EditorialRN

Nuevos yacimientos hallados en Escocia podrían desencadenar otra fiebre del oro

Nuevos yacimientos hallados en Escocia podrían desencadenar otra fiebre del oro

Escocia podría convertirse en la California de 1847 o la Australia de 1851 y protagonizar una nueva fiebre del oro en plena Europa del siglo XXI. Los recientes hallazgos de importantes depósitos de oro en su territorio han despertado el interés de diversas compañías mineras, que están evaluando el potencial de los nuevos yacimientos.
Según el diario británico Daily Star, recientes exploraciones han permitido hallar importantes depósitos de oro en territorio escocés (valorados en más de 300 millones de libras, u$s 393 M), que han atraído la atención de diversas compañías mineras.
Una de estas compañías es Erris Resources, una empresa dedicada a la exploración y consultoría minera, desde donde destacan el “excelente potencial” de las áreas que rodean el condado de Perthshire. Las muestras extraídas en la histórica mina de Ardtalnaig han revelado la presencia de metales como oro, plata, plomo y cinc.
La compañía también ha tomado muestras en Glen Almond (en la imagen), en las que se ha detectado una alta concentración de oro.
Según Anton du Plessis, CEO de Erris Resources, “nuestro objetivo es encontrar un yacimiento de 250.000 onzas de oro [7,8 Tm], de escala similar al de Cononish, cuya mina de oro pronto entrará en fase de producción. De momento, hemos localizado algunos afloramientos rocosos con un alto grado de mineralización en oro, lo que nos ha animado a seguir explorando la zona”.
Desde la compañía aseguran que los últimos resultados y el trabajo de campo que han llevado a cabo durante el mes pasado, cuando las condiciones meteorológicas lo han permitido, han obtenido excelentes resultados y dejan ver el potencial de zonas como Glen Almond y Ardtalnaig de cara a futuras explotaciones mineras.
Los recientes hallazgos de depósitos de oro en territorio escocés han alimentado la especulación de que pudiera producirse una nueva fiebre de oro en la zona, como la que tuvo lugar en el año 2000, cuando los rumores sobre la existencia de valiosos yacimientos de oro atrajeron una gran actividad minera a la zona.
El pasado mes de julio, un equipo de investigadores de la Universidad de Leeds descubrió una pepita de oro de 10 gramos en Glen Almond, además de 77 granos de oro puro al cribar la arena de un arroyo cercano.
Las noticias de estos descubrimientos se expanden con rapidez, hasta el punto de que la Policía detuvo el pasado mes de abril a varios individuos que estaban buscando pepitas de oro en la zona de The Birks of Aberfeldy, un sendero turístico en Perthshire que recibe su nombre de un poema de Robert Burns, poeta nacional de Escocia.
El pasado año, Erris Resources firmó una opción de compra del 80% de un proyecto destinado a explorar dos sitios en la ribera sur de Loch Tay (el mayor lago de Perthshire), entre Kenmore y Killin, en un área destinada a la exploración de oro de 237 kilómetros cuadrados.
La compañía GreenOre Gold, que firmó el acuerdo con Erris Resources, ya ha tomado muestras de roca en la zona, situada a 40 kilómetros de la mina de Cononish, propiedad de Scotgold, que está muy cerca de comenzar a extraer oro. (Oro Información)