EditorialRN

Testimonio en Antofagasta: "Esto antes era todo lindo y verde"

Testimonio en Antofagasta: "Esto antes era todo lindo y verde"

Catamarca. La organización Pucará (Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación) grabó un video que recoge el testimonio de Camilo Condorí, integrante de la familia que vive más cerca de la empresa Livent, que explota el yacimiento de litio del Salar del Hombre Muerto. Condorí y su familia vivieron durante muchos años en su propia vivienda, en un lugar que ellos habían elegido por distintos criterios como la ubicación, la sombra, la cercanía del agua y las vegas.
Esa propiedad que habían construido con mucho esmero fue destruida para llevar a cabo la construcción de un dique. Según relató Manuel Fontenla, miembro de Pucará, la empresa le había prometido a la familia de Condorí que les entregarían una nueva vivienda. En su lugar les dieron "una especie de caja de chapa con apariencia de container", dijo en alusión al módulo habitacional que se entregó. Pucará se refirió a la "vivienda" como un módulo que "contamina el paisaje, que no responde a las necesidades de sus habitantes, que ignora y desconoce los modos de construcción del lugar y sus necesidades. Esto es lo que ofrece Livent: un insulto a la dignidad de los habitantes del Salar del Hombre Muerto". En el testimonio del video, Camilo Condorí relató que la empresa Livent no ayuda a la comunidad atravesada por su explotación.
Para reforzar su relato, mostró las vegas secas y aseguró que antes tenían agua. También comentó que de ahí solían comer los animales. Según contó el lugareño, en esa zona antes había abundante vegetación. "Antes se podía criar de todo: ovejas, llamas", añadió. Además, Camilo expresó que no ve un buen futuro para los habitantes del lugar. En este contexto, aseguró que su mirada "es pesimista" en relación con la alimentación de los animales. Según detalló, ya casi no les queda de dónde comer y tampoco tienen de dónde beber agua.
Pucará
La organización se encarga de dar espacio a los reclamos de la gente afectada por la minería. Según contaron los ambientalistas en una manifestación contra la contaminación del agua, las empresas que se dedican al extractivismo "suelen negociar con las familias perjudicadas para ocupar sus zonas, pero los acuerdos terminan llevándose a cabo en términos de desigualdad y a cambio dan mucho menos de lo que obtienen". (El Ancasti, Catamarca, 14/01/2020)