EditorialRN

Pelambres pide que actue un organismo binacional

Pelambres pide que actúe un organismo binacional

La minera chilena Los Pelambres ayer hizo el primer movimiento en su defensa tras la denuncia en su contra por tirar residuos potencialmente contaminantes en San Juan. Los abogados de la empresa presentaron un planteo con el que apuntan a que intervenga un organismo binacional (integrado por peritos de ambos países) para que deje en claro si los residuos están del lado argentino o chileno, alegando cierta falta de claridad en los límites. El argumento es que Los Pelambres construyó la escombrera (que está en suelo calingastino) con autorización del Estado trasandino, entendiendo que se trataba de su territorio. Sin embargo, la firma Glencore, que explota el emprendimiento El Pachón, tiene la concesión del área damnificada y es quien realizó tanto una demanda civil como una denuncia penal.
La presentación fue hecha por el abogado Fernando Echegaray y el escrito resalta que la Justicia Federal argentina no tiene jurisdicción en la disputa, la cual debe resolverse en instancias binacionales acordadas entre ambos países. El juez Leopoldo Rago Gallo, del Juzgado Federal Nº 2, deberá decidir si acepta o no la presentación. Si la rechaza, el magistrado seguirá con la investigación. En cambio, si le hace lugar se debe disparar el mecanismo de selección, a través de las Cancillerías de los 2 países, de peritos que conformen el ente binacional para aclarar cualquier diferencia en los límites. En el caso que se diera este último ejemplo, si los residuos están del lado argentino, seguirá su marcha la causa en la Justicia Federal. Ahora, si la escombrera se encuentra del lado trasandino, se abrirían interrogantes sobre la concesión otorgada a Glencore. El tema de los límites es un viejo argumento de Los Pelambres, pero la zona en cuestión no ha estado en disputa y no ha sido modificada, por lo que el planteo se encamina a ser rechazado, explicaron fuentes cercanas al caso.
La puja se disparó en 2014, cuando Glencore demandó a Los Pelambres porque entre 2004 y 2011 utilizó como botadero de estériles (rocas con bajo o nulo contenido de mineral) una zona en territorio argentino. Un informe elaborado por una consultora para Glencore reveló que se depositó material con contenido ácido, que han desaparecido total y parcialmente lagunas por el avance de la escombrera y que se están secando vegas (terreno húmedo). El estudio señala que cuando todas estas se sequen, dejarán de contener el material ácido y que llegará hasta el Río Carnicería, que termina alimentando al San Juan. Por su parte, Los Pelambres informó que presentó un informe realizado por delegados de ambos países que indica que de las muestras tomadas, en enero de este año, no hay signos de contaminación.  
Causa civil
Glencore demandó a Los Pelambres por armar una escombrera de unas 50 millones de toneladas de roca estéril del lado argentino. Sin resolver la cuestión de fondo, el juez Miguel Gálvez dictó una medida cautelar para que la firma chilena remedie los residuos.  
En Números
52,8: Son las hectáreas que ocupa la escombrera, mientras que la superficie ocupada por lagunas bajó de 18,5 a 13,2 hectáreas, según un informe que tiene Glencore (Diario de Cuyo, San Juan, 01/07/15)