EditorialRN

La Cooperativa Elrctrica de Trelew pierde casi $ 7 M por mes

La Cooperativa Eléctrica de Trelew pierde casi $ 7 M por mes

Chubut. La Cooperativa Eléctrica de Trelew y el Comité de Emergencia de los Servicios Públicos presentaron el “Plan de Normalización Financiera” para ordenar las cuentas en un plazo de dos años y fundar las bases de una empresa sustentable. El programa incluye obligaciones internas, redefinición de gastos, cancelaciones de deudas, actualización tarifaria y control de gasto laboral que permita llegar a la autogestión.
Ante el intendente Máximo Pérez Catán y en la Sala de Capacitación de la Cooperativa, la exposición estuvo a cargo de especialistas que trabajaron en el armado de un esquema que permitirá –según el comunicado oficial- optimizar el funcionamiento de la prestataria. Además estuvieron su presidente, Pablo Korn; el Consejo de Administración, y el Comité de Emergencia que conduce Martín Castillo, entre otros.
La disertación del grupo de profesionales incluyó un detallado análisis sobre la situación de la Cooperativa y marcó cuáles serán los sectores que deberán comprometerse en su cumplimiento: Consejo de Administración y Presidencia de la Cooperativa, gerentes y jefes, Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, OMRESP y el Sindicato Regional de Luz y Fuerza. El veedor será el Comité de Emergencia.
Decisiones
“Tenemos que tomar decisiones que permitan pensar en una Cooperativa sustentable”, enfatizó Korn en la apertura de la exposición. “Es momento de tomar decisiones que nos den garantías que en el futuro se puedan prestar los servicios”. El plan fue realizado por técnicos con “vasta experiencia en empresas energéticas y recursos humanos, y no tiene nada que ver con cuestiones políticas”, dijo Korn.
Al equipo lo componen el ingeniero Eduardo Flores; contabilidad, contadora Rosa González; Recursos Humanos, Bruno Di Paolo y la psicóloga Irene Ercoli, y el ingeniero Luciano Di Paolo en planeamiento.
Se busca “reorganizar y profesionalizar la conducción de la empresa con, al menos, un gerente general, un gerente de Administración y Finanzas y un gerente de Recursos Humanos. Además implementar manuales de normas y procedimientos auditables y llevar al final de los dos años a la Cooperativa a una estructura de costos atada a los ingresos”.
Aumentos trimestrales
Un punto central del proyecto es “asegurar que la Cooperativa reciba aumentos trimestrales de 5% en el primer año y 6% el segundo año de la facturación para afrontar la situación de crisis y el atraso tarifario”. También se deberá establecer una fórmula de ajuste de precios “dependiente de la inflación en los consumibles y las inversiones de la Cooperativa y del mercado laboral de la región”.
Hoy a la empresa ingresan $ 19,9 M pero gasta $ 26,3 M. “Sólo el personal se lleva el 80% de los ingresos y el gasto operativo el 27%. La deuda al 31 de mayo es de $ 435,5 M”. Según el parte de prensa, “por eso se requiere aplicar un plan que defina garantías financieras para poder seguir prestando servicios.
El Plan incluye redefinir gastos de personal, que deberían ser del 45%, y el resto dividirlo entre gastos operativos (15%), gastos administrativos y de comercialización (5%), capacitación y certificación de competencia (1%), otros egresos (15%), cancelación de deudas (15%) y un fondo de previsión para grandes inversiones (4%).
Esta estructura requerirá implementar un sistema de gestión por presupuesto anual, generar procedimiento de compras con cadena de firmas y auditar todos los gastos de un año para atrás; también replantear deudas revisando y postergando pagos de deudas anteriores y cumpliendo los futuros y, postergar 12 meses más los pagos relativos a Cammesa.
Menos sueldos
En cuanto a mejorar la economía interna, se buscará afectar lo menos posible al personal y su salario. La disertación dejó en claro que “habrá un control en el costo laboral”. Se le ofrecerá al personal un Plan Integral Laboral que integrará programas para empleados jóvenes que podrán no asistir un día a la semana con una reducción del 25% en su sueldo.
También se ofrecerá un plan para Emprendedores para los empleados que quieran terminar una carrera o bien iniciar una actividad particular, permitiendo que no asistan al trabajo por un año reduciendo su sueldo al 50%. Y finalmente el plan “Disfrutar Antes”, permitiendo que el trabajador que le resta entre 1 y 3 años para jubilarse deje de asistir a su función resignando el 30% de sus haberes.
El proyecto buscará impactar lo menos posible al empleado, reduciendo la masa salarial en al menos un 30% teniendo en cuenta el impacto que hoy genera ese gasto.
“Tienen que existir límites”, se indicó y “esto en el plan está bien marcado. Vamos a tener que limitar nuevos ingresos de personal y si hay casos indispensables deberán ser aprobados por el Comité de Emergencia”.
Llegar a agosto
El programa requiere reducir gastos y deudas y para ello se debe tratar todo lo que es considerado dentro del arco de los egresos operativos.
“Esto permitirá llegar a un agosto de 2015 preparados para afrontar razonablemente el segundo año del plan, con una Cooperativa más estabilizada”, explicó Di Paolo. “Si no logramos implementar lo que decimos la Cooperativa va a entrar en un concurso de acreedores, en una presentación de empresa en crisis si no se logra implementar estas acciones. Esto es una realidad”, remarcó Korn. Los especialistas indicaron que con este plan de ajustes y mejora en la condición de ingresos “podrá reducir en dos años prácticamente la mitad la deuda de la Cooperativa. Pero es necesario construir una empresa y tenemos que ejercer un cambio cultural”.
Tras la explicación del programa, Korn expresó que “la situación es difícil. Sería más fácil avanzar en otro camino y perder a la Cooperativa. Pero hay que pararse firme y conseguir el aval de todos los sectores. Todos tenemos que estar de acuerdo para tratar de salvar a la empresa”.
“No hacer nada”
En el debate, Pérez Catán consideró que “un camino es no hacer nada y después vemos quién presta los servicios. Pero la otra opción es ver cómo lo reactivamos y para ello tiene que haber tarifa porque si no, no hay plan de salvataje que valga”.
“Todos tenemos que estar de acuerdo: el municipio, concejales, los usuarios y el gremio. Todos tenemos que ser parte de este plan”, manifestó el intendente. El presidente del Comité de Emergencia, Martín Castillo, precisó que la Cooperativa debe estar “gerenciada” y el plan refleja “la posibilidad de administrar correctamente. Estamos tratando de llegar al equilibrio con un equipo que pueda llevar adelante esta empresa”. (Diario Jornada, Chubut)