EditorialRN

Mendoza y la Mineria

Mendoza y la Minería

La minería contaminante divide a los políticos
Mendoza. La brutal ofensiva desatada para modificar la ley de minería, que cuida el agua y los recursos naturales de Mendoza, hace coincidir a sectores que habitualmente están en las antípodas y a la vez pone en veredas opuestas a compañeros y correligionarios. El negocio es brutal, por razones que se han esgrimido vastamente en estas páginas. Registra una ganancia insospechada, que ha transformado la renta minera en una de las más importantes del país, junto a la sojera y a la financiera, en esencia porque no encuentra el más mínimo control estatal, sus beneficios fiscales son altísimos y la carga tributaria es inexistente comparada con la de las actividades productivas que a duras penas sobreviven en la provincia.
Uno de los abanderados de la ofensiva pro derogación es el propio gobernador Francisco Pérez. Puntero de lo que eufemísticamente llaman "debatir el tema" fue Alejandro Abraham, hoy diputado nacional, y más de la mitad del gabinete está a favor de autorizar los proyectos presentados. Algunos de ellos han emprendido misiones comerciales que directamente trataron con mineras extranjeras. Mientras, por la defensa de la ley estaría principalmente el ministro de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, Guillermo Elizalde.
Por el lado de la UCR, los principales defensores de la 7722 son Julio Cobos y la diputada Laura Montero, y los de las zonas productivas se encolumnan detrás de ellos. Pero son varios los que han abierto la puerta, bajo el escudo de "tratar caso por caso y debatir puntualmente", para meterle mano a una ley que fue fruto del consenso de todos los mendocinos. Alfredo Cornejo, quien parece liderar la carrera para la gobernación, se ha mostrado partidario de discutirla, con lo cual no se lo puede situar entre los defensores acérrimos del agua.
Uno de los temas que se mencionan bajo cuerda es que se habría encargado una encuesta departamento por departamento para conocer las opiniones de los ciudadanos sobre el tema, porque en épocas donde se definen candidaturas nadie quiere decirle a la gente aquello que no quiera oír.
Próximamente se deberá votar por las declaraciones de impacto ambiental de tres proyectos, y ahí se podrá ver claramente quién es quién, y si el gobernador logra disciplinar a su tropa. Entre las razones que esgrimen a favor de un proyecto, que usa químicos como cianuro, es que ese tratamiento se haría en San Juan y no en Mendoza, como si las napas subterráneas y la cordillera no fueran un solo sistema, o si destruir glaciares en la vecina provincia no nos afectara.
Los más arriesgados sugieren que los intereses cruzados son muchos, y la vinculación de algunos políticos con "empresas de servicios a la minería" es muy fuerte y arraigada. Habría unos cuantos detrás del negocio y, en ese caso, la conciencia ciudadana para la defensa de los recursos hídricos y ambientales se volverá más crucial que nunca. Saber quién es quién en el tema será muy útil a la hora de elegir en el futuro. (Diario San Rafael, Mendoza, 08/09/14)


Dos proyectos mineros en la naciente del Atuel
o.- En la Legislatura de Mendoza ingresarán dos proyecos mineros en cercanias de la Laguna del Atuel. Es una reserva hídrica.
Las autoridades provinciales están decididas a avanzar en las propuestas mineras a pesar del fuerte rechazo que existe en Mendoza por parte de la población a estos emprendimientos. En varias ocasiones el pueblo se ha levantado diciendo "no a la Megaminería".
En las últimas horas tomó estado público que se bajarán dos proyectos desde el ejecutivo provincial a la legislatura para que analicen su tratamiento. Esta situación genera alerta en el sur de la provincia, ya que ambos se radican en Malargüe. Uno de ellos es especialmente conflictivo para los ambientalistas, debido a que se trata de una iniciativa que puede poner en riesgo la zona de Laguna del Atuel, un espacio que figura como Reserva Natural y de donde nace el río homónimo.
El miércoles próximo ingresarán a la cámara baja dos proyectos para explorar hierro y cobre en el sur. El primero se denomina "Hierro Indio" y es una propuesta de una empresa nacional de hierro, que busca reactivar un yacimiento trabajado hasta 1970 por Fabricaciones Militares.
El otro es el que aparece como más conflictivo, ya que "Cerro Amarillo" es una iniciativa para extraer cobre que se ubica a 60 kilómetros de Malargüe y sería trabajado por una firma de capitales argentinos y americanos, y según organizaciones ambientalistas es "inviable" ya que pone en riesgo un ambiente protegido como la Laguna del Atuel.
Según explica Federico Soria, "la Ley Nacional 26639 (conocida popularmente como Ley de Glaciares) prohíbe la minería en ambientes glaciares y periglaciares, por lo tanto los "proyectos" Santa Clara, Picos Bayos, Papagayos, Barroso, Universidad, Matancillas, Las Choicas, Elisa, Cerro Amarillo, Tango, Cajón Grande, El Seguro y Quebrada Amarilla (13 de los 20 enunciados por la Cámara de Minería como prioritarios para Mendoza) no son viables por encontrarse en este tipo de ambientes".
Allí se encuentra la primera dificultad para que pueda avanzar este proyecto, pero no la única, ya que Soria advierte que "la Ley Provincial 6045 prohíbe la minería en todas sus etapas dentro de las Áreas Naturales Protegidas provinciales, ya que el objetivo de dicha norma es conservar los ambientes naturales que las conforman" y destaca que "los proyectos Universidad y Cerro Amarillo se encuentran dentro de la Reserva Natural Laguna del Atuel (Ley Provincial 8516)". (El Diario de la Pampa, 07/09/17)

 

Tras el polémico viaje a Macedonia, Pérez intenta reactivar la minería con San Jorge y dos proyecto más
El gobierno de Francisco Pérez ha tomado la decisión de avanzar en la concreción de tres proyectos de minería metalífera.
Esta sería la primera acción oficial concreta para impulsar esta actividad, paralizada desde que, durante la gestión de Celso Jaque se frenó, por la resistencia política y social, el proyecto minero San Jorge, en Las Heras, que pretendía extraer cobre y oro del suelo de Uspallata.
Ahora, la actual gestión tratará de impulsar dos proyectos nuevos ubicados en Malargüe: uno de ellos prevé la extracción de hierro a unos 60 kilómetros de la villa cabecera malargüina, a cargo de la empresa Hierro Indio SA, y el otro proyecto, bautizado Cerro Amarillo, a cargo de la firma canadiense Meryllion, buscará la presencia de cobre y posiblemente oro en una zona distante a 100 kilómetros del centro de Malargüe.
El tercer proyecto que la gestión de Pérez tiene en carpeta es volver a la carga con San Jorge, el plan que quedó trunco en agosto de 2011 por la resistencia que interpusieron los sectores que están en contra de la explotación de la minería metalífera. En ese momento fue el entonces candidato a gobernador por el PJ, Francisco Pérez, en plena campaña electoral, quien dio un volantazo inesperado y declaró el cese del proyecto minero San Jorge, por el cual la empresa canadiense Coro Mining planeaba extraer oro y cobre en Uspallata.
Zandomeni confirmó la decisión del Gobierno de avanzar sobre estos tres planes, aunque destacó que en todos los casos se trata de proyectos que requieren largas etapas de aprobaciones y papeleos. Aunque la principal prueba de fuego será la Legislatura, porque todos deberán pasar el cedazo de las comisiones legislativas para que puedan avanzar a instancias más concretas. Esto, en cumplimiento de la Ley 7.722, la famosa “ley antiminería” que se sancionó durante la gestión de Julio Cobos que prohíbe la explotación metalífera a cielo abierto.
En ambos casos lo que la Legislatura tiene que aprobar primero es el permiso de exploración y luego, en una segunda instancia, el de explotación. Lo que cambió a partir de la sanción de la Ley 7.722 es que antes las empresas no necesitaban la aprobación legislativa para explorar la zona.
Pero teniendo en cuenta que el proyecto Cerro Amarillo prevé la extracción de los mismos minerales que se querían sacar en Uspallata, es previsible que las organizaciones ambientalistas vuelvan a ponerse en pie de guerra cuando el Gobierno empiece a dar los primeros pasos.
Palabra de ministro
“Bueno, ahora sólo estamos queriendo explorar”, se atajó Zandomeni ante el planteo. “Ahora no tenemos que discutir porque sólo queremos explorar para ver si en el futuro, dentro de muchos años, se puede hacer algo. Las futuras generaciones determinarán qué quieren hacer con eso. Empecemos con lo que hoy podemos hacer. Tengo el pedido del gobernador de analizar todos los expedientes que entren sobre inversiones mineras, uno por uno, hay que analizarlos. Ahora tenemos estos tres, y por lo tanto tenemos que avanzar”, expresó el ministro”. “Me parece que en todo caso hay que propiciar el diálogo entre las partes. Hay que entender que hay que repensar Mendoza ante el 2040. No se puede dejar una riqueza bajo tierra cuando hay gente que no come”. Reimpulsar proyectos mineros implica soplar el avispero de un tema ríspido en Mendoza. Conciente de esa sensibilidad, Zandomeni subraya que “en ningún caso se intentarán realizar modificaciones sobre la ley que rige la actividad. Todo lo que se haga será bajo los parámetros de la actual legislación”, remarcó. (Diario Uno, Mendoza, 07/09/14)

Nueva embestida para reactivar la mina de uranio
A unos días de decidirse el traslado de la planta de procesamiento, ya se nota el lobby de la CNEA y la Cámara de Empresarios Mineros para tratar de reabrir Sierra Pintada, rechazada por la sociedad debido a sus antecedentes y la no remediación de los residuos contaminantes.
Hace apenas un par de días, la provincia de Formosa dio autorización ambiental a la empresa Dioxitek para operar en ese territorio. Los reclamos de los formoseños no pudieron impedir la propuesta del Gobierno que encabeza Gildo Insfrán, y la planta de dióxido de uranio está en condiciones de abandonar Córdoba y empezar a operar en el límite con Paraguay.
La decisión significa una nueva ofensiva contra los intereses sanrafaelinos, puesto que para proveer a la planta formoseña se piensa en el uranio de Sierra Pintada, que quiere ser reactivado por la Comisión Nacional de Energía Atómica. (Diario San Rafael, Mendoza, 06/09/14)