EditorialRN

La tragedia minera en Brasil

La tragedia minera en Brasil

Las imágenes del derrumbe de la represa minera en Brumadinho, propiedad de la empresa Vale, en Minas Gerais, son sobrecogedoras. Esta rotura del dique de contenciónse produce apenas a poco más de tres años de la tragedia ambiental originada en la rotura de la represa de Fundão, ocurrida en noviembre de 2015, también de propiedad de Vale, que produjo la muerte de 19 personas y un tsunami de más de 45 millones de metros cúbicos de residuos tóxicos que contaminaron 600 kilómetros de ríos llegando, incluso, hasta el océano Atlántico. Las investigaciones sobre aquel caso establecieron que la cantidad de residuos que se desbordó era una clara evidencia de que las operaciones habrían sobrepasado largamente la capacidad de la presa.
En el desastre del último 25 de enero se derramaron 13 M de metros cúbicos de lodo que avanzaron, en algunos puntos, a 80 kilómetros por hora, destruyendo casas y llegando al río. Ya se cuentan 142 personas muertas y 194 siguen desaparecidas. La compañía brasileña, propietaria de la mina, asegura que la represa fue revisada regularmente y que recibió "declaraciones de condición de estabilidad".
Varios especialistas aluden a posibles negligencias y al otorgamiento de autorizaciones para la construcción de represas cuando, al mismo tiempo, se debilitan los controles y las regulaciones.
Esta situación se presenta en momentos en que el nuevo presidente, Jair Bolsonaro , anuncia mayores flexibilizaciones de las regulaciones ambientales para evitar los que considera "obstáculos al desarrollo y la economía" de su país que producen las regulaciones ambientales.
El accidente de Vale ha preocupado lógicamente a los inversores que tienen acciones de esta compañía en los Estados Unidos, quienes han empezado a movilizarse, al entender que se presentaron informaciones engañosas a la Comisión de Valores (SEC) cuando se aseguraba que realizaban inspecciones periódicas de sus presas, cuando en realidad ello no ocurría.
Es curioso que no se hayan fortalecido los controles luego del accidente ocurrido en 2015. Podría ser consecuencia de un interés común entre el proponente y el propio Estado.
Vale es uno de los principales productores mundiales de hierro y níquel, materias primas muy demandadas, sobre todo por China, lo que supone un apoyo para su negocio. Un dato fundamental: China no se caracteriza por requerir un estricto control de las normas ambientales.
Lo cierto es que el caso pone en debate la manera en que se desarrolla la minería en el mundo, y cómo se evalúan sus riesgos. En particular, por la preocupante iniciativa de intentar flexibilizar la ley de glaciares para que se puedan desarrollar proyectos sobre las áreas de periglaciares. Es por eso que resulta fundamental que la actividad minera se someta a las exigencias del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, que contempla la ley general del ambiente, sin que se debiliten los procesos de información y participación pública.
La falta de un procedimiento adecuado para analizar los riesgos de una actividad genera, no pocas veces, un contraproducente movimiento antiminero que perjudica a las empresas que cumplen sus actividades de acuerdo con una ética que respeta los valores ambientales.
El debilitamiento de la institucionalidad ambiental en materia minera no hace sino poner a la sociedad en riesgos que son incalculables, imprevisibles y muchas veces incontrolables en relación tanto con los valiosos recursos naturales de la Argentina como con quienes viven en su territorio. (La Nación, Buenos Aires)

Última actualización en Lunes, 11 Febrero 2019 10:59

Visitas: 23

Cifras oficiales peruanas revelan que Ica y Moquegua lideraron ranking de inversion minera en 2018

Cifras oficiales peruanas revelan que Ica y Moquegua lideraron ranking de inversión minera en 2018

Las regiones de Ica y Moquegua concentraron el 30,2% de la inversión minera en el Perú, que ascendió a u$s 4.947 M al cierre del 2018, informó la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).
El gremio minero energético precisó que Ica es la región que más inversión minera registró entre enero y diciembre del 2018 al alcanzar u$s 818 M, cifra que representó un crecimiento de 117,9% respecto a similar periodo del 2017, cuando se reportaron u$s 375 M.
El incremento del flujo de inversiones en esta región del sur del país se explicó por las obras de ampliación de Marcona a cargo de Shougang Hierro Perú y el inicio de la construcción de mina Justa por parte de la empresa Marcobre.
La SNMPE indicó que Moquegua se ubicó como la segunda región que captó más inversión minera con u$s 678 M, monto que significó un crecimiento de 87,8% con relación al 2017 (u$s 361 M).
La mejora de los niveles de inversión en esta región se dio por el inicio de la construcción del proyecto minero Quellaveco, que ejecuta el consorcio Anglo American – Mitsubishi y al emprendimiento de otras obras en unidades mineras que operan en dicha localidad.
En la tercera posición se encuentra la región Tacna, que en el periodo de enero a diciembre, reportó una inversión minera de u$s 488 M, la mayor parte de la cual fue destinada al proyecto “Ampliación Toquepala”, que lleva adelante la empresa Southern Peru Copper Corporation.
En cuarta ubicación, explicó la SNMPE, está la región Arequipa con una inversión minera de u$s 457 M, destacando las inversiones hechas por Sociedad Minera Cerro Verde en el rubro de equipamiento minero.
En zona sur. El gremio minero energético comentó que estas cuatro regiones del sur concentraron el 49,3% de la inversión minera en el país, que ascendió a un total de u$s 4.947 M en el 2018.
De otro lado, al cierre del 2018 la región Arequipa lideró la producción cuprífera a nivel nacional con una producción de 496.000 toneladas métricas finas, seguida por Ancash con 467.000 TMF y Apurímac con 385.000 TMF.
En tanto La Libertad se consolidó como la primera región productora de oro con 36 toneladas y en segunda posición se ubicó Cajamarca con 31 toneladas.
El gremio empresarial también, dio a conocer que Ancash lideró la producción de zinc con 534.000 toneladas métricas finas, seguido por Junín y Pasco con 284.000 TMF y 235.000 TMF respectivamente.
Finalmente, Junín se situó como la primera región productora de plata con 704 toneladas y en segundo lugar, Ancash con 681 toneladas. (América Economía, 09/02/19)

Última actualización en Lunes, 11 Febrero 2019 10:58

Visitas: 19

Como Maduro sustenta su regimen con oro ilegal

Cómo Maduro sustenta su régimen con oro ilegal

Venezuela. (Por Corina Pons y María Ramírez) La mayoría de los lingotes se venden a Turquía, que paga enviando a Venezuela cargamentos de bienes de primera necesidad.
17 son las toneladas de oro que ha comprado el chavismo a estos proveedores desde 2016. Están valoradas en u$s 650 M.
Las operaciones financieras más exitosas de Venezuela en los últimos años no se han llevado a cabo en oficinas de Wall Street, sino en las caóticas minas de oro del sur de esa nación. Sumidos en la peor crisis económica de la historia moderna venezolana, un ejército de 300.000 buscadores de fortuna se ha trasladado a la selva, que guarda en sus entrañas la mayor reserva de metales preciosos del país, para ganarse la vida removiendo la tierra. Con picos y palas ayudan a financiar al Gobierno de Nicolás Maduro, que desde 2016 ha comprado 17 toneladas de oro, valoradas en 650 millones de dólares, según los datos más recientes del Banco Central de Venezuela (BCV) a mayo. El esfuerzo de los mineros artesanales, como los define el Gobierno, se ha traducido en vitales divisas para que la gestión del Maduro financie importaciones de alimentos y productos básicos que escasean en el país, aunque ellos reciban su pago en la deprimida moneda local. Pero el Gobierno de Donald Trump está dispuesto a detener ese comercio de oro a fuerza de sanciones e intimidación. La Casa Blanca presiona incluso al Banco de Inglaterra para que no libere unos 1.200 millones de dólares en lingotes de oro que Venezuela mantiene en sus bóvedas. EE.UU. criticó recientemente a una firma de inversión con sede en Abú Dabi por comprar oro venezolano, y advirtieron a otros operadores extranjeros de abstenerse de negociar más barras con el país. Y la presión tuvo efecto: un envío de oro desde Venezuela a Emiratos Árabes Unidos se canceló hace unos días. Noor Capital, una firma de ese país, afirmó que no tiene previsto hacer nuevas compras, tras haber adquirido tres toneladas de lingotes en Caracas el 21 de enero. El camino del metal precioso comienza en las polvorientas minas del sur hasta las bóvedas del banco central en Caracas, para más tarde ser enviado a refinerías en el extranjero a cambio de alimentos, según el testimonio de más de 30 personas que conocen o están involucradas en la operación, incluidos mineros, intermediarios, comerciantes, investigadores, diplomáticos y funcionarios. Sus relatos reflejan el retrato de un experimento desesperado del Gobierno socialista por obtener divisas a corto plazo cuando el bombeo de crudo, la principal fuente de divisas de la nación, está en mínimos y Maduro cuenta con cada vez menos margen de maniobra bajo las nuevas sanciones de EE.UU. Con un sector minero formal casi extinguido tras la política de nacionalizaciones, Maduro se apoya en los miles de mineros que trabajan -la mayoría sin papeles- para extraer la riqueza mineral, una faena que tampoco recibe inversión estatal alguna. De esta manera, el Gobierno toma ventaja de la agotadora labor de los mineros como José Aular, un adolescente que dice haber contraído malaria cinco veces en una peligrosa mina cerca de la frontera de Venezuela con Brasil. En pantalones cortos y sin equipo de seguridad, Aular trabaja 12 horas diarias cargando sacos de tierra que procesa en un precario molino donde usa mercurio para amalgamar las partículas de oro, sin importar lo tóxico que su método le resulta. Los accidentes son comunes en las zonas donde mueven las arenas o en las máquinas donde las procesan para conseguir oro, según relatan los mineros. También los enfrentamientos con armas de fuego y los maltratos. Maduro también se apoya en la ayuda crucial del presidente turco, Tayyip Erdogan, para concretar su operación, un mandatario que, como él, desafía a la administración Trump. Venezuela le vende la mayoría del oro a refinerías turcas y luego utiliza parte de los ingresos para comprar bienes de consumo masivo. Los paquetes de pasta turca y leche en polvo ahora forman parte de las cajas de alimentos que distribuye Maduro en su programa de subsidios. El comercio entre ambas naciones se multiplicó ocho veces el año pasado. Pero el escrutinio sobre su esquema de ventas de oro se está intensificando a medida que la crisis política de Venezuela llega a un punto de ebullición. La ruta del oro comienza en lugares como La Culebra, una zona de difícil acceso a una hora de la población de El Callao, al sur del país. Aquí, cientos de hombres trabajan la minería con precarias técnicas del siglo XIX. En cuadrillas bajan asidos a una cuerda por huecos de 30 metros de profundidad para llenar en sacos las arenas que luego transportan con poleas y tornos. La explotación en esta y otras áreas de la selva afecta los frágiles ecosistemas forestales y facilita la propagación de mosquitos que transmiten enfermedades. Los mineros además se quejan de la persecución de las fuerzas militares y de las mafias que controlan la zona, donde se registra una tasa de homicidios siete veces mayor al promedio nacional. Los mineros viajan a la población de El Callao para vender sus pepitas, la mayoría a comerciantes sin licencia, que operan en diminutas tiendas protegidas con alarmas y puertas de acero. “El estado, todo el mundo está comprando oro, porque es lo que está dando”, dijo Jhony Díaz, un mayorista de la ciudad industrial de Puerto Ordaz, a unos 171 kilómetros de El Callao. Exhibe una autorización del Banco Central, que paga por adelantado kilos de oro. El Gobierno de Maduro opera a través de intermediarios que ofrecen un precio por encima del mercado, la única forma de competir con los contrabandistas que sacan del país buena parte de los metales preciosos. Y como la moneda de Venezuela vale menos cada día, las autoridades al pagar en bolívares, aceptan usar como referencia la tasa de cambio más ventajosa, que por años ha sido la del mercado negro, ignorando así el severo control de cambios que imponen al resto de la economía. Las piezas compradas por el Gobierno se funden en los hornos de Minerven, la empresa minera estatal. Luego las barras se transportan a las bóvedas del Banco Central de Venezuela en la capital, a 843 kilómetros de distancia desde la planta estatal en El Callao. Aún cuando las reservas de oro del Banco Central se han desplomado a sus niveles más bajos en 75 años, el Gobierno optó por vender todo el oro minero para pagar sus facturas y también parte de sus lingotes de máxima pureza, de acuerdo con dos funcionarios gubernamentales de alto rango. El principal comprador del oro en estos días, según dijeron ambas fuentes, es Turquía. Venezuela anunció en diciembre de 2016 un vuelo directo de Caracas a Estambul con Turkish Airlines. La ruta sorprendió dada la baja demanda de viajeros entre las dos distantes naciones y las decenas de cortes de vuelos de otras aerolíneas. Los datos de las aduanas muestran que esos aviones llevan algo más que pasajeros. Incluso los críticos de Maduro reconocen que el plan de vender oro le resultó un buen truco de alquimia: pagaron a mineros sin papeles en la depreciada moneda local y a cambio obtuvieron metales preciosos que vendieron a 10.000 kilómetros. “El Gobierno optó por sumergirse en operaciones oscuras y mecanismos inusuales de intercambio comercial”, dijo el economista y diputado opositor venezolano Ángel Alvarado. “Lo hacen por la desesperación de mantenerse en el poder a toda costa”. (Ambito Financiero, Buenos Aires, 11/02/19)

Última actualización en Lunes, 11 Febrero 2019 10:54

Visitas: 25

Sudafrica pone en marcha una estrategia nacional para relanzar la industria del platino

Sudáfrica pone en marcha una estrategia nacional para relanzar la industria del platino

La República Sudafricana es el mayor productor mundial de platino. En 2017 extrajo 132,25 toneladas, la mayor parte de la producción mundial de ese año, que fue de 184 toneladas. El Gobierno del país quiere relanzar este sector de producción, con una estrategia cuyos objetivos para 2050 contemplan que la mano de obra local alcance el millón de trabajadores y que la industria del platino aporte 8,2 billones de rand (u$s 600.000 M).
El Consejo de Minerales de Sudáfrica acaba de presentar una estrategia nacional del platino, cuyo objetivo es incrementar la aportación económica del sector al Producto Interior Bruto del país yaumentar el número de empleos directos generados por éste.
Según explicó el CEO del Consejo, Roger Baxter, en la conferencia Mining Indaba 2019, el pasado 6 de febrero, la economía de Sudáfrica se ha beneficiado durante muchos años de la minería de los metales del grupo del platino. Entre 1980 y 2015, la producción de estos metales fue de 221 millones de onzas (6.874 toneladas), valoradas en u$s 170.000 M.
Los beneficios de la venta de estos metales se han distribuido entre múltiples actores en el mercado, en su mayoría dentro de la economía sudafricana.
Uno de los sectores más beneficiados ha sido el industrial, ya que los metales del grupo del platino son una materia prima fundamental. La industria es el mayor demandante de los productos extraídos por las compañías mineras y es la que más beneficios genera con la exportación de los productos elaborados con esos metales.
El impacto de los metales del grupo del platino es fundamental en la economía del país. Solo en 2018, se produjeron 259 toneladas de platino, del que se exportó alrededor del 89%, obteniendo 96.000 millones de rand (algo más de u$s 7.000 M). El sector genera alrededor de 168.000 empleos directos, con más de 48.000 millones de rand (u$s 3.500 M) en salarios y contribuye a la economía del país con unos 900 millones de rand (u$s 66 M).
Un sector en crisis
A pesar de estas relevantes cifras, durante los últimos cinco años el sector ha entrado en crisis, debido a una serie de factores, como un mercado sobresaturado, cambios estructurales en el suministro y la demanda del mercado global, problemas laborales, caída de la productividad e incremento de los costes.
Según expuso Baxter, al precio actual del metal, más del 60% de la industria minera del platino apenas obtiene beneficios o, directamente, está en pérdidas. Por eso, desde el Consejo de Minerales de Sudáfrica se vio la necesidad de elaborar una estrategia de futuro que atajase esta crisis, evitase el deterioro de la capacidad económica de la industria y la pusiese en valor, mediante la adición de más de un millón de puestos de trabajo y una contribución de más de u$s 600.000 M a la economía sudafricana para el año 2050.
La estrategia ha sido elaborada por el Fórum de Liderazgo en Platino, integrado por compañías mineras sudafricanas.
Como explicó el CEO del Consejo de Minerales de Sudáfrica, la implementación de esta estrategia nacional requiere de la colaboración entre todos los actores de la industria, así como la rápida actuación por parte del Gobierno de Sudáfrica, en forma de apoyo para abordar las reformas más urgentes que el sector de los metales del grupo del platino necesita, y para invertir en el futuro a largo plazo.
Con tal motivo, desde el Consejo de Minerales de Sudáfrica se han puesto en contacto con el ministro de Recursos Minerales, Gwede Mantashe, para crear un pequeño grupo de liderazgo que cuente con el apoyo de organizaciones internacionales como Platinum Guild International y el Consejo Mundial de Inversiones en Platino y que establezca asociaciones con la esperanza de incrementar la demanda y, por tanto, los ingresos anuales, hasta los u$s 50.000 M. (Oro Información)

Última actualización en Lunes, 11 Febrero 2019 10:58

Visitas: 23

Debatieron la conformacion de la Mesa de Competitividad del Litio

Debatieron la conformación de la Mesa de Competitividad del Litio

Salta. En la provincia de Salta, funcionarios de Salta, Catamarca y Jujuy, del Gobierno Nacional, y empresarios, se reunieron en Salta para debatir y consensuar los lineamientos estratégicos para desarrollar la minería de litio en el marco de una mayor competitividad.
El objetivo de esta reunión fue promover la inserción en el encadenamiento productivo y la exportación de valor agregado en el Litio a través de la articulación público-privada.
La actividad fue encabezada por la ministra de Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable, Graciela Pinal de Cid en acuerdo con la iniciativa impulsada por la Secretaría de Política Minera de la Nación, que tiene identificado en el triángulo del litio del Noa, Salta, Catamarca y Jujuy, los principales recursos de este mineral.
La funcionaria provincial destacó la realización de un espacio de trabajo en Salta, aunando criterios en base a los puntos clave y a los objetivos que cada provincia tiene para el desarrollo del litio.
Por su parte, la sDebatieron-la-conformación-ecretaria de Política Minera de la Nación, Carolina Sánchez, se refirió a la metodología de trabajo a través de las mesas de competitividad que impulsa el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. También sobre los lineamientos a seguir específicamente para la conformación de la Mesa de Competitividad de Litio.
La iniciativa se centra en impulsar que los proyectos se amplíen, pongan en producción, y la reservas que aún no están cuantificadas se cuantifiquen, porque hay necesidad, interés y voluntad por desarrollar la minería de litio.
En dicha reunión, se destacó la importancia de generar un espacio ampliado con la presencia del sector privado a través de las empresas, las cámaras y otros organismos a fin de enriquecer la agenda de trabajo y se puntualizaron las acciones coordinadas en el marco de Cofemin.
Todo esto, en función de orientar la producción de litio en cadenas de valor, agregando la mayor cantidad en el territorio, razón por la cual se avanzó en consensuar sobre los componentes de litio para ser industrializados, como el hidróxido, carbonato y cloruro de litio.
La agenda de trabajo continuará en otros ámbitos y prevén una presentación final de la mesa en marzo, en la provincia de Jujuy.
Esta actividad se condice con lo publicado al principio de esta semana Carolina Sánchez, en su cuenta de twitter: “Desde la SPM promovemos la actividad minera en la Argentina como madre de industrias, que genere eslabonamientos productivos que incluyan los servicios de pymes locales, promoción del empleo, capacitación y el desarrollo de las comunidades donde se asientan los proyectos mineros”.
“Son un mecanismo de trabajo para convocar a los actores de una cadena de valor y priorizar las intervenciones desde cada espacio para lograr el desarrollo de la cadena y que esto impacte de manera positiva en el empleo y en la competitividad a la hora de exportar”. (El Pregón Minero)

Última actualización en Viernes, 08 Febrero 2019 11:43

Visitas: 70