EditorialRN

Mineria con licencia social, un cambio cultural

Minería con licencia social, un cambio cultural

(Por Sergio Bergman) La minería es una actividad extractiva y, como tal, que sea sustentable es una aspiración que sólo podrá concretarse cuando se implemente como práctica responsable y como un instrumento hacia un desarrollo sustentable integral de las regiones donde esta ocurre.
El desarrollo de nuestras vidas cotidianas, como el progreso de nuestras sociedades, tiene en los minerales un recurso que es un insumo indispensable para hacer viable la tecnología, que nadie quiere abandonar en su calidad de vida. Además, es recurso de desarrollo económico para las comunidades locales, provinciales y nacionales.
La minería es una actividad que nos acompañará en nuestras vidas como en nuestras actividades productivas, así también en el crecimiento de la nación que la adopta y ratifica como política de Estado económica, productiva, energética y ambiental. Todas dimensiones que deben ser concurrentes en un desarrollo sustentable.
Se trata de una actividad que está regulada por la ley. Eso no impide que, en este desarrollo productivo como en otros, haya prácticas criminales que no pueden ni deben esconderse bajo las argumentaciones de minería sustentable o responsable. Cuando sus acciones voluntarias, negligentes o accidentales sean conscientes del daño que ocasionan, al que son indiferentes, se debe poner a estos actores frente a una Justicia eficiente e independiente y actuar en tiempo y forma, con todo el rigor de la ley.
Aquí es donde el Estado debe estar presente y es nuestra responsabilidad cumplir con esta función. Los legisladores, con leyes, reglamentaciones y códigos que ajusten a derecho y amplíen los resguardos para que la minería sea no sólo actividad lícita y legal, sino responsable de cuidar la salud de las personas y el ambiente, aun cuando extraiga minerales y, en especial, cuando utilice agua, con su impacto en el entorno y en los múltiples recursos naturales.
Así también una Justicia ambiental, civil y penal que, en tiempo y forma, ejerza su función con fiscales y jueces que intervengan para proteger con la ley a los ciudadanos, como así también al ambiente.
El Poder Ejecutivo, tanto en su órbita local como provincial y nacional, ajustado a derecho, ordenado por las leyes, y colaborativamente con la Justicia, debe articular las políticas preventivas, los controles, el monitoreo y la fiscalización de los proyectos en actividad. Debe ejercer tanto el poder de policía como el de inspección para que se desarrolle la minería con responsabilidad y se evalúen con seriedad sus prospectos y sus proyectos futuros.
Junto con los correspondientes estudios de impacto ambiental y herramientas como el ordenamiento ambiental del territorio, que son requisitos indispensables de la ley para desarrollar estas actividades productivas, no es menor la importancia que tiene otra dimensión indispensable desde el derecho, el sentido común, la sensibilidad social y los derechos humanos que tiene la licencia social.
Las audiencias públicas y la participación ciudadana no sólo son una etapa de un proceso formal. Son una oportunidad única de validar la tensión que la minería tiene implícita cuando, sin poder ser sustentable, por ser extractiva y tener impacto ambiental, debe estar contenida en regulación legal, pero, al mismo tiempo, abre la oportunidad, respetando estas regulaciones que la hacen actividad lícita y legal, de atraer inversiones, expandir la economía, desarrollar regiones y provincias que tienen en este recurso económico su potencial de crecer, ofrecer trabajo y generar nuevas alternativas de desarrollo posterior o simultáneo.
Es en esta instancia donde el diálogo ciudadano, la participación y, en especial, el puente de representación que debe ser la conversación tienen que ser una prioridad, una práctica cultural y, para la sociedad, también una política de Estado.
Es decir, la minería no puede ser política de Estado energética, económica y productiva sin ir de la mano de otras políticas que la hacen viable: el diálogo participativo, el planeamiento colaborativo, la discusión, en la cual, sin pensar igual, haya respeto. Sin ceder las convicciones propias, se acepta que también haya otras para asegurar que todas ellas se puedan y deban expresar, pero ninguna se podrá transformar en práctica sin que sea legal y esté regulada no por una razón, un interés o una convicción, sino por lo que establece la ley.
Quienes quieren hacer minería de otra forma, sin someterse a estos límites y estas regulaciones, deben saber que el Estado, junto a la licencia social y la comunidad, no lo permitirá. Desde las asambleas hasta los funcionarios de los poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo estamos, como establece la ley, para cuidar un ambiente sano y equilibrado, que no puede ser degradado ni contaminado por ninguna acción productiva.
Quienes por sus ideas están convencidos de que ninguna minería debe permitirse, o quienes sostienen que es legal, pero no acuerdan con sus métodos o sus prácticas, deberán pacíficamente lograr que los legisladores modifiquen las leyes, que los Gobiernos locales, provinciales y nacionales tengan representantes que compartan sus convicciones y las cumplan cuando asuman sus funciones y no cuando las prometen en campañas. Esto también vale para referentes en la Justicia y en el derecho: que interpreten leyes o propongan reglamentaciones que lleven la actividad minera a esas prácticas que son posibles de transformar en un nuevo estándar, pero que no son hoy los límites que impone la ley.
Los argentinos nos hemos acostumbrado a que haya leyes que no se cumplen, a que las licencias sociales sean un trámite que puede manipularse, a que los intereses económicos siempre estén por encima de los principios, a que el interés de un sector o una actividad prevalezca siempre sobre el bien común, a que como populistas se diga lo que no se hace y se queme en el presente todo futuro. A que no haya confianza en nada ni en nadie y a que la vida de la gente sea descartada, vendida o comprada sin la menor consideración.
Todo lo recién detallado no está vinculado con la minería sino con la crisis de valores y prácticas de la sociedad argentina. Ese cambio indispensable es un cambio cultural que no se resuelve sólo con una herramienta formal exterior a nosotros mismos que propone la ley, sino con un cambio espiritual interior de aquello que somos en lo que hacemos, mucho más que lo que aspiramos en lo que decimos o proponemos.
Es tiempo de comprometer más que prometer y de hacer más que decir. Este debate sobre minería, responsabilidad, licencia social, impacto ambiental, desarrollo económico, inversiones, trabajo, calidad de vida, remediación, conflicto de intereses, diálogo, encuentro, consensos y, fundamentalmente, bien común, es el glosario de un nuevo tiempo donde el encuentro entre los argentinos nos permitirá estar unidos bajo una misma ley, un mismo cielo y haciendo en este mismo suelo, de nuestra Argentina, una tierra prometida en la que habrá, como promueve nuestra Constitución, prosperidad y, entre otras actividades, minería, pero nunca a expensas de la vida. (Info BAE, Buenos Aires, 17/05/16)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 11:20

Visitas: 371

Cerro Negro dio marcha atras con el plan de retiros voluntarios

Cerro Negro dio marcha atrás con el plan de retiros voluntarios

Santa Cruz. Oro Plata SA asumió el compromiso de no avanzar con el plan de retiros voluntarios en el proyecto Cerro Negro, denunciado por AOMA como un proceso de ajuste con la finalidad de incrementar sus utilidades. Esta postura empresarial obligó a los mineros a levantar el paro iniciado la semana pasada. Las tareas se reanudaron a las 8:00 hs. de ayer.
El pasado 11 de abril tomaba estado público que la asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) paralizaba las tareas en el proyecto minero Cerro Negro, ubicado en cercanías a Perito Moreno.
Desde el gremio denunciaban que la empresa encaraba un proceso de ajuste y pretendía “enmascarar” despidos de personal con “retiros voluntarios”.
Además, el sindicato denunciaba una fuerte falta de inversión en el yacimiento.
Tras diversas reuniones entre la entidad gremial y las autoridades de Cerro Negro, ayer las tareas se reanudaron a partir de las 8:00 hs.
La operadora se comprometió a dejar sin efecto los retiros voluntarios, además de trabajar para llevar “mejores beneficios” a proveedores, comunidades mineras y la provincia.
Compromiso
Desde la firma Oro Plata SA, empresa a cargo de Cerro Negro, indicaron a AOMA que el yacimiento se encuentra en “un punto de su vida en el que es fundamental y necesario implementar los cambios que ayuden a evolucionar para ser una operación de primera clase” y así, “como parte de nuestro plan de reestructuración, hemos implementado cambios en la estructura y organización de gestión para ser más eficientes”.
En este marco, Oro Plata SA ofreció a sus trabajadores un programa de retiro voluntario para todas sus áreas y niveles, explicándoles los “beneficios correspondientes” de adherirse voluntariamente a dicha oferta.
Pero ante el reclamo y la paralización de las tareas debido al reclamo de AOMA, desde Cerro Negro revieron esa decisión.
“Considerando la situación actual del país, la compañía hace el compromiso de que no se realizarán despidos masivos después del cierre del programa de retiro voluntario, con el fin inmediato de privilegiar el trabajo del personal que no se adhirió al programa propuesto y lograr que el trabajador enfoque toda su energía en el empleo, cumpliendo con las políticas y procedimientos de Seguridad- Calidad y Productividad de Cerro Negro”, se dijo desde la empresa.
Finalmente, reiteraron su “compromiso de continuar trabajando a través del diálogo respetuoso con el gremio, la comunidad, proveedores y Provincia para que estos cambios estructurales en la operación de Cerro Negro puedan generar más y mejores beneficios para todos”.
Antecedente
Para informar sobre el inicio de la huelga, AOMA señalaba que como entidad gremial “ha sostenido, en más de una oportunidad, que no va a permitir que en nuestra provincia se haga minería en contra de los intereses de los trabajadores y de sus comunidades”.
Además de “no permitir que se mienta descaradamente y se oculten los planes de reducción de personal tras la máscara de retiros que ni son retiros ni mucho menos voluntarios, y así se pretenda agrandar las utilidades a costa de la reducción de puestos laborales, lo que repercute directamente en nuestras economías locales, porque ya sabemos quiénes lo vivimos desde hace casi veinte años de actividad, que somos los obreros mineros los que soportamos con nuestros ingresos bien ganados el tan mentado desarrollo local en cada pueblo”.
“Por todo ello y en defensa de las fuentes laborales, paramos el yacimiento Cerro Negro hasta que sus directivos blanqueen sus verdaderos planes, se sienten a discutirlos con los directamente afectados, que somos los trabajadores organizados a través de los delegados y el gremio, y encontremos juntos un camino de trabajo y desarrollo que no se base en esconder la ineficiencia con despidos, sino en devolver a la comunidad, mediante el trabajo genuino y estable, la seguridad y el aporte concreto al desarrollo, lo que ganan gracias a la explotación de nuestros propios recursos”, indicaron los trabajadores. (La Opinión Austral, Santa Cruz, 17/05/16)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 10:58

Visitas: 425

Minera Caserones contrata asesoria para revertir perdidas y mejorar operacion

Minera Caserones contrata asesoría para revertir pérdidas y mejorar operación

Chile. Minera Caserones contrata asesoría para revertir pérdidas y mejorar operación. La caída en el precio de las materias primas obligó a las mineras a concentrarse en las mejoras de gestión y reducción de costos que les permitan capear la tormenta que vive la industria. Para alcanzar este objetivo, la mina Caserones -propiedad de la japonesa Lumina Copper- contrató a la consultora McKinsey para que proponga un plan integral de mejora para la faena ubicada en Atacama.
Según comentaron fuentes de la industria, McKinsey llegó hace algunos meses a la faena y están aplicando un programa denominado RTS (Recovery Transformation System) que se enfoca no sólo en temas de personal, sino que en aspectos operativos y financieros.
Hace algunos días el mayor accionista de Caserones, JX Holdings, a través de su presidente Yukio Uchida, destacó el trabajo que están haciendo junto con los asesores. “Seguiremos trabajando en mejorar la rentabilidad a través de la estabilización de la operación, mayores tasas de recuperación y reducción de costos, trabajando junto a una consultora extranjera”, señaló en conferencia con inversionistas.
Consultados por la asesoría, desde Caserones declinaron entregar nombres de la compañía, pero sí indicaron que cuentan con el apoyo externo. “Efectivamente con apoyo de una asesoría experta, Caserones lleva adelante un proceso de cambio estratégico destinado a capturar oportunidades de mejor gestión, de contención de costos y de optimización de la organización, para hacer frente a los bajos precios que predominaran en el mercado. Confiamos en el compromiso de todos los miembros de nuestra organización: dotación propia y empresas contratistas en este esfuerzo”, dijeron en la compañía.
Fuentes de la industria también comentan que el año pasado también contrataron a la canadiense Hatch para realizar un informe en el que se evidenciaban falencias en la operación de la planta.
Durante 2015, la faena registró una pérdida de u$s 951 M, explicado en parte por el deterioro de activos realizado por la firma, contabilizado en u$s 722 M.
“En cuanto al sector de los metales, la tarea más importante es lograr un funcionamiento estable de Caserones, y mejorar su rentabilidad. La tasa de utilización se ha mejorado en forma constante, y ahora es alrededor del 80%-90%”, indicó Uchida.
Para marzo se esperaba que la mina alcanzara el 100% de su capacidad, pero este objetivo se retrasó para el tercer trimestre de este año.
Uchida comentó que Caserones jugará un rol fundamental en su estrategia de negocios para 2016. Esto porque uno de los cimientos será el de rentabilizar activos existentes.
“Vamos a asegurar los retornos de en activos ya invertidos, principalmente Caserones. Por lo tanto, nos centraremos en la mejora de la rentabilidad de las empresas existentes”, sostuvo.
Caserones fue inaugurada en 2014 y requirió de u$s 4.200 M, un incremento de 147% comparado con la estimación inicial de inversión. (Diario Financiero, Chile, 17/05/16)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 10:57

Visitas: 220

El concejal antiminero de Jachal se fue del basualdismo

El concejal antiminero de Jáchal se fue del basualdismo

San Juan. Este lunes por la mañana, el concejal Jorge Alfredo Morales anunció en conferencia de prensa que se aleja del basualdismo, es decir ya no pertenecerá al Frente Compromiso con San Juan. Este edil es quien impulsa en el seno legislativo departamental el proyecto para llevar a cabo una consulta popular para que los jachalleros decidan si quieren o no minería.
'Esta mañana mantuve un diálogo con Roberto Basualdo para comunicarle mi decisión de alejarme de su bloque en el Concejo Deliberante de Jáchal, y no para pedir su opinión al respecto, cosa que nunca hice, a pesar de muchas presiones que tuve y tuvieron mis pares en el tema de la consulta popular por todos los funcionarios promineros que estan obstinados con no permitir que la ciudadania jachallera, en libertad y a conciencia decidan si quieren o no megamineria con elementos contaminantes en la cuenca del Río Jáchal', se despachó Morales. El concejal agregó que 'de ahora en más responderá a la gente y a la comunidad jachallera'. Así las cosas, el bloque basualdista se parte y, habrá que ver, como votarán de ahora en más. (Diario de Cuyo, San Juan, 16/05/2016)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 10:57

Visitas: 258

Verano 2016/17, una nueva curva ascendente en la mineria argentina

Verano 2016/17, una nueva curva ascendente en la minería argentina

Entrevista al Geólogo Julio Río Gómez, presidente del Servicio Geológico Minero Argentino
¿Cómo fue la visita a ExpoMin Chile?
Estuvimos con una delegación no numerosa pero sí importante. Estuvo el secretario de Minería de la Nación Daniel Meilan, nuestro director de Asesoría Jurídica y a la vez secretario del COFEMIN, Dr. Juan Vicet, y la plana mayor del SEGEMAR, Carlrios-gomez-2-bajaos Cuburu y yo, más la gente de “Comunicación” de la Secretaría y nuestro compaginador de página web para que visualizara lo que es el mundo minero a ese nivel y saber dónde estás parado. Cómo es el manejo y qué nivel tiene la minería en un país minero como Chile, donde el Congreso y la FISA se abren con la palabra de la presidenta Michele Bachelet. Donde están presentes los principales “popes” de la industria minera chilena, como el Presidente de SONAMI (Sociedad Nacional de Minería de Chile) Alberto Salas, el presidente del Consejo Minero de Chile o el Presidente del Consejo de Ingenieros de Chile.
Realmente, te muestra el nivel que tiene y cómo se sigue pensando y creyendo en la minería latinoamericana, porque, en realidad, Chile es una puerta a América Latina. Por eso es que estuvieron presentes con todos sus productos mineros, desde España, Canadá, EE.UU., Inglaterra, Sudáfrica hasta Argentina misma, en menor escala.
Comparando con lo visto, ¿que opinión te merecen los cambios del Gobierno en las posturas sobre la minería en Argentina? ¿Nos ponen más a tono?
Creo que si pudiéramos mantener las condiciones que se están dando, y pudiendo recomponer la parte social –que en estos momentos está álgida- el resto de las medidas son buenas. Así como fue buena la respuesta a la colocación de bonos para pagar los arreglos que se habían hecho. Creo que los próximos dos años -si sabemos trabajar bien y solucionar algunas protestas sociales más mediáticas que efectivas, como es Veladero, o el conflicto con la empresa china en Sierra Grande o el anuncio de cierre de Pirquitas que se están trabajando, si logramos encausar todo esto con la política minera que se está generando, podremos tener una gran sorpresa desde el punto de vista del ingreso de empresas y de inversores superando por mucho las expectativas que tenemos. Se nos abre un gran panorama y debemos decir que estaremos a la altura de ellos.
Hay que contextualizar los sectores. Tenés un Chile con 8892 faenas mineras en producción desde la pequeña, mediana y gran minería. Nosotros tenemos 13 de mediano a grande y debemos estar en unos 180/200 emprendimientos mineros de la pequeña y mediana minería no metalífera.
Competir teniendo en la mano esos números, se ve como imposible
No podemos competir con ellos. Sin embargo, aunque no vamos a tener ese nivel de feria, sí un gran número de gente interesada. De hecho, en todos los sectores, el interés por Argentina era mayoritario con mucha expectativa.
Vos venís de liderar GEMERA, ¿cómo ves la exploración para este año?
Este año habrá la exploración que quedó frenada los dos últimos años. Hasta 2011/12 vinimos con un ritmo, en 2013 bajó casi a la mitad, y en 2014/15 casi desapareció. Esas inversiones que se iban a hacer en los últimos tres años son las que van a hacerse este verano. Las empresas que tienen proyectos en Argentina van a hacer algunas inversiones y trabajos para seguir avanzando en sus proyectos y darles valor. No serán grandes inversiones pero se van a mover. En el verano 2016/17, comenzará una nueva curva ascendente que es la que tiene que tener un país como el nuestro de inversión sostenida para que podamos seguir descubriendo depósitos y ponerlos en marcha. (Edición Especial de El Pregón Minero por el día de la Minería)

Última actualización en Lunes, 16 Mayo 2016 11:21

Visitas: 309