EditorialRN

Litio, un negocio de u$s 2000 M impulsa a Nacion para que el pais sea lider mundial

Litio, un negocio de u$s 2000 M impulsa a Nación para que el país sea líder mundial

En 2021 se cumplen 30 años del lanzamiento comercial de la primera batería recargable de ion-litio, de Sony para sus cámaras portátiles. Hasta entonces, el litio estaba asociado sobre todo a la industria farmacéutica y el tratamiento de trastornos bipolares. La batería de Sony sentó las bases para alimentar uno de los fenómenos comerciales más impactantes de la humanidad contemporánea: la era móvil, el amplísimo espectro de artefactos portables de electrónica de consumo, desde las laptops hasta los Smartphones.
Qué tiene el litio que no tengan otros minerales? ¿Por qué se convirtió en este fetiche de la electromovilidad? Porque es el más ligero de todos los metales, tiene un enorme poder electroquímico que habilita una gran densidad energética y resolvió buena parte del problema del «efecto memoria» en las baterías: el litio permite que puedan recargarse miles de veces con una muy baja pérdida de eficiencia. Ahora bien, llamar "oro blanco" al litio tal vez suene al menos voluntarista, según Clipping Minero.
El litio sin embargo está en pañales, ni siquiera es un commodity, su extracción, refinación y puesta en valor requieren mano de obra intensiva y aplicación de tecnología de vanguardia, y si algo no se discute en este mercado en constante disrupción es que su demanda va a seguir creciendo, al menos 10 veces en los próximos 10 años. Las baterías son la llave para descarbonizar el transporte y una alternativa más que viable para almacenar la energía de fuentes renovables.
Con 50 proyectos en distintas etapas de desarrollo, hoy solo dos están en operación: la explotación de Livent en el Salar del Hombre Muerto, en Catamarca, y la de Orocobre en el Salar de Olaroz, en Jujuy. Ambos exportaron litio por u$s 166 M en 2019, su principal desafío son expandir su producción, hacer más eficiente la extracción y obtener compuestos de mayor calidad. Objetivos que impactarán en la economía y preparará al sector para cuando la electromovilidad sea una realidad en América latina.
En 2021 el panorama es más optimista que en 2020, el año Covid, e incluso 2019, cuando la crisis macro nacional coincidió con un exceso de oferta del mineral que devino en caída de los precios. La tonelada de carbonato de litio grado batería tocó la zona de los u$s 6000 a principios de 2020 tras caer drásticamente. (Pregón Jujuy)