EditorialRN

CAEM en la Mesa Exportadora encabezada por el presidente Macri

CAEM en la Mesa Exportadora encabezada por el presidente Macri


La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) participó de la reunión de la Mesa Exportadora donde el presidente Mauricio Macri presentó nuevas herramientas para potenciar la actividad exportadora de PyMEs, en un encuentro con empresarios del sector realizado en la Residencia de Olivos.
En el encuentro acompañaron al presidente el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica; el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser; y el secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer, entre otros funcionarios.
El Jefe de Estado anunció la actualización de Exporta Simple, que sumará nuevos operadores logísticos, como el Correo Argentino y Aerolíneas Argentinas, para reducir costos, y eliminará el límite de peso (antes establecido en 300 kilos), con el objetivo de que más emprendedores argentinos puedan vender sus productos en el mundo.
La plataforma, 100% pensada para las pequeñas y medianas empresas, permite exportar productos a cualquier parte del mundo desde una computadora. No requiere hacer trámites adicionales, contar con intermediarios ni tener conocimientos sólidos de comercio exterior.
El Presidente, además, dio a conocer Buy Argentina, una plataforma digital que concentra todos los servicios comerciales gratuitos para el exportador, como inteligencia comercial, acceso a oportunidades de negocio y promoción.
También permite acceder a información comercial clave como identificar y segmentar mercados potenciales, descubrir qué países son los más atractivos para cada producto o servicio, y brindar información relevante para ingresar a los mercados. (Conciencia Minera, CAEM)

Última actualización en Lunes, 15 Abril 2019 12:03

Visitas: 19

Sustentabilidad: la mineria es necesaria, pero ambientalmente riesgosa

Sustentabilidad: la minería es necesaria, pero ambientalmente riesgosa

Los proyectos de minería están sujetos a reglas que los estados fijan a través de leyes específicas de acuerdo con sus intereses. Generalmente estas regulaciones comprenden normas de transparencia, gestión, operación, riesgos y controles que no se pueden soslayar si se quiere garantizar el éxito, en especial, aquellos referidos al funcionamiento, al mantenimiento de la infraestructura y a los riesgos social y ambiental, sin los cuales, no habrá ni rentabilidad ni sustentabilidad posibles.
Veremos con ejemplos estos conceptos y como se observa la relación entre los resultados económico-financieros y ambientales y el peligroso juego en el que las corporaciones condicionan sus inversiones mineras, con ayuda política, a la vez que la falta de controles y la propia naturaleza las pone en riesgo a través de su dinámica permanente.
En noviembre del 2015 nuestro vecino Brasil sufrió el colapso del dique de contención de residuos minerales de la Compañía Samarco en Minas Gerais (MG), conocido como “El desastre de Mariana” provocando 20 muertes y un tremendo daño ambiental que barrió un pueblo entero con 50 M de metros cúbicos de barro y residuos minerales contaminantes en un recorrido de 800 kilómetros por el río Doce hasta llegar al océano Atlántico, destruyendo toda la cuenca y su desembocadura en el mar.
Se trató de la mayor tragedia ambiental sufrida por ese país en su historia. Fueron afectadas tres M de personas en forma directa provocando desabastecimiento de agua, destruyendo la pesca y la infraestructura ocupacional. La destrucción fue tal que a más de 3 años aún no se conoce la totalidad de los daños producidos.
Cabe mencionar que Samarco es una minera controlada por la empresa Vale do Rio Doce (Vale), la mayor productora y exportadora mundial de mineral de hierro, la misma que compró los derechos de explotación en Malargüe de la minera Potasio Río Colorado en 2009 y que en 2013 canceló el proyecto que, como sabemos, tenía objeciones ambientales por el uso intensivo de agua del río homónimo con el fin de extraer el mineral de unos 1.000 metros de profundidad.
Brasil tiene actualmente unas 400 construcciones similares a la siniestrada dedicadas a la minería en todo su territorio lo cual representa, en las condiciones actuales, una bomba de tiempo. Esto quedó demostrado con un segundo evento muy similar en la ciudad de Brumadinho, a fines de enero pasado, también en el estado de MG, cerca de su capital Belo Horizonte y bajo la responsabilidad de la propia Vale, en este caso humanitariamente muy grave por la cantidad de víctimas, pero de menor incidencia ambiental.
El nuevo siniestro fue producido por el colapso de una represa que liberó residuos de mineral de hierro mezclados con barro, piedras y materiales tóxicos usados para separar el mineral de la roca. Vale tiene construidas el 45% de sus represas con el sistema de tratamiento de desechos llamados húmedos de “alteamiento a montante” para contener estos residuos, elegido por ser el más barato ya que era de baja resistencia a la presión de la carga.
El desmoronamiento de 12,7 M de metros cúbicos de residuos barrió con todo lo que estaba montaña abajo, incluso las oficinas administrativas de la propia compañía con el personal adentro, descargando luego en el río Paraopeba, sin que sonara ninguna alarma de aviso a las poblaciones cercanas.
Las responsabilidades
Los mencionados sucesos no son ajenos al inmenso poder que tienen estas empresas para imponer condiciones de implantación, no solo de instalación y funcionamiento, pero también otras, como en este caso, demorar la eliminación de las 19 construcciones similares a la siniestrada en 2015 o no pagar las multas que le fueron aplicadas luego de aquel evento hasta el presente y que nadie esté preso por esto, a pesar de que está en vigencia en aquel país una ley de crímenes ambientales.
Hoy, unos pocos ejecutivos de Vale y otros de la consultora alemana Tüv Süd, certificadora de riesgos, tienen prisión preventiva por su responsabilidad en este último evento, aunque los brasileños piensan que no quedarán mucho tiempo en esa condición.
La revista brasileña Exame, (20/3/19) hace referencia a un estudio de la ONG Justice Now Mostra que afirma que de las 100 mayores potencias económicas mundiales 69 son empresas y solo 31 son países, por lo cual es razonable pensar que en un país en el que existen estas corporaciones las decisiones políticas relativas a la minería no serán incondicionales. Porque además ellas participan financieramente de las campañas electorales (Istoé 6/2/19).
Después de la repetición de este evento con un intervalo de 3 años la población se pregunta si la Vale tendrá la decisión de evitar un tercero y esta duda proviene de la consideración general de que no hubo accidente, debido a que la empresa tenía capacidad de evaluar y mitigar los riesgos de tragedia en el que perdieron la vida 358 personas (Istoé 6/2/19).
De hecho, en la última semana de marzo pasado hubo alarma de colapso en dos construcciones similares a las siniestradas y propiedad de la misma empresa, una de ellas en la jurisdicción de Belo Horizonte y la otra en Ouro Preto, ambas en Minas Gerais.
En tanto, un dato interesante directamente relacionado con la falta o insuficiencia de control ambiental a estos emprendimientos es que el Gobierno federal solo tiene un equipo de 35 técnicos capacitados para manejar la Agencia Nacional de Minería que fiscaliza 790 diques de contención de residuos mineros existentes en Brasil. No obstante, los informes relativos a riesgos existen; solo que la mayoría son preparados por las mismas empresas (Veja 6/2/19).
Tal vez el impacto social, político y ambiental generado por los desastres de Mariana y Brumadinho representen una oportunidad para el vecino país y para todos aquellos que necesitan de la minería, para repensar, corregir y hacer cumplir las políticas ambientales existentes, al mismo tiempo que la protección social de sus habitantes, en especial, aquellos estrechamente relacionados a los riesgos ambientales naturales y no naturales.
De no ser así, tal vez no valga la pena seguir hablando de un mundo sustentable.
El uso racional de los recursos
La mayoría de los países en desarrollo que disponen de recursos minerales, necesitan explotarlos y en muchos de ellos terminan siendo la solución económica para sus pueblos, ya que les permiten mejorar su calidad de vida, al mismo tiempo que una gran ayuda para lograr el crecimiento económico y el estado de país desarrollado, siempre y cuando, haya un acompañamiento de políticas tendientes a utilizar los productos de la minería, no solo para exportar como commodities sino también como proceso de las industrias locales.Hay sobrados ejemplos de esto en el mundo.
Sin embargo, ya no los emergentes sino el espacio global planetario está sufriendo una crisis ambiental mayúscula que necesita ser superada y esto es algo difícil de lograr sino se hacen todos los esfuerzos necesarios para estabilizar el uso y consumo de los recursos naturales.
Esto no significa que el agua, el aire, la riqueza de los subsuelos y de los suelos, o los mares deban dejar de ser usados, esto es imposible. Lo que la ciencia ambiental está proponiendo es el uso o consumo racional de estos recursos de manera que estos no queden disminuidos ni contaminados para permitir su disponibilidad infinita. Esto es lo que se llama sustentabilidad. (Los Andes, Mendoza, 13/04/19)

Última actualización en Lunes, 15 Abril 2019 12:02

Visitas: 18

Que debe hacer Gualcamayo para no terminar como Casposo

Qué debe hacer Gualcamayo para no terminar como Casposo

La mina calingastina cerró su explotación y 280 personas quedaron sin trabajo, entre contratados directos e indirectos. En dos años, Gualcamayo podría estar en las mismas condiciones, a menos que actúe rápido.
Una de las pálidas de la minería es que es un trabajo que tiene fecha de inicio y final. Una vez que la roca no tiene más riquezas, la explotación termina y es inevitable que se produzcan despidos. Pero, con la inversión adecuada, las empresas mineras pueden extender la vida útil de las explotaciones. Además, la apertura de nuevos proyectos puede mantener la fuerza laboral de un lugar en movimiento y evitar el brutal “parate” de la economía que significa el cierre de una mina.
Todos esos atenuantes fueron los que no sucedieron en Casposo, que este abril anunció que dejará de producir y deja a 280 personas, entre trabajadores directos e indirectos, sin un sueldo. Son 280 familias, que según un primer cálculo al menos la mitad serían de Calingasta. Esto significa para el departamento cordillerano un freno en su economía que tiene costos altísimos, ya que desencadena un efecto cascada en alquileres, catering, repuestos y otros servicios que brindaban a la mina desde hace 8 años.
Frente a la grave situación, que parece tener como solución dos proyectos del Estado como son el Dique Tambolar y la planta de paneles solares, el foco también cae sobreGualcamayo, la mina de oro jachallera. Es que la explotación, que antes era de Yamana y en la actualidad lleva adelante Mineros S. A., se encuentra en una clara baja de su productividad porque el yacimiento sobre el que trabaja se está agotando.
Pero en lugar de hablar de cierre, la empresa que explota Gualcamayo insiste en que los capitales colombianos que la compraron no lo hicieron para “cerrar la mina”, sino para seguir adelante por más de los dos años que tienen actualmente de esperanza de vida. Incluso, anunciaron que para este 2019 van a invertir u$s 8 M en estudiar otros cuerpos de minerales cercanos a la zona que están explotando.
Y es ahí donde está la diferencia mayor con lo que pasó con Casposo. Es que según dijo el mismo gerente de la mina, Rubén Femenía, a Tiempo de San Juan, hace dos años el emprendimiento minero calingastino podría haber dado vuelta el curso de la historia si hubieran terminado con los trabajos de exploración de otras zonas ricas cercanas. En lugar de eso, la mina llegó al extremo de parar sin antes haber definido si podían extender la vida útil.
Uno de los puntos llamativos, es que Casposo sí tienen posibles reservas. Si bien en minería siempre se considera una inversión de riesgo comenzar una exploración porque puede haber resultados negativos, para los dueños de la mina no parece haber tantas dudas. Femenía adelantó que ya tienen conocimiento de algunas zonas ricas en plata y hasta confirmó que no cerrarán el lugar por completo, sino que una guardia de unas 15 personas seguirá trabajando para mantener en buenas condiciones las estructuras existentes.
Esto significa que Casposo no desaparece definitivamente, sino que dejará de explotar mientras esperan que desde “la Junta” envíen el dinero para explorar zonas en las que saben que es muy probable que encuentren material para volver a abrir. Esto puede durar desde meses a años y, mientras tanto, 280 familias perderán su ingreso durante lo que queda de abril, en la subsecretaría de trabajo negocian el monto de las indemnizaciones de los trabajadores y los calingastinos deben poner sus esperanzas en los proyectos estatales para que no se frene la cadena productiva del departamento. La razón para no hacerlo, según el gerente de la mina, fue que no había recursos para mantener la mina en funcionamiento a la vez que hacían la exploración y volvió a apuntar contra el precio de la plata.
Gualcamayo, al menos desde su versión oficial, sí realizará estos gastos en simultáneo. Mientras la producción cayó durante los dos últimos años, la mina encaró durante este 2019 la exploración del yacimiento Carbonatos Profundos y otras zonas cercanas. Esperan que antes de 2020 puedan encontrar una zona productiva que amplíe la vida útil de la zona. En cuanto a la factibilidad, desde la empresa aseguraron que hay todavía algunas posibles dificultades técnicas, sobre todo porque Carbonatos Profundos tiene características técnicas diferentes, que implicaría una inversión mayor para cambiar el sistema productivo de la mina. Por eso, las apuestas de los colombianos están en buscar nuevos y mejores yacimientos (Tiempo de San Juan, San Juan, 14/04/19)

Última actualización en Lunes, 15 Abril 2019 12:01

Visitas: 26

Tecnicos polacos y de YCRT alistan nueva maquina tunelera

Técnicos polacos y de YCRT alistan nueva máquina tunelera

La empresa informó que el plan de tarea comprende tres etapas y que la primera de ellas es el ensamblaje y puesta en funcionamiento de la tunelera KTW 200, algo que se está llevando a cabo en Talleres Centrales de YCRT, la cual “una vez armada, se instalará en el paralelo del Subchiflón 7V”.
La segunda etapa consistirá en llevar ese equipamiento al interior de la mina “para avanzar en la liberación de reservas de carbón construyendo dos nuevas galerías principales”.
“Los trabajos se realizarán totalmente mecanizados, lo que representa un gran avance sobre el método convencional de construcción de galerías principales, efectuado con el método tradicional de perforaciones y voladuras”, agrega el informe.
La última etapa, en el marco de las nuevas inversiones dispuestas por el interventor Omar Zeidán, es la instalación de una nueva Central Metanométrica “que permitirá registrar en tiempo real la presencia de gases nocivos en los distintos frentes de producción y otros lugares en el interior de la mina, dando mayor seguridad a nuestros trabajadores”.
Los equipos de última generación “serán de gran utilidad en nuestra irrenunciable tarea de sacar y vender carbón en forma segura, pudiendo cumplir con actuales y futuros compromisos comerciales”. (El Patagónico, Chubut, 13/04/19)

Última actualización en Lunes, 15 Abril 2019 12:02

Visitas: 20

Desocupados pediran que se derogue la ordenanza antiminera en Andalgala

Desocupados pedirán que se derogue la ordenanza antiminera en Andalgalá

Tras darse a conocer el acuerdo de integración entre Yamana Gold Inc., Glencore International AG, y Goldcorp Inc. para desarrollar el proyecto Agua Rica utilizando la infraestructura y las instalaciones existentes de Minera Alumbrera Limited, se llevaron a cabo diferentes reuniones entre actores políticos, sociales y gremiales analizando este acuerdo.
Una de esas reuniones tuvo lugar en Andalgalá y participaron un grupo de gremialistas y desocupados de la Perla del Oeste. Allí, los integrantes de la Intersindical Minera visitaron el proyecto Agua Rica y a su regreso del sector de la mina mantuvieron una reunión con el Foro de Desocupados de Andalgalá.
Por el sector gremial estuvieron Víctor Barrientos del sindicato de Seguridad Privada; Juan Carlos Rojas y Pablo Vega por UTGRHA, Diego Herrera y Julio Conteras por AOMA, Víctor Hugo Brandán por UOCRA, y el subsecretario de Trabajo de Catamarca, Raúl Aguirre.
Como resultante de esta reunión, los trabajadores desocupados manifestaron que en los próximos días harán una marcha en la Perla del Oeste y que van a presentar una nota al Concejo Deliberante de Andalgalá para que derogue la ordenanza anti minera.
La mencionada ordenanza fue aprobada en 2016 y prohíbe la explotación minera en el departamento, uno de los que mayor potencial tienen en el rubro.
Apoyo gremial
Por su parte, los gremios se comprometieron a dictar cursos de capacitaciones para que cuando exista requerimiento de mano de obra los desocupados puedan ser considerados para ocupar un puesto laboral.
A su turno, Brandan de UOCRA, dijo que es importante que se realicen proyectos productivos que puedan suministrar insumos o alimentos a la empresa minera, destacando el rol que puede tener el gobierno en habilitar líneas de créditos para estos proyectos de granja, huertas o talleres.
Por su parte, Raúl Aguirre destacó que Agua Rica es una empresa con la que pueden dialogar, preguntar, y que los desocupados deberían de conocer con este tipo de visitas guiadas el emprendimiento. (El Esquiu, Catamarca., http/elabaucandigital.com)

Última actualización en Lunes, 15 Abril 2019 12:01

Visitas: 15