EditorialRN

Por la paralizacion de casposo cayeron un 20% las ventas en los comercios de calingasta

Por la paralización de casposo cayeron un 20% las ventas en los comercios de calingasta

Luego del reclamo de extrabajadores autoconvocados por la falta de fuentes de trabajo en Calingasta, los prestadores de servicios mineros y comerciantes del departamento manifestaron su preocupación por la difícil situación que pasa la comuna y advirtieron que desde que se paralizó la producción de la Mina Casposo cayeron un 20% las ventas.
Además muchos de ellos debieron despedir personal ya que dejaron de prestar los servicios que la mina requería en su etapa de plena producción.
“Desde que se paralizó Casposo, mi empresa que tenía 31 empleados se quedó con 3. Por ejemplo las combis que llevaban gente a Casposo ahora están trabajando con los paneles solares en Tocota con una ruta en mal estado. De tres combis funciona una y hay otros prestadores de servicios tienen sus vehículos parados en casa”, informó el presidente de la Cámara de Prestadores Mineros del departamento, Alfredo Amin en comunicación con Canal 35 HD.
“La situación actual es compleja y de alto nerviosismo porque hay un gran número de extrabajadores que ya percibieron sus indemnizaciones y ahora no pueden insertarse en el mercado laboral. Yo estuve reunido con los extrabajadores el lunes, ellos han estado en contacto con el intendente Jorge Castañeda y nosotros también buscando alternativas porque si nos dan trabajo a nosotros, es una cadena y nosotros les damos trabajo a ellos. Por ahora hay algunas respuestas y entiendo que la situación es mala en el país mala, en la provincia pero Calingasta perdió una mina y era lógico y sabíamos que esto iba a suceder”, agregó Amin.
El empresario explicó que eran 15 prestadores propios del departamento los que trabajan con Casposo y sumaban unos 80 subcontratados. “Esto impactaba fuertemente en la economía en la zona de la villa de Calingasta principalmente”, definió.
Además desde el 2015 cuando se cierra la mina, de los 500 empleados originales mantiene 350 y hasta que cierra de todo ese universo eran 300 calingastinos aproximadamente.
“Estos trabajadores necesitan una respuesta ya. Seguramente el empresario lo puede ver y absolver pero Calingasta está entrando en un transe complicado y lo sabe el intendente, y entiendo que deben estar esperando al gobernador para hablar este tema”, dijo Amin.
En tal sentido, aseguró que “bajaron mucho las ventas, en un 20% aproximadamente. Todos los trabajadores cobraban muy buen sueldo y le daban un movimiento económico a Calingasta que hacia que los negocios se mantuvieron muy bien. Nosotros tenemos 6 empleados y ahora estamos haciendo paradas intermitentes con ellos y este mes hemos decidido darle vacaciones para no tener que pararlos definitivamente”. (Diario El Zonda, San Juan)