EditorialRN

Un mapa minero de mas de 3.000 años

Un mapa minero de más de 3.000 años

Considerado el mapa geológico más antiguo del momento en él hay descriptas canteras de piedra y oro con fidelidad contrastada por satélites. La firma de su autor al reverso lo hace único en su tipo.
A principios del siglo XIX, se localizó en Deir el-Medina, el pueblo de los trabajadores de las tumbas reales del Valle de los Reyes, un papiro cuidadosamente enrollado. Con una longitud de cerca de tres metros por 41 centímetros de altura, el documento contenía una auténtica representación cartográfica de las minas egipcias en el Wadi Hammamat, el desierto oriental egipcio. El Papiro de las minas fue elaborado en el reinado de Ramsés IV (siglo XII a.C.), lo que lo convierte en el mapa más antiguo de estas características que se conoce. En él se registra las zonas mineras de importancia en tiempos faraónicos con detalles sobre canteras de oro, plata y piedra grauvaca.
La historia indica que Ramses IV en su tercer año de reinado se dedicó a los proyectos funerarios de la Necrópolis de Tebas. Ergo, necesitó de las materias primas para las grandes figuras y así fue como encomendó a un escriba la elaboración del mapa geológico.
Amennjat fue el escriba encargado y su trabajo resultó fue de tal precisión que en la actualidad la fidelidad de su mapa pudo ser contrastada por tecnología satelital. Amennjat era uno de los muchos trabajadores que vivían en Deir el-Medina y entre los restos arqueológicos del poblado se puede identificar su casa gracias a una pequeña inscripción que coincide con su firma en el mapa.
Seis expediciones se concretaron a partir del mapa del escriba y 8 mil hombres fueron enviados por Ramses IV a la zona minera descrita para explotar las canteras ubicadas a 130 km de Tebas. La zona no solo era importante por sus minas sino por ser también una vía de acceso al mar Rojo, entrada de los productos del sur de Arabia y de la India a la ciudad de Tebas.
En el mapa, con orientación sur-norte, se detalla la localización de las canteras de piedra y minas de oro a lo largo de los 15 km. del valle, con distintos colores según los tipos de roca. Así, las negras son las rocas sedimentarias utilizadas en la escultura; puntos marrones, verdes y blancos para las gravas; áreas de minería de oro y pozos de agua. También se detallan anotaciones en escritura hierática, una estela con el nombre de Seti, un templo dedicado a Amón y la distancia de las rutas entre ellas, es tan preciso que incluso se detallan el tamaño de los bloques de piedra.
James Harrell, especialista en geología arqueológica retirado de la Universidad de Toledo, confirmó que no hay equivalentes contemporáneos del papiro de Turín. Si bien es probable que se hayan trazado otros mapas en épocas faraónicas, usualmente esos documentos no se dejaban en las tumbas y raramente un papiro sobrevive milenios. Además no hubo otras culturas que produjeran diagramas con ese nivel de detalle. De hecho la Geología evolucionó recién a mediados del siglo XVIII con las primeras aproximaciones de la representación espacial del mundo geológico. En 1989 cuando estudió el mapa en profundidad, pudo comprobar in situ el nivel de detalle a través del color de las rocas locales que aún hoy pueden ser reconocidas en el papiro.
Bajo custodia
La disposición de protección militar para la explotación fue una de las acciones logísticas que permitió en la época contar con la información dispuesta en el mapa. Con el conocimiento de la ubicación de las canteras más datos estratégicos, los soldados eran dispuestos para la protección de los mineros de saqueos de tribus guerreras que merodeaban el lugar. (Diario de Cuyo, San Juan, 14/02/19)

Última actualización en Jueves, 14 Febrero 2019 11:59

Visitas: 57

Operarios locales arman la pala hidraulica mas grande del pais

Operarios locales arman la pala hidráulica más grande del país

Recientemente la empresa Minera Andina del Sol adquirió una nueva pala hidráulica marca Liebherr, modelo 996 B para sumar a la flota en su mina Veladero. Esta gigantesca máquina de más de 700 toneladas de peso y 12 metros de alto, está en pleno proceso de armado a más de 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar. “Actualmente contamos con tres máquinas de estas, que son las palas hidráulicas más grandes del país. Sin embargo, lo más importante del proceso de armado es que lo hemos realizado con empresas locales, no hay intervención directa del fabricante como en el caso de las tres palas anteriores”, indicó Mario Martín, Jefe de Mantenimiento de Palas para la mina Veladero. Por su parte, Eduardo Ku, Gerente de Mantenimiento agregó que cuentan con la presencia de un representante del fabricante (la marca alemana Liebherr) pero no realiza tareas de armado, sino simplemente asesoramiento. “De esta manera, apostamos por nuestros conocimientos, por nuestra experiencia y por el trabajo en conjunto. Nos propusimos manejar nuestros costos, nuestros plazos y nuestra efectividad para poner en funcionamiento la nueva pala el próximo 3 de marzo”, explicó Alfredo Huarcaya, Superintendente de Ingeniería de Mantenimiento.
Empreminsa es una de las firmas locales que contrató Minera Andina del Sol para el armado de la pala gigante, aportando el 60% de los trabajos. Mientras que la compañía Malvar, oriunda de Tudcum, es quien aporta el 40% restante en materia de tareas de organización, limpieza, logística etc. Según indicaron fuentes de la minera, la función específica de la mega pala será la carga de material estéril o mineral de la mina según la zona o trabajo que requiera la sección de operaciones. La vida útil de la máquina cuya altura equivale a una casa de 4 pisos, oscila de entre 90 mil y 100 mil horas. “Por el tipo de aplicación y por las condiciones del terreno estimamos que la nueva pala tendrá 90 mil horas de vida útil, a diferencia de estas máquinas aplicadas al carbón o al cobre, donde se puede superar incluso las 100 mil horas”, explicó Eduardo Ku
El proceso de armado de la nueva Liebherr 996B incluyó 12 días de trabajos continuos previo a las fiestas de navidad y año nuevo de 2018. El 15 de enero comenzaron nuevamente las tareas en un plan que se extenderá por 30 días, “es decir que el armado completo los vamos a hacer aproximadamente en 45 días”, indicó Mario Martín.
“Tenemos 12 personas por turno abocados totalmente al armado de la pala, a lo que se suma un supervisor. En la noche son 10 personas las que trabajan, más otro supervisor. Es decir que en total estamos empleando a 46 personas para el armado general”.
La pala fabricada en Francia llegó a Veladero desde Europa en cinco contendedores de repuesto medianos y ocho carretones (cama baja) donde venían los componentes más importantes. “Se armó todo el interior de la máquina, que está compuesta por bastidores, pieza central, cadenas etc. Luego se monta la súper estructura y todo lo que son implementos como el boom (brazo de la pala) y el stick (prolongación del brazo) a lo que luego se suma el balde, que cuenta con una capacidad de 33 metros cúbicos. Posteriormente se monta todo lo que es sistema de bombas hidráulicas, tanques de aceite y combustible, contrapeso, cabina del operador y todos los implementos como mangueras, cables y demás elementos periféricos”, concluyó Ku.
Fuerza en altura
La máquina recientemente adquirida consume gasoil y dependiendo de la exigencia, utiliza entre 6.200 y 7.200 litros por día. Está compuesta por dos motores que al funcionar a más de 3.800 metros de altura, tendrán una potencia de 1.700HP, un rendimiento menor al que la pala puede tener en condiciones normales (3.200HP).(Diario de Cuyo, San Juan, 14/02/19)

Última actualización en Jueves, 14 Febrero 2019 11:58

Visitas: 40

Inicia la producción del puloil minero

Inicia la producción del puloil minero

Febrero será un mes clave para la Asociación Ciudad Andina con el inicio de producción del ya tan difundido puloil minero de Calingasta. Se trata de un abrasivo natural en base a arcillas cuya producción inicial está estimada en 2.000 unidades. El puloil es una especie de arenilla compuesta por sulfato de sodio, carbonato de calcio y sodio que en su momento en el país se comercializaba como polvo de limpieza “Odex”. Las micro partículas que contenía lo hacían ideal para desincrustar el sarro en sanitarios a la vez de tener la propiedad de absorber grasa y ser adecuado para la limpieza de ollas y utensilios de cocina.
Según Jorge Alfredo Riveros, de la Asociación Ciudad Andina y ex profesor de la Escuela Boero, la extracción será de manera artesanal de tipo “a pico y pala” según sus palabras, ya que se trata de un material blando que luego será trasladado en albardas a lomo de mula. Serán 1,5 kilómetros desde el cerro “Las Pareditas”, donde está la cantera, hasta la zona de Las Hornillas, en el predio que la escuela Boero tiene en el lugar desde la década de los `70 y el cual mantiene esta asociación sin fines de lucro formada por docentes, ex docentes y amigos de la institución.
“Buscamos un producto sustentable en cuya producción podamos participar los miembros de la asociación y que los beneficios nos permitan realizar mejoras en este lugar histórico”, dijo Riveros.
Es que uno de los anhelos del grupo es usar las ganancias para mejorar el refugio que la escuela tiene en Las Hornillas (consta de veinte camas y heladeras) y es paso obligado de la Ruta Sanmartiniana.
En el lugar se instalará una pequeña planta de producción para el procesamiento del producto mediante el uso de zarandas y su posterior envasado. El puloil será comercializado en envases plásticos de 400 grs inicialmente en la zona de Calingasta y con proyecciones de tener espacio en góndola en la ciudad de San Juan.
De hecho oportunamente tuvieron conversaciones con directivos de Café América, quienes estaban interesados en su venta. “En su momento el Odex era muy solicitado y se discontinuó, pero mucha gente sigue preguntando por algo similar y de allí a que los dueños de este comercio tengan interés y que sea una oportunidad para nuestro producto”, explicó Riveros.
La asociación recibió recientemente el subsidio “Ventanilla Abierta” por parte del Ministerio de Minería de San Juan con el que darán el puntapié inicial al proyecto y por el cual oportunamente recibieron el apoyo del municipio calingastino para el asesoramiento técnico geológico. El mismo estuvo a cargo de Alexandre Cofres y Matías Espejo.
Los técnicos tomaron 9 muestras de 3 kilos cada una en un espacio de estudio que fue dividido en dos zonas. La Zona Nº1 se considera de fácil extracción, ya que se puede extraer el puloil de buena calidad de manera directa porque aflora en la zona. En la Zona N° 2 hay presencia de puloil pero no de la misma calidad ya que consta de 15cm de aluvio continuado con arena media. La especulación de acuerdo a los estudios estratigráficos, es que el puloil de calidad pueda encontrarse a 18 metros de profundidad a partir del aluvio
Según los técnicos, las estimaciones del recurso es de 57.680,28 m3 de puloil de buena calidad en Zona Nº 1 y de 24.220,75 m3 de puloil con aluvio en la Zona Nº 2.
La historia
Una casualidad hizo que este proyecto tomara forma. Los paseos por los cerros con alumnos de la Boero que cada tanto van a la zona por prácticas, les hizo advertir zonas con “manchas blancas” que especulaban eran de talco. En una charla con Carlos Molina, ingeniero químico y miembro de la asociación, se supo se trataba de puloil e incluso Molina ratificó haberlo usado en su familia para pulir ollas. A partir de allí surgió la idea de gestar el proyecto actual que no sólo es la oportunidad de insertar un producto sanjuanino de origen minero, sino que permite reinvindicar un producto que sigue teniendo adeptos como el polvo abrasivo de limpieza que dejó de fabricarse en 2014.
Las Hornillas está ubicada en el borde oriental de la Cordillera Frontal, en el Departamento Calingasta, a unos 280 kilómetros al oeste de la ciudad capital de la provincia de San Juan, con alturas medias entre los 2500 y 2700 metros sobre el nivel del mar (Diario de Cuyo, San Juan, 14/02/19)

Última actualización en Jueves, 14 Febrero 2019 11:57

Visitas: 35

Hay oportunidades de negocios para proveedores con la mineria del litio

Hay oportunidades de negocios para proveedores con la minería del litio

El avance en los proyectos de producción de litio en el país abre "oportunidades para el desarrollo de proveedores locales eficientes, tanto en tareas tecnológicamente complejas como en otras de carácter más rutinario, pero que son importantes para el entorno socioeconómico donde se ubican los salares".
Así lo destaca un estudio de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación que además señala que Argentina, Bolivia y Chile, que concentran las mayores reservas de litio, "serán los principales beneficiarios" de la creciente demanda de ese metal alcalino utilizado en la fabricación de baterías para teléfonos móviles y tabletas, entre otros electrónicos.
De todos modos, advierte que "los resultados asociados con encadenamientos productivos en el subcontinente presentan barreras tecnológicas discordantes con su viabilidad comercial, a pesar de la elevada disponibilidad del recurso".
El trabajo "Litio en la Argentina: oportunidades y desafíos para el desarrollo de la cadena de valor", realizado por los expertos Martín Obaya y Andrés López, advierte que hay "marcadas asimetrías entre los actores vinculados con la manufactura de baterías y sus componentes".
Señala que el litio "no es un metal escaso", ya que ocupa "la posición 25 en el ranking de elementos más abundantes de la Tierra".
"Está presente en más de 150 minerales, entre los que se incluyen arcillas, salares continentales, aguas geotermales y agua de mar", pero "sólo en pocos depósitos posee las características adecuadas para su explotación (con la tecnología disponible al presente)".
Pero los investigadores subrayan que la oferta actual de insumos para la producción de material activo de las baterías -en especial, el carbonato de litio- "no ha logrado responder a la creciente demanda".
Por eso se prevé que Argentina, Bolivia y Chile "serán los principales beneficiarios de este escenario".
El informe recoge datos de 2018 del Servicio Geológico de los Estados Unidos según los cuales alrededor del 67% de las reservas probadas de litio y cerca de la mitad de la oferta global se concentra en esos tres países sudamericanos.
Argentina "es el cuarto país en reservas y el tercero en volumen de producción, y actualmente, el grueso de las reservas probadas y potenciales de litio se encuentran en salares situados en Catamarca, Jujuy y Salta", describen el trabajo, realizado con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo.
Hace hincapié en que la generación de capacidades en torno al litio "promoverá una mejora sustantiva en el sistema de innovación nacional y regional, más allá de los resultados económicos producidos por este mineral".
Obaya, investigador del Conicet y la Universidad de San Martín, y López, economista de la UBA y el Conicet, propusieron asegurar "una explotación integral y sustentable de los salares, con el fin de mejorar el conocimiento sobre éstos y desarrollar soluciones específicas en cooperación con el sector científico-tecnológico". (Sitio Andino, Mendoza, Télam)

Última actualización en Jueves, 14 Febrero 2019 11:58

Visitas: 48

Las dos minerias

Las dos minerías

La opinión del geólogo Eddy Lavadaio. "No hay ninguna duda de que la política parece estar por encima de todo. En efecto, las decisiones políticas son las que nos gobiernan. Por eso, una vez explicada la enorme importancia que la "minería de los commodities" tiene para la economía de los tres países usados como ejemplo, cabe hacer una sugerencia."
A principios de la década de los ’90, en una conferencia que dicté en el Teatro San Martin de Buenos Aires, al presentar la estadística de la producción minera por provincias, tuve que explicar algo que sorprendió a muchos de los presentes: por qué la mayor producción minera del país correspondía a la Provincia de Buenos Aires.
En aquel momento eché mano a una división poco utilizada cuando se clasifican a las materias primas minerales, relacionada en este caso con sus precios y con la actividad demandante. Vale la pena repetir aquella explicación y su relación con los cambios que se hicieron en la política minera en los ámbitos nacional y provincial.
1.- Por un lado tenemos una "minería inducida” que opera siempre cerca de los grandes núcleos urbanos porque produce los materiales más elementales y más baratos que usa la industria de la construcción. Es la producción, por ejemplo, de arcillas, arenas, calizas, yeso, gravas, cantos rodados, piedras lajas y otras piedras. Hay muchos yacimientos porque son materiales relativamente abundantes y fáciles de encontrar, pero su ubicación geográfica es la que determina que uno se explote y otro no. Por ejemplo, en Mendoza hay una gran cantidad de yacimientos de calizas pero solo se produce en el Cerro de la Cal porque la industria de la construcción del Gran Mendoza es la gran demandante que “induce” a aprovechar el yacimiento más cercano.
Hasta la década de los '90 ésta era la única minería realmente desarrollada en nuestro país. Si bien había establecimientos que producían minerales metalíferos y no metalíferos, no eran muchos y tampoco tenían una gran influencia en la economía nacional. Por eso, tanto por el volumen como por el valor comercializado, en aquellos tiempos Buenos Aires era la principal productora minera de la Argentina por encontrarse allí la mayor demanda de la industria de la construcción.
El hecho a destacar en este caso es que, por ser una proveedora imprescindible de la industria de la construcción ningún gobierno tuvo que promover esta "minería inducida" para que se desarrolle ni tampoco tomar medidas para protegerla.
2.- La otra minería es la que produce los minerales metalíferos y no metalíferos llamados “commodities” que son materias primas para la industria cuyos precios, en la mayoría de los casos, son fijados diariamente en unos pocos mercados internacionales (por ejemplo Londres o Nueva York) y esas cotizaciones son tomadas como precios de referencia a nivel mundial. Tales precios por lo general son suficientemente altos como para soportar costos de flete y responder a demandas de cualquier parte del mundo. Por ejemplo, los concentrados y productos semielaborados de la actual minería metalífera argentina (cobre, molibdeno, oro y plata) se venden a destinos tan lejanos como Suiza, Japón o China.
Esta minería requiere millones de dólares para invertir en exploración a lo largo de muchos años para lograr, en caso positivo, un volumen de reservas minerales económicamente explotables que justifiquen una inversión posterior (muchísimo mas grande) para construir y operar un establecimiento productivo. El tiempo para llevar adelante todo este ciclo se mide en "décadas".
Por eso, a diferencia de lo que ocurre con la "minería inducida", esta "minería de los commodities" requiere que los gobiernos diseñen políticas que alienten a invertir en exploración y que tengan una gran estabilidad en el tiempo para asegurar que lo invertido en exploración no se pierda después de una o dos décadas por un cambio en las reglas de juego.
Cambios en la política nacional
En la Argentina, hasta los años '90 la producción de este tipo de minería era poco significativa a punto tal que en el intercambio comercial de estos "commodities" las importaciones superaban holgadamente a las exportaciones, con un déficit que alcanzó los u$s 310 M en 1996 (Estadística Secretaría de Minería de la Nación). Como se comprenderá, éstas eran divisas que perdía anualmente nuestro Banco Central.
No era nada fácil explicar que otros países grandes como Australia, Estados Unidos o Canadá estuvieran en los primeros puestos de la producción minera del mundo mientras que la Argentina, con una geología variada y hasta cierto punto comparable con la de esos grandes países, ostentara una producción insignificante. Desde 1974 se había intentado promover la inversión de capitales argentinos mediante la Ley 20.551 pero sus resultados no fueron satisfactorios porque los inversores argentinos en general no mostraron interés por la actividad minera. La exploración, que es el motor lento y costoso de la "minería de los commodities", siguió ausente.
Fue en ese contexto, en 1993, que los gobernantes de todas las Provincias, a través del Consejo Federal de Minería, y todos los legisladores de los diferentes partidos representados en el Congreso Nacional decidieron diseñar una nueva política minera mediante la Ley de Inversiones Mineras Nº 24.196 promoviendo de manera indistinta a la inversión argentina o extranjera fundamentalmente para desarrollar la etapa de exploración.
Desde la sanción de ese nuevo régimen las inversiones en exploración, antes insignificantes, mantuvieron un promedio superior a los u$s 100 M por año, estimándose un total de u$s 3.500 M desde 1993 hasta 2018. Como resultado de la exploración las reservas minerales del país se incrementaron, en muchos casos, de manera exponencial.
Hasta ahora se pusieron en producción unos 15 yacimientos en la zona de la Cordillera y en la Patagonia. Además, como la exploración continúa, ya hay otros tantos yacimientos con reservas cubicadas en condiciones de factibilizar su puesta en producción ya sea para reemplazar a los que se agotan o para aumentar la producción del país.
A partir de esta nueva minería, el valor de la producción que hasta 1996 rondaba los u$s 500 M pasó a superar los u$s 5.000 M en los últimos años, alcanzando un record de u$s 7.000 millones en 2011.
También se incrementaron las exportaciones, que alcanzaron un récord de u$s 5.400 M en el 2012. El balance comercial que ostentaba el crónico déficit antes señalado se cambió por un superávit a partir de 1998, con un promedio de unos u$s 2.000 M en los últimos años, y esto significa ingreso de divisas a nuestro Banco Central.
Con respecto a la creación de puestos de trabajo para los argentinos, es muy importante destacar que en 1994 (Censo Nacional) los empleos directos eran 14.000 y los indirectos no superaban esa cifra. Veinte años después, los empleos directos y los indirectos (en pymes proveedoras y contratistas) sumaban 94.000 personas (Consultora ABECEB,2015).
Todas las cifras indican con claridad que la multiplicación de los valores de la producción, la de los puestos de trabajo y la de las exportaciones fue el resultado de la promoción de la exploración y la puesta en marcha de esta "minería de los commodities". Aún asi, el valor de nuestra producción anual es todavía pequeña comparada con las de los tres países mencionados como ejemplos ya que la de Australia supera los u$s 100.000 M; la de Estados Unidos es de unos u$s 80.000 M y la de Canadá es de u$s 35.000 M.
El caso Mendoza
El Gobierno de Mendoza decidió dejar de lado a la "minería de los Commodities" y se quedó solamente con la "minería inducida". Para ello provocó la retirada de las empresas exploradoras ya establecidas anunciando públicamente ..."la intención de ampliar las áreas protegidas en torno a reservas naturales con la intención de desalentar la explotación minera.” (Diario UNO, 08/09/05). Esa intención de desalentar a la minería fue confirmada y ratificada por leyes como las Nº 7.422, 8.308 y 8.400.
También, mediante la sanción de la Ley Nº 7.722 se prohibió el uso de las sustancias químicas que se iban a utilizar en las plantas de tratamiento de las tres minas que estaban en condiciones de iniciar la producción a corto plazo. Así abortaron los proyectos Sierra Pintada, Don Sixto y San Jorge. Además, hubo otros proyectos posteriores (Hierro Indio, San Jorge 2 y Cerro Amarillo) que también fueron descartados utilizando la misma legislación.
Ante las firmes decisiones del Gobierno, los inversores internacionales tomaron distancia y ubicaron a Mendoza como uno de los lugares menos atractivos del mundo para las inversiones mineras en el ranking que anualmente elabora el Instituto Fraser de Canadá (año 2017). En ese escenario, aunque tal vez sea una simple coincidencia, llama mucho la atención que la empresa norteamericana Mosaic (Cargill en Argentina) le haya comprado a Vale do Rio Doce todos los activos relacionados con la producción de fertilizantes pero no le haya comprado el único establecimiento ubicado en Mendoza que es Potasio Río Colorado.
No hay ninguna duda de que la política parece estar por encima de todo. En efecto, las decisiones políticas son las que nos gobiernan. Por eso, una vez explicada la enorme importancia que la "minería de los commodities" tiene para la economía de los tres países usados como ejemplo, cabe hacer una sugerencia.
Sería conveniente que los actores de la política (funcionarios, legisladores, asesores, etc.) procuren conseguir asesoramiento e información sobre la forma en que funciona la minería en esos países, que son mas desarrollados que el nuestro, y en los cuales la actividad minera fue y es uno de los pilares de ese desarrollo. Adquiriendo ese conocimiento tal vez nuestros políticos consigan los atributos necesarios para explicar y promover la actividad minera de la misma manera como lo hicieron hace poco tiempo cuando salieron a explicar y defender a la actividad petrolera.
Así como la exploración y producción de hidrocarburos contribuye al crecimiento económico de la provincia, la "minería de los commodities" puede sumar mucho mas porque el potencial geológico de nuestro territorio, tal como se lo conoce desde hace mas de 50 años, es muy favorable para promover esa actividad y está virgen. (MDzol, Mendoza)

Última actualización en Jueves, 14 Febrero 2019 11:56

Visitas: 36