EditorialRN

Mas de la mitad de las empresas mineras ‘top’ provienen de mercados emergentes

Más de la mitad de las empresas mineras ‘top’ provienen de mercados emergentes

La baja del precio de los metales realineó, desde 2013, la situación del sector minero y sus expectativas. Dichos movimientos, entre otras cosas, resultaron en que compañías provenientes de mercados emergentes ahora representen más de la mitad de la lista de las Top 40 de la industria.
Según un informe sectorial elaborado por la consultora PwC, “la utilidad neta colectiva de las mineras de mercados emergentes fue de u$s 24.000 M, comparado con una pérdida de u$s 4.000 M de los mercados desarrollados”.
El estudio indicó que la diversificación domina la capitalización bursátil de los Top 40, representando un 51% del total.
Al mismo tiempo, detalló que las firmas Saudi Arabian Mining y Alrosa se unieron por primera vez a las Top 40.
“Saudi Arabian Mining es la primera compañía de Medio Oriente entre las Top 40, respaldada por un mandato del gobierno para desarrollar los recursos minerales de Arabia Saudita”, explicitó el informe.
Por su parte, la minera de diamantes rusa, Alrosa, se integró al ranking a través de una OPI emitida en 2013 en lo que fue una de las pocas operaciones de este tipo.
Del lado de las empresas que salieron del listado de las 40, PwC aseguró que “debido a los impactos por deterioro y a la disminución de precios durante 2013, las cinco empresas que abandonaron el Top 40 durante el año fueron mineras de oro”, aunque aclara, por otra parte, que una de ellas logró entrar nuevamente.
La capitalización de mercado al cierre del 2013 para las Top 40 fue de aproximadamente u$s 958.000 M, una caída de 23% en comparación al año anterior (u$s 1.230 M).
Las minas de oro fueron las más afectadas, con una perdida en su segmento de u$s 110.000 M en capitalización bursátil, lo que representa una caída de 40%.
El 2013 fue un año desafiante, “donde las caídas de dos dígitos en los precios de commodities no fueron infrecuentes”, contectualiza el trabajo de PwC.
El oro sufrió la mayor caída, del 27% en año, lo que representó, además, el mayor declive anual en más de 30 años.
Si bien los precios del níquel y del oro recuperaron terreno a principios de 2014, otros precios continuaban a la baja al cierre del informe.
En conclusión la industria minera pasó el 2013 realineando las expectativas de sus grupos de interés y, en lo que resta de 2014, verá si las nuevas estrategias pueden levantar exitosamente del fondo a la industria, a través de crecimiento sostenible, concluye el informe. (El Cronista, Buenos Aires, 05/09/14)