EditorialRN

La apuesta de crecer junto a Vaca Muerta

La apuesta de crecer junto a Vaca Muerta

Cada vez son más las empresas nacionales que deciden instalar sus sucursales o asociarse con otras en Neuquén atraídas por la actividad de Vaca Muerta. Para una industria como la del petróleo y el gas, donde se exige rapidez en la atención, estar cerca significa ahorro de tiempo para las operadoras y posibilidades de negocio para las proveedoras.
Indave SA es una empresa radicada en Berazategui, provincia de Buenos Aires, especializada desde hace 15 años en la venta de válvulas esféricas para la conducción de fluidos, principalmente de gas y petróleo. En 2014 abrió sus puertas Indave Patagónico en Neuquén para atender la demanda petrolera.
“Estamos muy encima de las necesidades del cliente y eso permite que nos elijan incluso en momentos de baja de actividad y cuando todos buscan achicar gastos”, señaló Pablo Jerez, presidente de Indave Patagónico.
“Somos los únicos fabricantes en el área de válvulas de 10.000 PSI y otras para situaciones de mucha criticidad”, agregó.
“Hacemos el servicio de posventa, que es algo fundamental para atender al cliente de manera integral y brindamos cerca de 20 capacitaciones por año tanto en yacimientos como en nuestro local, donde tenemos lugares especialmente acondicionados”, detalló y precisó que los cursos son gratuitos “porque la única intención es aportar mejoras constantes para el sector”.
El directivo comentó que desde que están en Neuquén vivieron el final del primer auge de Vaca Muerta, con la caída de la cotización del barril de petróleo.
“Sufrimos, como todos, esa baja de la actividad pero la pudimos sobrellevar apostando a la calidad, que es algo que los clientes también aprecian, más allá del precio de cotización”, aseguró.
“Los dos años anteriores fueron muy duros, nos costó mantener la estructura pero no despedimos personal, al contrario, sumamos gente en las áreas de calidad, certificación y administración”, indicó Jerez. El directivo agregó que “esperamos un 2018 más próspero porque tenemos varios proyectos en cotización y hay muchos anuncios de inversiones”.
En este sentido, dijo que el yacimiento Fortín de Piedra –de la petrolera Tecpetrol– “es un proyecto de una magnitud inmensa que certifica este crecimiento y afianza las posibilidades que el sector tiene en la provincia y en el país”.
Jerez señaló que “proveemos a todos los sectores de la industria, incluso al frutícola, aunque está muy deprimido últimamente”, pero aseguró que el mayor porcentaje de su negocio es la industria petrolera y minera. “Trabajamos tanto con operadoras como con empresas de servicios”, comentó.
La empresa cuenta con la certificación de la norma ISO 9001 versión 2015 y está inscripta como proveedor de YPF, Tecpetrol y Shell entre otras grandes operadoras.
En números
9001 es la última certificación que la firma alcanzó en las normas de la Organización Internacional de Normalización (ISO).
20 son los cursos que por año dicta la empresa tanto en su sede como en yacimientos.
Pablo Jerez nació hace 38 años en Caleta Olivia, Santa Cruz. Como tantos jóvenes del interior se fue a Buenos Aires a estudiar, en este caso la licenciatura en Relaciones Públicas.
“Mis padres son de Plaza Huincul y me di cuenta que Neuquén es mi lugar en el mundo, por eso vine aquí para iniciar este proyecto de Indave Patagónico”, explicó.
Junto con su socio Jorge Rodríguez, oriundo de Zapala, comenzaron con la actividad hace cuatro años.
Indave es integrante de la Cámara Argentina de Proveedores de la Industria Petro-Energética (Capipe), cuya labor Jerez ponderó para “afrontar en forma conjunta los desafíos que hoy tienen las pequeñas y medianas empresas del sector”.
“En la última exposición de la cámara realizada en Neuquén compartimos un stand con otras cinco empresas. Es algo innovador porque en algunos casos somos competidores, pero es una buena forma de brindar mejor información a los clientes, y eso en definitiva nos beneficia a todos”, comentó.
Justamente señaló como un problema común de todas las pymes el acceso al financiamiento. “Es imposible actualmente obtener buenas tasas en un crédito para el crecimiento de la empresa, por lo que tratamos de financiarnos con capital propio. Sería bueno que se encuentre alguna solución porque esperamos para lo que resta del año y el 2019 un fuerte crecimiento del sector”, finalizó. (Diario Río Negro, Río Negro)