EditorialRN

El ministro de Ambiente junto a proveedores mineros de Salta analizaron las perspectivas del sector

El ministro de Ambiente junto a proveedores mineros de Salta analizaron las perspectivas del sector

Salta. Durante la reunión, se repasó la actualidad del sector analizando la situación general de las empresas y los proyectos involucrados a mediano y largo plazo. Fueron destacados los avances realizados y se planteó una serie de modificaciones necesarias para optimizar el desarrollo.El-ministro-de-Ambiente-jun
El ministro de Ambiente y Producción Sustentable, Javier Montero, recibió en su despacho a miembros de la nueva comisión directiva de la Cámara de Proveedores de Empresas Mineras de Salta (Capemisa). El grupo estuvo encabezado por el presidente, Alberto Fioravanti; el vicepresidente, Gustavo Carracedo; y el secretario, Gustavo Caldelas. También participó del encuentro el secretario de Minería, Ricardo Salas.
En la reunión los empresarios realizaron en primera instancia una presentación institucional de Capemisa y de los objetivos de la nueva gestión. Luego repasaron la actualidad del sector minero en la provincia, tanto de los proyectos que están en funcionamiento o poniéndose en marcha, como de las empresas que están realizando trabajos exploratorios. Sobre este punto, los directivos de Capemisa expresaron su apoyo a la política que lleva adelante la Provincia para la actividad, y destacaron los avances logrados.
Posteriormente, plantearon la necesidad de fortalecer la infraestructura para la minería. Señalaron puntualmente que se requiere avances en la pavimentación de la ruta nacional 51, la recuperación del Ferrocarril Belgrano y que se mantenga la provisión de gas y energía eléctrica para las empresas que operan en la zona. Pidieron también fortalecer las áreas industriales en la Puna salteña.
Los visitantes también expresaron su interés por acompañar las inversiones que se proyectan en el ámbito de las energías renovables, e indicaron que hay una importante demanda tanto de empresas nacionales como extranjeras por ingresar en ese negocio. Según indicaron, las expectativas respecto a este tema se multiplicaron con fuerza en los últimos cinco meses.
Finalmente, expresaron su deseo de que el desarrollo minero de la Provincia tenga a los proveedores locales como protagonistas, y aseguraron contar con capacidad suficiente para atender las demandas presentes y futuras de la actividad. Tanto el ministro Montero como el secretario Salas coincidieron en el interés de fortalecer a las empresas salteñas, y aseguraron estar dispuestos a colaborar para hacer efectivo este anhelo. (Gobierno de Salta, Salta, 16/05/16)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 11:13

Visitas: 280

Seguday, la campaña de descuentos online de Segufer

La minería, fuente de toda tecnología, recibe también sus beneficios. Seguday, la campaña de descuentos online de Segufer

En el día mundial de Internet que se celebra oficialmente el 17 de mayo desde el año 2005. Inició como una estrategia impulsada por la Asociación de Usuarios de Internet y por la Internet Society y que luego tuvo impacto y apoyo en la Organización de Naciones Unidas (ONU). Dicha campaña busca informar a la sociedad sobre las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida, e intenta reducir la brecha digital entre usuarios habituales y aquellos que no tienen acceso. Por otra parte, permite que millones de personas en el mundo accedan a un gran volumen de productos con increíbles descuentos.
En nuestro país, Segufer, el principal proveedor minero en seguridad y ferretería, acerca este beneficio al sector, por medio de su campaña SeguDay.
SeguDay es el nombre de esta campaña de su canal e-commerce y a la cSeguDay-ofertas-especialesal se ha sumado su canal de ventas tradicionales mediante descuentos especiales online durante el día mundial de Internet los próximos 16 y 17 de mayo.
Habrá descuentos desde el 20 al 35% en más de 40 productos diferentes de seguridad e higiene, ferretería, rescate y medio ambiente. Excelente oportunidad para adquirir productos de alta calidad a excelente precio y de una forma simple y directa, ya sea a través de la web de SEGUFER o contactando al vendedor habitual de Segufer que atiende a su empresa.
De esta manera, SEGUFER mantiene su tradicional colaboración para proteger la salud y la integridad física de sus trabajadores, como así también mejorar los procesos generales de producción.
Así la actividad minera dispone del acceso a 40.000 unidades de productos en 40 ítems diferentes para protección auditiva, respiratoria, cabeza, visual, anticaídas, calzado y herramientas eléctricas a precios imbatibles. Para consultar el catálogo de productos con importantes descuentos sólo hay que ingresar a la página web de SEGUFER y el 16 y 17. Si aún no es cliente, podrá registrarse en la página web segufershop.com.ar con el correo electrónico personal de forma fácil y rápida para operar. (El Pregón Minero)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 11:09

Visitas: 430

Cerro Negro dio marcha atras con el plan de retiros voluntarios

Cerro Negro dio marcha atrás con el plan de retiros voluntarios

Santa Cruz. Oro Plata SA asumió el compromiso de no avanzar con el plan de retiros voluntarios en el proyecto Cerro Negro, denunciado por AOMA como un proceso de ajuste con la finalidad de incrementar sus utilidades. Esta postura empresarial obligó a los mineros a levantar el paro iniciado la semana pasada. Las tareas se reanudaron a las 8:00 hs. de ayer.
El pasado 11 de abril tomaba estado público que la asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) paralizaba las tareas en el proyecto minero Cerro Negro, ubicado en cercanías a Perito Moreno.
Desde el gremio denunciaban que la empresa encaraba un proceso de ajuste y pretendía “enmascarar” despidos de personal con “retiros voluntarios”.
Además, el sindicato denunciaba una fuerte falta de inversión en el yacimiento.
Tras diversas reuniones entre la entidad gremial y las autoridades de Cerro Negro, ayer las tareas se reanudaron a partir de las 8:00 hs.
La operadora se comprometió a dejar sin efecto los retiros voluntarios, además de trabajar para llevar “mejores beneficios” a proveedores, comunidades mineras y la provincia.
Compromiso
Desde la firma Oro Plata SA, empresa a cargo de Cerro Negro, indicaron a AOMA que el yacimiento se encuentra en “un punto de su vida en el que es fundamental y necesario implementar los cambios que ayuden a evolucionar para ser una operación de primera clase” y así, “como parte de nuestro plan de reestructuración, hemos implementado cambios en la estructura y organización de gestión para ser más eficientes”.
En este marco, Oro Plata SA ofreció a sus trabajadores un programa de retiro voluntario para todas sus áreas y niveles, explicándoles los “beneficios correspondientes” de adherirse voluntariamente a dicha oferta.
Pero ante el reclamo y la paralización de las tareas debido al reclamo de AOMA, desde Cerro Negro revieron esa decisión.
“Considerando la situación actual del país, la compañía hace el compromiso de que no se realizarán despidos masivos después del cierre del programa de retiro voluntario, con el fin inmediato de privilegiar el trabajo del personal que no se adhirió al programa propuesto y lograr que el trabajador enfoque toda su energía en el empleo, cumpliendo con las políticas y procedimientos de Seguridad- Calidad y Productividad de Cerro Negro”, se dijo desde la empresa.
Finalmente, reiteraron su “compromiso de continuar trabajando a través del diálogo respetuoso con el gremio, la comunidad, proveedores y Provincia para que estos cambios estructurales en la operación de Cerro Negro puedan generar más y mejores beneficios para todos”.
Antecedente
Para informar sobre el inicio de la huelga, AOMA señalaba que como entidad gremial “ha sostenido, en más de una oportunidad, que no va a permitir que en nuestra provincia se haga minería en contra de los intereses de los trabajadores y de sus comunidades”.
Además de “no permitir que se mienta descaradamente y se oculten los planes de reducción de personal tras la máscara de retiros que ni son retiros ni mucho menos voluntarios, y así se pretenda agrandar las utilidades a costa de la reducción de puestos laborales, lo que repercute directamente en nuestras economías locales, porque ya sabemos quiénes lo vivimos desde hace casi veinte años de actividad, que somos los obreros mineros los que soportamos con nuestros ingresos bien ganados el tan mentado desarrollo local en cada pueblo”.
“Por todo ello y en defensa de las fuentes laborales, paramos el yacimiento Cerro Negro hasta que sus directivos blanqueen sus verdaderos planes, se sienten a discutirlos con los directamente afectados, que somos los trabajadores organizados a través de los delegados y el gremio, y encontremos juntos un camino de trabajo y desarrollo que no se base en esconder la ineficiencia con despidos, sino en devolver a la comunidad, mediante el trabajo genuino y estable, la seguridad y el aporte concreto al desarrollo, lo que ganan gracias a la explotación de nuestros propios recursos”, indicaron los trabajadores. (La Opinión Austral, Santa Cruz, 17/05/16)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 10:58

Visitas: 576

Mineria con licencia social, un cambio cultural

Minería con licencia social, un cambio cultural

(Por Sergio Bergman) La minería es una actividad extractiva y, como tal, que sea sustentable es una aspiración que sólo podrá concretarse cuando se implemente como práctica responsable y como un instrumento hacia un desarrollo sustentable integral de las regiones donde esta ocurre.
El desarrollo de nuestras vidas cotidianas, como el progreso de nuestras sociedades, tiene en los minerales un recurso que es un insumo indispensable para hacer viable la tecnología, que nadie quiere abandonar en su calidad de vida. Además, es recurso de desarrollo económico para las comunidades locales, provinciales y nacionales.
La minería es una actividad que nos acompañará en nuestras vidas como en nuestras actividades productivas, así también en el crecimiento de la nación que la adopta y ratifica como política de Estado económica, productiva, energética y ambiental. Todas dimensiones que deben ser concurrentes en un desarrollo sustentable.
Se trata de una actividad que está regulada por la ley. Eso no impide que, en este desarrollo productivo como en otros, haya prácticas criminales que no pueden ni deben esconderse bajo las argumentaciones de minería sustentable o responsable. Cuando sus acciones voluntarias, negligentes o accidentales sean conscientes del daño que ocasionan, al que son indiferentes, se debe poner a estos actores frente a una Justicia eficiente e independiente y actuar en tiempo y forma, con todo el rigor de la ley.
Aquí es donde el Estado debe estar presente y es nuestra responsabilidad cumplir con esta función. Los legisladores, con leyes, reglamentaciones y códigos que ajusten a derecho y amplíen los resguardos para que la minería sea no sólo actividad lícita y legal, sino responsable de cuidar la salud de las personas y el ambiente, aun cuando extraiga minerales y, en especial, cuando utilice agua, con su impacto en el entorno y en los múltiples recursos naturales.
Así también una Justicia ambiental, civil y penal que, en tiempo y forma, ejerza su función con fiscales y jueces que intervengan para proteger con la ley a los ciudadanos, como así también al ambiente.
El Poder Ejecutivo, tanto en su órbita local como provincial y nacional, ajustado a derecho, ordenado por las leyes, y colaborativamente con la Justicia, debe articular las políticas preventivas, los controles, el monitoreo y la fiscalización de los proyectos en actividad. Debe ejercer tanto el poder de policía como el de inspección para que se desarrolle la minería con responsabilidad y se evalúen con seriedad sus prospectos y sus proyectos futuros.
Junto con los correspondientes estudios de impacto ambiental y herramientas como el ordenamiento ambiental del territorio, que son requisitos indispensables de la ley para desarrollar estas actividades productivas, no es menor la importancia que tiene otra dimensión indispensable desde el derecho, el sentido común, la sensibilidad social y los derechos humanos que tiene la licencia social.
Las audiencias públicas y la participación ciudadana no sólo son una etapa de un proceso formal. Son una oportunidad única de validar la tensión que la minería tiene implícita cuando, sin poder ser sustentable, por ser extractiva y tener impacto ambiental, debe estar contenida en regulación legal, pero, al mismo tiempo, abre la oportunidad, respetando estas regulaciones que la hacen actividad lícita y legal, de atraer inversiones, expandir la economía, desarrollar regiones y provincias que tienen en este recurso económico su potencial de crecer, ofrecer trabajo y generar nuevas alternativas de desarrollo posterior o simultáneo.
Es en esta instancia donde el diálogo ciudadano, la participación y, en especial, el puente de representación que debe ser la conversación tienen que ser una prioridad, una práctica cultural y, para la sociedad, también una política de Estado.
Es decir, la minería no puede ser política de Estado energética, económica y productiva sin ir de la mano de otras políticas que la hacen viable: el diálogo participativo, el planeamiento colaborativo, la discusión, en la cual, sin pensar igual, haya respeto. Sin ceder las convicciones propias, se acepta que también haya otras para asegurar que todas ellas se puedan y deban expresar, pero ninguna se podrá transformar en práctica sin que sea legal y esté regulada no por una razón, un interés o una convicción, sino por lo que establece la ley.
Quienes quieren hacer minería de otra forma, sin someterse a estos límites y estas regulaciones, deben saber que el Estado, junto a la licencia social y la comunidad, no lo permitirá. Desde las asambleas hasta los funcionarios de los poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo estamos, como establece la ley, para cuidar un ambiente sano y equilibrado, que no puede ser degradado ni contaminado por ninguna acción productiva.
Quienes por sus ideas están convencidos de que ninguna minería debe permitirse, o quienes sostienen que es legal, pero no acuerdan con sus métodos o sus prácticas, deberán pacíficamente lograr que los legisladores modifiquen las leyes, que los Gobiernos locales, provinciales y nacionales tengan representantes que compartan sus convicciones y las cumplan cuando asuman sus funciones y no cuando las prometen en campañas. Esto también vale para referentes en la Justicia y en el derecho: que interpreten leyes o propongan reglamentaciones que lleven la actividad minera a esas prácticas que son posibles de transformar en un nuevo estándar, pero que no son hoy los límites que impone la ley.
Los argentinos nos hemos acostumbrado a que haya leyes que no se cumplen, a que las licencias sociales sean un trámite que puede manipularse, a que los intereses económicos siempre estén por encima de los principios, a que el interés de un sector o una actividad prevalezca siempre sobre el bien común, a que como populistas se diga lo que no se hace y se queme en el presente todo futuro. A que no haya confianza en nada ni en nadie y a que la vida de la gente sea descartada, vendida o comprada sin la menor consideración.
Todo lo recién detallado no está vinculado con la minería sino con la crisis de valores y prácticas de la sociedad argentina. Ese cambio indispensable es un cambio cultural que no se resuelve sólo con una herramienta formal exterior a nosotros mismos que propone la ley, sino con un cambio espiritual interior de aquello que somos en lo que hacemos, mucho más que lo que aspiramos en lo que decimos o proponemos.
Es tiempo de comprometer más que prometer y de hacer más que decir. Este debate sobre minería, responsabilidad, licencia social, impacto ambiental, desarrollo económico, inversiones, trabajo, calidad de vida, remediación, conflicto de intereses, diálogo, encuentro, consensos y, fundamentalmente, bien común, es el glosario de un nuevo tiempo donde el encuentro entre los argentinos nos permitirá estar unidos bajo una misma ley, un mismo cielo y haciendo en este mismo suelo, de nuestra Argentina, una tierra prometida en la que habrá, como promueve nuestra Constitución, prosperidad y, entre otras actividades, minería, pero nunca a expensas de la vida. (Info BAE, Buenos Aires, 17/05/16)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 11:20

Visitas: 442

El concejal antiminero de Jachal se fue del basualdismo

El concejal antiminero de Jáchal se fue del basualdismo

San Juan. Este lunes por la mañana, el concejal Jorge Alfredo Morales anunció en conferencia de prensa que se aleja del basualdismo, es decir ya no pertenecerá al Frente Compromiso con San Juan. Este edil es quien impulsa en el seno legislativo departamental el proyecto para llevar a cabo una consulta popular para que los jachalleros decidan si quieren o no minería.
'Esta mañana mantuve un diálogo con Roberto Basualdo para comunicarle mi decisión de alejarme de su bloque en el Concejo Deliberante de Jáchal, y no para pedir su opinión al respecto, cosa que nunca hice, a pesar de muchas presiones que tuve y tuvieron mis pares en el tema de la consulta popular por todos los funcionarios promineros que estan obstinados con no permitir que la ciudadania jachallera, en libertad y a conciencia decidan si quieren o no megamineria con elementos contaminantes en la cuenca del Río Jáchal', se despachó Morales. El concejal agregó que 'de ahora en más responderá a la gente y a la comunidad jachallera'. Así las cosas, el bloque basualdista se parte y, habrá que ver, como votarán de ahora en más. (Diario de Cuyo, San Juan, 16/05/2016)

Última actualización en Martes, 17 Mayo 2016 10:57

Visitas: 290