EditorialRN

Aceros Zapla frenó inversiones y paró la producción de la planta por hostigamiento

Aceros Zapla frenó inversiones y paró la producción de la planta por hostigamiento

A comienzos de abril el gerente de planta de Aceros Zapla, Eduardo Dudziak, presentó al ministro Gabriel Romarovsky una nota dirigida al Gobierno jujeño informando la decisión que tomó la empresa de "frenar el plan de inversiones" como respuesta al "asedio y la hostilidad" de la Secretaría de Trabajo de la provincia, que –denunció– afecta el normal desenvolvimiento de la empresa, a partir de la infinidad de inspecciones que le realizan: 54 inspecciones en un año.
Fuentes de la siderúrgica instalada en Palpalá que fueron consultadas por el portal El Libertario.com aclararon que están "dispuestas a dar cumplimiento a las normas de seguridad e higiene y a realizar todas aquellas mejoras o adecuaciones que la Secretaría de Trabajo Provincial considere que deban realizarse, pero siempre en un marco de razonabilidad, coherencia y sentido común".
Informantes de la acería ratificaron el documento que le cursaron al ministro de Producción provincial, en el que anticiparon que "el plan de inversiones previsto por la empresa se encuentra actualmente paralizado" y realiza una detallada descripción de las actitudes hostiles dirigidas hacia la empresa.
También informa a las máximas autoridades provinciales que como consecuencia del paro de 35 días del año pasado debieron mudarse a la provincia de Córdoba importantes inversiones en infraestructura y equipamientos, como una planta para fabricar durmientes de hormigón y una planta de ejes para ferrocarril, todo lo cual significa la pérdida de puestos de trabajo en Palpalá.
Inspecciones reiteradas
Según la empresa, las inspecciones fueron realizadas de modo ciertamente irregular, sin preaviso y sin la participación de la empresa y los trabajadores. "Hasta ahora en todas las inspecciones realizadas –fueron 54 en el último año– siempre nos enteramos de las anormalidades a través de las actas que no se confeccionan el día de la inspección sino que nos llegan en días posteriores y algunas veces pasada más de una semana", indicó.
Por otro lado, en la nota a las autoridades provinciales se vuelve a plantear el problema de la falta de energía para producir. "Debemos tener presente también que habiendo hecho inversiones por más de u$s 50 M y alcanzando con ello una capacidad instalada para producir 180.000 toneladas/año sólo podemos trabajar al 37% de ella, debido a que no disponemos de energía eléctrica suficiente para poder trabajar simultáneamente en los 3 turnos productivos y lo hacemos trabajando alternadamente teniendo siempre turnos que directamente no trabajan".
La compañía indicó que dentro del Plan de Inversiones para realizar en Palpalá "teníamos prevista la instalación de un nuevo Horno Eléctrico de 40 toneladas del que ya se han pagado con recursos propios la suma de 1.700.000 euros, pero ahora se encuentra paralizado. En igual situación se encuentra un nuevo horno de vacío, destinado a la producción de aceros especiales para la industria automotriz, cuya construcción hemos demorado. También teníamos la firme intención de poner en marcha la primera planta de fabricación de bolas de molino de la Argentina, pero lo hemos discontinuado", informaron desde la empresa. (InfoBAE, Buenos Aires)