EditorialRN

El paladio gana brillo como posibilidad de activo de refugio

El paladio gana brillo como posibilidad de activo de refugio

El precio del paladio se disparó en el último tiempo en los mercados mundiales de materias primas. Aunque ayer tuvo una baja (probablemente por toma de ganancias) aumentó más del 25% solo en las últimas dos semanas, y casi se duplicó en valor en el último año.
El lunes registraba un valor de u$s 2.500 la onza (28,3 gramos), más costosa que el oro. Según un artículo de la BBC, es poco probable que las presiones que hacen subir su precio disminuyan pronto. El informe explica qué es el paladio y para qué se usa.
La nueva joya
Es un metal blanco brillante en el mismo grupo que el platino, junto con rutenio, rodio, osmio e iridio. La mayoría del paladio del mundo proviene de Rusia y Sudáfrica. La mayor parte se extrae como un subproducto en la minería de otros metales, generalmente platino y níquel.
Su uso comercial clave es como un componente crítico en los convertidores catalíticos, una parte del sistema de escape de un automóvil que controla las emisiones, que se encuentra principalmente en vehículos de gasolina e híbridos. La gran mayoría del paladio, más del 80%, se usa en estos dispositivos que convierten los gases tóxicos, como el monóxido de carbono y el dióxido de nitrógeno, en nitrógeno, dióxido de carbono y vapor de agua menos dañinos.
La suba en el precio, según los especialistas de la BBC, se debe a que la demanda de paladio supera la oferta, y esto sucede desde hace tiempo. Se pronostica que la cantidad total de metal producido en 2019 arrojará una cifra inferior a la demanda mundial por octavo año consecutivo.
Como producto secundario de la extracción de platino y níquel, los mineros tienen menos flexibilidad para aumentar la producción de paladio en respuesta al aumento de los precios. Al parecer, ese déficit continuará, ya que Sudáfrica, que produce alrededor del 40% del suministro mundial, dijo la semana pasada que su producción de metales del grupo del platino, incluido el paladio, cayó un 13,5%.
Mientras tanto, la demanda de paladio por parte de los fabricantes de automóviles ha aumentado considerablemente por varias razones. En todo el mundo, los gobiernos, especialmente China, están endureciendo las regulaciones mientras intentan abordar la contaminación del aire de los vehículos de gasolina. El escándalo de las emisiones de diesel en Europa también tuvo impacto, alejando a los consumidores de los coches diésel, que en su mayoría usan platino en sus convertidores.
Por último, el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China también impulsó los precios. Los comerciantes esperan que ayude a aliviar la presión a la baja sobre el crecimiento económico mundial y a frenar la disminución de las ventas de automóviles chinos. (Bae Negocios, Buenos Aires, 22/01/2020)