EditorialRN

Financiacion internacional y tecnologia de vanguardia

Financiación internacional y tecnología de vanguardia

San Juan. Obtener financiamiento internacional y adquirir hornos de calcinación de última tecnología fueron los puntos claves que dieron forma a la estrategia que implementa la compañía Calera San Juan para enfrentar la difícil situación económica que atraviesa la industria.
"Nosotros somos una pyme nacional y necesitábamos un crédito internacional para poder adquirir hornos de vanguardia para competir con las compañías multinacionales, y así lo hicimos. Viajamos a Europa, y luego de un gran número de reuniones conseguimos un aval suizo que funciona como garantía para llevar a un banco alemán que fue quien nos dio el crédito de u$s 7 M a diez años, con dos años de gracia y con una tasa del 2% anual", explicó Raúl Cabanay, gerente de la calera.
A su vez, la compañía continuó solicitando créditos a nivel nacional y provincial para completar su plan de modernización integral de planta, cuya inversión superó los u$s 10 M. El nuevo horno Mertz adquirido por la calera utiliza tecnología suiza e implicará poner en funcionamiento el mejor sistema de calcinación que existe en el mundo, aportando 300 toneladas más de cal por día y permitiendo ahorrar entre un 25 y un 30% de combustible.
El proceso casi automático del novedoso horno brinda una gran confiabilidad en materia operativa. A su vez, puede ser abastecido por gas, petco (combustible alternativo) o un mix entre ambos si es necesario. "Siempre hemos tenido el problema de cortes de gas durante el invierno -dijo el empresario-, por eso resultaba fundamental un horno de esta capacidad que pudiera ser abastecido con combustible alternativo. A su vez, es regenerativo, mientras que a una cuba ingresa piedra fresca, la otra cuba calcina y los gases recirculan por el sistema pre-calentando la piedra que ingresa, mientras que los humos superan apenas los 100 grados", dijo el ejecutivo.
El gerente de la compañía calera también explicó que cuando los fondos no fueron suficientes para mantener la inversión solicitó dinero a sus propios clientes. "Hablé con las empresas a las que les vendemos muchas toneladas de cal al mes. Los convencimos que esta inversión les iba a ayudar a ellos también en materia de calidad del producto. En la industria debemos vincularnos con nuestros proveedores, debemos preocuparnos por ellos. De esta manera se genera un circuito productivo de apoyo constante que funciona como una línea de empuje para todos los artistas del sector económico que se trate", concluyó Cabanay.
Cifras
160 es la cantidad de personas que trabajan diariamente en la planta que Calera San Juan opera en la localidad de Los Berros. (Diario de Cuyo, San Juan, 13/09/18)