EditorialRN

San Jorge no se rinde y renueva expectativas mineras con Cornejo

San Jorge no se rinde y renueva expectativas mineras con Cornejo

Mendoza. La empresa pretende extraer minerales en Uspallata. Aclaran que el proyecto está paralizado “por decisión política de Pérez”. La minería ha estado en boca de los mendocinos en reiteradas oportunidades y las disputas políticas, sumadas a presiones sectoriales, han impedido el desarrollo de esta actividad en la provincia. Sin embargo, los inversores no se rinden y desde el proyecto San Jorge, tan polémico como ambicioso, renuevan sus esperanzas de poder instalarse en Mendoza con la elección de Alfredo Cornejo como futuro gobernador.
El proyecto minero San Jorge pasó por varias etapas y ha intentado transformarse para conseguir la bendición social de los mendocinos, pero por ahora no ha podido extraer “ni una piedra” del territorio provincial.
Recordemos que en 2011 la Legislatura le bajó el pulgar a la iniciativa y en 2013 la firma Solway Group compró San Jorge, por lo que volvió a presentar la idea con algunas modificaciones sustanciales.
Si bien en un primer momento la idea de San Jorge era extraer oro en Uspallata, tras el rechazo legislativo ahora la forma, tal como anunció y explicó Sitio Andino, quiere llevarse las rocas de Mendoza para realizar los procesos químicos en San Juan. “De esa forma no se violaría la ley 7.722”, aclaran.
Sin embargo el nuevo proyecto tampoco ha tenido demasiados avances, según explicaron los propios directivos de la firma. Por esto, esperan que el futuro gobernador Alfredo Cornejo “deje de lado cuestiones políticas y analice la iniciativa de forma objetiva e igualitaria”.
Renovamos las expectativas con el futuro gobernador, de la misma forma que las tuvimos con Francisco Pérez. No hemos tenido conversaciones con Cornejo, nada en particular, pero tenemos expectativas”, relató Fabián Gregorio, presidente de Minera San Jorge.
“Avances significativos no hemos tenido en estos últimos meses. Esto no es por nosotros, ya que tenemos todo listo para empezar. Falta la decisión política para avanzar con el proyecto minero en la provincia”, añadió Gregorio a este medio.
Un dato a tener en cuenta es que para San Jorge el nuevo proyecto no debería pasar por la Legislatura, lugar donde fue bochado el plan inicial, ya que “al no realizar los procesos químicos en la provincia bastaría sólo con la aprobación del impacto ambiental. Sería sólo como una cantera, esa es nuestra interpretación”, explican desde la firma de capitales rusos.
Con el nuevo proyecto ya presentado, y si tenemos en cuenta la interpretación empresaria, sólo faltaría la firma del gobernador para que San Jorge extraiga minerales de Mendoza. “Estamos esperando el informe de impacto ambiental. Defendemos el principio de que quien puede más, puede menos. Esto significa que si nos aprobaron el expediente del proyecto inicial, que era mucho más grande, es porque estamos capacitados para realizar este”, añadió Gregorio.
Los empresarios rusos dueños de San Jorge renuevan sus expectativas con el nuevo gobierno.
En cuanto a la situación administrativa actual de San Jorge, Gregorio explicó que la minera no está tomando personal debido a que “todavía no podemos mover ni una piedra”, pero prometen hacerlo en un breve lapso de tiempo si el Ejecutivo les aprueba el proyecto. “Le hemos advertido al Gobierno en reiteradas oportunidades la potencialidad laboral y económica del plan”, aseguran los máximos directivos.
Finalmente, Gregorio resaltó que los capitales rusos que compraron San Jorge “entienden la situación de los mendocinos” y por eso no están impacientes para poder comenzar a trabajar. En tanto, el presidente de la minera aseguró que en San Juan han recibido la idea biprovincial “Con los brazos abiertos” y sólo esperan el visto bueno de Mendoza para comenzar a operar. (Sitio Andino, Mendoza, 28/07/15)