mientras que en la comparación con octubre del año pasado el incremento fue de 1,7%.
Según el informe mensual de la Afcp, el total de despachos de cemento superará este año las 12 millones de toneladas, el nivel más alto de la historia después de los 11,9 millones de 2013. (TELAM, 05/11/15, Diario Huarpe, San Juan, Diario Jornada, Chubut, 06/11/15)

Última actualización en Viernes, 06 Noviembre 2015 11:08

Visitas: 274