EditorialRN

Nuevo Regimen de Fomento de Inversiones

Nuevo Régimen de Fomento de Inversiones

El Presidente dispuso un régimen de fomento a nuevos proyectos con desembolsos mayores a u$s 100 millones, y cuyas ganancias quedarán liberadas para su uso si acaso generan exportaciones. La nueva norma cambiaria (decreto 234/2021 Régimen de Fomento de Inversiones para las Exportaciones) fue publicada en el Boletín Oficial de hoy, y reproducida por El Pregón Minero más arriba.
El Nuevo Régimen de Fomento de Inversiones para las Exportaciones buscará dar previsibilidad a la inversión extranjera directa o a la nacional financiada con crédito externo, siempre destinadas a incrementar las ventas externas.
En un encuentro que encabezó esta tarde por videoconferencia el presidente Alberto Fernández, se dieron a conocer detalles del decreto que será publicado mañana en el Boletín Oficial y con el cual se buscará incrementar las exportaciones, crear más empleo, fortalecer la competitividad de diversos sectores económicos y fomentar un crecimiento económico sustentable.Alberto-Fernández-Queremos-proteger-al-que-confía-e-invierte-en-la-Argentina 2
Además, participaron de la videoconferencia el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el de Economía, Martín Guzmán, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, Fernández explicó que este nuevo régimen normativo “es una señal clara de cuál es nuestro ánimo, nuestra vocación”.
“Queremos proteger al que confía en la Argentina, invierte en la Argentina y gana en la Argentina y después necesita pagar compromisos que ha tomado en el exterior", aseguró el Presidente.
"No queremos hacerles difícil el negocio de la inversión a esos empresarios, queremos hacer difícil el juego de los especuladores”, agregó.
El beneficio, que tendrá una duración de 15 años, requiere la presentación de un proyecto de inversión no menor a los u$s 100M, y tendrá al Ministerio de Desarrollo Productivo como autoridad de aplicación, por lo que apunta en particular a proyectos de la industria de los hidrocarburos, automotriz, minero, foresto industrial o agroindustrial, principalmente.
Durante la presentación, el ministro Guzmán destacó que la medida es resultado del “diálogo fructífero con los distintos sectores de la economía”, y remarcó la necesidad de “converger hacia un esquema de inversiones de capital que facilite y aliente las inversiones en la economía real".
Al mismo tiempo, el nuevo esquema de fomento de las inversiones pretende "desalentar el movimiento de capitales de muy corto plazo que generan movimientos desestabilizantes en el tipo de cambio que afectan negativamente a la economía real”, explicó.
En el mismo sentido, Kulfas indicó que se “genera un marco de mayor previsibilidad y un régimen especial de acceso al mercado de cambios para grandes inversores, que van a tener disponibilidad de hasta un 20% de las divisas de su exportación para ser aplicados a inversiones".
El régimen "incluye a empresas de diferentes sectores y que traccionan a gran cantidad de pymes, por lo que van a generar gran cantidad de empleo y desde el punto de vista productivo es una señal muy importante”, aseguró Kulfas.
Divisas obtenidas y su destino
El nuevo esquema prevé que el 20% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas a una nueva inversión serán de libre aplicación, y el tope máximo anual es el equivalente al 25% del monto bruto de divisas ingresadas para el proyecto.
El destino de esos fondos podrá ser el pago de capital e intereses de pasivos en el exterior, utilidades y dividendos de balances cerrados y auditados, y repatriación de inversiones directas de no residentes.
Si los cobros de las exportaciones no se aplicaran inmediatamente a los usos previstos, los fondos podrán ser depositados hasta su utilización en cuentas en el exterior de entidades financieras argentinas y/o en cuentas locales en moneda extranjera en bancos argentinos.
Aplicación
El régimen está dirigido a inversiones en los sectores minero, foresto industriales, agroindustriales, hidrocarburíferos y de industrias manufactureras y se aplica a nuevos proyectos o para aquellos ya establecidos pero que busquen ampliar su capacidad productiva a fin de exportar.
También se aclara que no se consideran como inversiones a las colocaciones financieras o de portafolio; a la fusión o adquisición de empresas; o a la compra de cuotas o acciones o participaciones societarias.
De la presentación participaron Alfredo Vitaller, gerente general para la Argentina de Josemaría Resources; Hugo Eurnekian, CEO de Compañía General de Combustibles, Juan Martín Bulgheroni, vicepresidente de Operaciones Upstream de Pan American Energy, y Pablo Vera Pinto, CFO de Vista Oil & Gas, Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina; Martín Galdeano, presidente y CEO de Ford Argentina; y Thomas Owsianski, presidente y CEO de Volkswagen Group Argentina, Federico Veller, gerente General de Profertil; Teófilo Lacroze, presidente y CEO de Raízen Argentina.
Tibia recepción de los empresarios
Según informó el matutino Clarín en su edición de hoy, “la recepción de los empresarios fue tibia: algunos de ellos celebraron la apertura del Gobierno a estimular nuevas inversiones, pero no dejaron de señalar que lo que se anunció “es lo que debería ser normal y no un hecho tan destacable como para salir a hacer un anuncio”. En una automotriz agrupada en la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) pusieron en relieve que hoy las empresas no pueden acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) si tienen que hacer frente al pago de deudas externas por una inversión.
“Lo que se nos permite es acceder al MULC para pagar autopartes, o bien para pagar la importación de vehículos que autoriza la Secretaría de Industria. Pero si tuviéramos que pagar, por ejemplo, una máquina a un proveedor del exterior, hoy no tenemos esa posibilidad. De modo que este régimen tiende a normalizar un poco las cosas y a dar mayor previsibilidad para la generación de inversiones y creación de nuevos puestos de trabajo”, dijo el número dos de una de las principales automotrices.
El DNU establece, además, que si los cobros de las exportaciones no se aplicaran inmediatamente a los usos previstos, los fondos podrán ser depositados hasta su utilización en cuentas en el exterior de entidades financieras argentinas, así como en cuentas locales en moneda extranjera en bancos argentinos.”
Según el diario La Nación, “En lo que constituye un guiño a los empresarios, el Gobierno lanzó ayer una modesta flexibilización del cepo al dólar. “ (El Pregón Minero)